Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Por la memoria colectiva de un pueblo

  • Víctor Manuel Asin
  • Leticia Balbuena
  • Juan José Caballero
  • Javier Cirauqui
  • José Luis Erramuzpe
  • Juana Goñi Uli
  • Ricardo Gurbindo
  • Pello Iraizoz
  • Mari Jose Lesaca
  • Oskar Montero y otros 48 firmantes más
Publicado el 19/01/2022 a las 07:36
Nuevamente nos encontramos con que el desbordamiento del río Arga ha generado un número considerable de daños en bienes de titularidad tanto pública como particular. Es evidente que en esta ocasión la magnitud de la riada ha sido mayor por lo que, en consecuencia, su impacto negativo también se ha visto incrementado. Ante ello, no cabe sino esperar que la reparación de los desperfectos ocasionados se lleve a cabo con la mayor celeridad posible. Sin embargo, el efecto causado por este siniestro en un alto porcentaje de la documentación histórica del Archivo Municipal de Burlada es algo que por desgracia tiene difícil remedio, pues su pérdida sobrepasa las implicaciones meramente materiales. Los libros de actas y de cuentas del antiguo Concejo, así como las ordenanzas dictadas, los pleitos en los que éste se vio envuelto o los expedientes administrativos producidos por dicho órgano local a lo largo de su existencia constituyen el testimonio más fidedigno de la vida cotidiana de los burladeses de antaño, de ahí que su desaparición conlleve inevitablemente la merma de una parte importante de la memoria colectiva de un pueblo. Ante esta situación, diferentes personas, interesadas y comprometidas de un modo u otro con este acervo común, queremos manifestar nuestra preocupación ante lo sucedido y solicitar al Ayuntamiento de Burlada que tome una serie de medidas al respecto. En primer lugar, nos parece necesaria la asunción de responsabilidades por parte de la principal institución local. En este sentido, sería conveniente que se expusiera públicamente en base a qué criterios archivísticos se procedió al traslado de los legajos a una ubicación tan poco recomendable y si en algún momento se siguieron las pautas e instrucciones establecidas a este respecto por los organismos competentes en la materia. Por lo demás, no hay duda de que no podemos permitirnos cometer otra vez el mismo error. Así pues, instamos a que, con la debida diligencia y el asesoramiento de especialistas capacitados, se estudie el emplazamiento más apropiado para la instalación y conservación de los materiales no afectados y aquellos otros dañados que ahora puedan ser restaurados. Por otro lado, hay que tener en cuenta que un archivo no solo tiene como misión organizar y conservar sus documentos, también es función suya poner éstos a disposición de la ciudadanía, aspecto éste que tampoco resultaba factible al cien por cien con la anterior organización.
En definitiva, solicitamos que el patrimonio documental de Burlada sea objeto de la atención que se merece, disponiendo para ello de unas instalaciones y de unos recursos materiales al igual que humanos suficientes para su adecuada organización, conservación y difusión. Esperamos una respuesta acorde con las circunstancias y que la desidia padecida a lo largo del tiempo por estos testimonios documentales del pasado deje paso a una nueva política de los gobiernos municipales para con el legado histórico local.
Víctor Manuel Asin, Leticia Balbuena, Juan José Caballero, Javier Cirauqui, José Luis Erramuzpe, Juana Goñi Uli, Ricardo Gurbindo, Pello Iraizoz, Mari Jose Lesaca, Oskar Montero y otros 48 firmantes más.
volver arriba

Activar Notificaciones