Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Concierto

Nil Moliner reina en el Navarra Arena con un show espectacular

El cantante catalán presentó sus canciones más conocidas en un concierto ante 3.000 personas

Ampliar Concierto de Nils Moliner en el Navarra Arena
Concierto de Nil Moliner en el Navarra ArenaJesús Caso
Actualizado el 05/03/2022 a las 08:53
Cerca de 3.000 personas corearon las canciones del músico catalán Nils Moliner en el concierto que ofreció anoche en el Navarra Arena. Un vídeo con imágenes de la niñez del cantante y su propia narración fue el chupinazo de salida para que el público, que se apretujaba en la pista, coreara a voz en grito el primer tema Se me va.
Una puesta en escena bastante espectacular le hizo encaramarse al escenario desde una pasarela central... Le dio mucho juego porque evolucionó constantemente por ella con los dos vientos (trompeta y trombón) que le seguían tras él como auténticos guardaespaldas Los músicos estaban subidos en una plataforma a mayor altura.. y desde ella subían y bajaban con constantes dibujos que ayudaban a que la sensación de espectáculo fuera mayúscula. El show Moliner cargado de 'buenrollismo' estaba servido...
Cuando sonó como cuarto tema Mi religión la locura colectiva se contagió en el Arena. Después llegó el primer impás para que otro vídeo narrado por Moliner contrastara su filosofía vital: “La música es poderosa para comunicarse y para vivir.” La vuelta al escenario dejó aparcados los efectos pirotécnicos (seis cañones de fuego) y las tres grandes pantallas de vídeo de cierre de escenario. A piano y voz, en un ambiente más íntimo, comenzó a interpretar El aire que me mata.
Y siguió con Mejor así evolucionando por la pasarela con cinco de sus músicos. Continuó con el medio tiempo y pasajes reggae con Déjame escapar, que aprovechó para hablar de la evolución de sus conciertos en Pamplona: empezó en el Subsuelo, siguió por Indara, Zentral, Baluarte, la Ciudadela y ahora en el Navarra Arena. “Pamplona, esto es acojonante”
Volvió a enloquecer al público con Cien por cien... Tras ella se encaramó por la pasarela para tocar a guitarra y voz y hablar de los refugiados y de recuperar la humanidad.... Era Tal vez. “Tal vez los sueños se puedan hacer realidad... somos parte de este mundo y solo queremos la paz”
Llegó un momento muy intenso emocionalmente porque fue al borde de la plataforma a cantar sin megafonía Soldadito de hierro. Pidió silencio total y se lo respetaron.... La última estrofa se la dejó cantar al público y la respuesta fue unánime. Gran momento,sin duda...
El espectáculo subió en intensidad emocional. Cuatro de sus músicos aparecieron en cuatro puntos de las gradas del Arena, haciendo un coro en polifónica a cuatro voces. Él apareció en la zona de la mesa de sonido tocando un set de timbales allí instalado... luego avanzó por el centro de la pista entre el público hasta el escenario. Avanzó por la pasarela y salió volando gracias a un sistema de polea practicado desde el techo. Espectacular.
A piano y voz cantó en catalán la primera parte de Som ocells que luego remató con toda la banda. Lucía su tercer cambio de vestuario... Después llegaron Por última vez y Libertad que fueron coreadas por todo el público... De nuevo los cañones de fuego hicieron de las suyas y en las tres grandes pantallas de vídeo se intercaladas imágenes del público con playas, mar, caballos a galope.....
En el súper show Moliner siguió un despliegue/descarga de la banda a ritmo de funky que Nilaprovechó para columpiarse de nuevo desde el sistema del techo. Y cuando bajó se fue a pasear entre el público... El remate lo hizo al interpretar Mis cicatrices ...
Llegó el baile total con Esperando y se dispararon los cañones de serpentinas. Agradeció que Pamplona fuera la ciudad donde se iniciaba esta gira de locura... Y si era Bailando.. en la pista todo el mundo se puso a bailar. Con Polvora llegó un final espectacular, con una lluvia de confeti blanco.... auténtico show y todo el mundo bailando.
volver arriba

Activar Notificaciones