Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Réplica a Jaime Ignacio del Burgo

  • Geoffroy Huard
Publicado el 19/01/2022 a las 07:38
El señor Jaime Ignacio del Burgo publicó el día 14 de enero en el Diario de Navarra un artículo de opinión para criticar algunas de las tesis que yo, supuestamente, defendería en el informe que he realizado para el Gobierno de Navarra sobre la represión franquista contra el colectivo LGBTI+. En efecto, basándose en una breve nota de prensa del Gobierno, el antiguo presidente de la Diputación Foral de Navarra critica la idea del exilio de los homosexuales porque el contexto internacional era desfavorable, en particular en los regímenes comunistas (con el sempiterno ejemplo de la Cuba castrista para desacreditar el comunismo). Por ello, el señor del Burgo cree que mi trabajo es “una manipulación” porque carecería a su juicio de esa contextualización.
Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Tanto en el informe como en dos libros anteriores, Los invertidos (2021) y Los antisociales (2014) demuestro precisamente que en todos los países occidentales se condenaba la homosexualidad. La dictadura franquista no era una excepción a nivel internacional. Véase por ejemplo la caza de brujas contra los homosexuales en la era de McCarthy en los 50 en Estados Unidos, la subenmienda Mirguet en 1960 en Francia, etc. Ahora bien, hubo en España una diferencia de grado importante, pues existió en las condenas un marcado sesgo clasista. No he tratado de negar la represión de los homosexuales en todos los países en la misma época, sino de establecer, basándome en fuentes sólidas, las características precisas de la represión de aquel régimen dictatorial en España. Por consiguiente, tras la lección de historia del señor Jaime Ignacio del Burgo, le invitaría yo a otra lección mucho más simple: sería necesario leer un libro (o un informe en este caso) antes de comentarlo y manipular sus conclusiones como si fuera un artificio ideológico pues, finalmente, parece que la manipulación ideológica no se sitúa donde se pensaba inicialmente.
Geoffroy Huard
volver arriba

Activar Notificaciones