Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Música

Muere el cantautor catalán Pau Riba i Romeva a los 73 años

Su doble disco 'Dioptria' fue escogido el mejor disco en catalán del siglo XX por la revista 'Enderrock'

Ampliar El cantautor Pau Riba
El cantautor Pau RibaMuseu d'Història de Catalunya (fotògraf: Pep Parer)
Actualizado el 06/03/2022 a las 12:07
El cantautor Pau Riba, considerado un referente de la cultura alternativa, ha fallecido a los 73 años de edad, tras anunciar en diciembre pasado que sufría un cáncer de páncreas y que el tumor no podía ser extirpado.
La conselleria de Cultura de la Generalitat ha lamentado "profundamente" la muerte de Pau Riba, que considera una "pérdida enorme", y ha mostrado su pésame a los familiares y amigos del artista.
Transgresor e iconoclasta, Pau Riba nació en Palma de Mallorca en 1948 y desarrolló la mayor parte de su carrera en Cataluña.
Riba inició su carrera en los años 60 y se convirtió en una de las voces más reconocidas de la música en catalán, con una treintena de discos, si bien también publicó una quincena de libros, entre ellos algunos poemarios.
Su álbum "Dioptria", publicado en 1970, fue considerado como el mejor disco en catalán del siglo XX por la revista musical Enderrock.
Riba tenía cinco hijos y vivía en Tiana, en la comarca barcelonesa del Maresme.
El cantautor explicó el pasado 8 de diciembre que después de seis meses de intensas molestias y tras una errónea diagnosis de dolor de origen psicosomático por parte de su doctora de cabecera, en octubre por fin fue hospitalizado con un diagnóstico de cáncer de páncreas, aunque el tumor no podía ser extirpado.
El artista empezó a someterse a sesiones de quimioterapia y gracias a la ayuda de muchos amigos, según dijo entonces, consiguió iniciar un tratamiento de hipertermia "y unos chutes de vitamina C en dosis altas" en el Institut Khuab de Barcelona que les tenían "bien esperanzados".
"Lo que me molaba más era que me curasen con frecuencias sonoras, pero ahora tampoco es posible", señaló entonces el cantante, que comentó que, por más que comía y seguía "escrupulosas pautas dietéticas", perdía un par de kilos cada semana.
"Así y todo está siendo mucho más soportable y posible gracias a las ayudas recibidas hasta ahora", subrayó Riba, que agradeció a sus amigos el apoyo que le prestaban "para conseguir que esto deje de ser oscuridad extrema".
volver arriba

Activar Notificaciones