Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Mascarillas, Sanfermines y villavesas

  • Luis Landa El Busto
Publicado el 27/06/2022 a las 07:08
Después de dos años y medio de pandemia, hemos ido adaptándonos a las indicaciones dadas por Sanidad con referencia a las mascarillas.
Al final conseguimos desprendernos del disfraz en la mayoría de los lugares, pero han quedado espacios que no es fácil justificar. Nos parece bien mantenerlas en los centros de salud pero, ¿qué sentido tiene entrar en el trabajo, bares, discotecas, reuniones o conferencias sin careta y sin embargo hay que ponerse en algunos sitios públicos? ¿Qué sentido tiene no llevarla en los coches particulares con personas de distinto núcleo familiar y, por el contrario, nos la colocamos en los trenes, buses urbanos y de línea? Pero, en el título del escrito está el quid de la cuestión. Decía el escritor Mendoza que no es fácil hacer tres cosas al mismo tiempo, porque nuestra mente no capta con agilidad varias acciones. En nuestro caso, mascarillas, sanfermines y villavesas entran en contradicción. Estamos a las puertas de la gran fiesta y desde la municipalidad nos recomiendan dejar los coches en casa para que subamos a Pamplona en las villavesas. Es un consejo sabio, no obstante me pregunto, ¿seremos capaces de mantener en el bolsillo una mascarilla incólume de grasa o alcohol durante el jolgorio? ¿Podremos conservar, a las dos de la mañana, la careta para montarnos en el bus nocturno? Me anticipo a la respuesta: es una tarea imposible.
Los sacrificados conductores, ¿van a tener que convertirse en policías? ¿Por qué se les carga a los chóferes, que cumplen ejemplarmente su misión, la responsabilidad de enfrentarse a las personas que llevan dos copas de más? ¿Tendrá que ir un policía en cada bus? El diccionario afirma que mascarilla es un objeto o trozo de tela o papel que se coloca sobre la nariz y la boca para evitar la inhalación de ciertos gases o sustancias. Según la definición, ya tenemos el lío armado con un segundo problema. ¿Ante la pérdida del antifaz, podremos taparnos con el pañuelico rojo, el moquero o con un clínex? ¿Quién va a lidiar con la persona que se pone farruca porque cumple con la “norma”? ¿El chofer tendrá agallas para echarlo o llamará a los municipales? Las autoridades sanitarias, el ayuntamiento y la Mancomunidad, ¿no deberían suspender por quince días la obligación de ponerse mascarilla en las villavesas? De lo contrario, la polémica está servida y el pitote que se va a formar será de escándalo. Como dice el escritor Javier Marías, los mandatarios están para resolver problemas, no para aumentarlos.
Luis Landa El Busto 
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE