Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Música

Jabi Izurieta, músico: “Tengo que parar, pero me siento orgulloso de tener un pequeño público”

El cantautor rock despide su carrera musical indefinidamente este domingo en el auditorio de Berriozar (18 horas, entrada gratuita con invitación).

Ampliar Jabi Izurieta, en la sala Tótem donde actuó en marzo como telonero de Depedro
Jabi Izurieta, en la sala Tótem donde actuó en marzo como telonero de DepedroS.E.
Publicado el 24/04/2022 a las 06:00
Jabi Izurieta comenzó en 2007 con la banda Los Berri Drivers, con quienes continuó hasta 2011. Después publicó en solitario con Jabiertxo Txo Pintor su álbum Aeropuertos urgentes. Con la única compañía de una guitarra y una armónica realizó más de 40 conciertos acústicos. En 2013 publicó Maldito invierno, para continuar con una gira de 50 conciertos -en formatos acústico y eléctrico- en la que llegó a tocar incluso en Sanfermines, en la plazade los Fueros y en dos ocasiones, abriendo para Los Secretos y M-Clan. Publicó en febrero de 2017 con el título de Claudia & Costello, y en octubre de 2020, en plena pandemia, público su cuarto trabajo Las luces del barro. Izurieta ha estado años moviéndose entre los terrenos del rock y la canción de autor acercándose a géneros como el country-rock y la americana. Pero se tiene que despedir de la música por diversos motivos.
Después de 15 años tiene que dejar su carrera musical…
No le quiero dar muchas vueltas pero estoy muy triste. No es por una enfermedad grave. Ha sido un cúmulo de situaciones, de salud -la diabetes y derivados- y personales, y al final me ha colapsado la cabeza. Psicológicamente no aguantaba más. Por recomendaciones médicas lo tengo que dejar.
¿Estaba en un buen momento con su último disco?
Como no tengo oficina yo he tenido que gestionarlo todo. Ese es mucho desgaste. Pero ahora tenía muy buenas perspectivas, con muchos conciertos, de entre ellos unos cuantos que en su día se aplazaron por el covid.
Las luces del barro, un último trabajo que había tenido buenas críticas y valoraciones…
Por los músicos y las condiciones con las que había trabajado yo entendía que era un gran salto respecto al disco anterior. La mitad del disco lo grabamos en Nashville, epicentro del country-rock. Nos acercábamos musicalmente al sonido y las canciones eran las que siempre habíamos querido hacer. Fue una dificultad añadida publicarlo en plena pandemia. Yo me quedé muy contento del resultado pero por distintas circunstancias no se ha podido trabajar como esperaba. Queríamos haber tocado bastante más que con el disco anterior y no ha sido así. Buscábamos un apoyo discográfico que tampoco hemos logrado, de aquellos que en un principio apostaron por mí. El disco se ha trabajado muy mal y es la espina que se me queda clavada.
Va a aprovechar para presentar su cuarto libro de poemas Del deshielo a las cenizas.
Este poemario es como el hermano pequeño del disco. Estehace referencia a experiencias personales concretas en las que pasado el tiempo me veo casi igual. Ha sido muy personal y terapéutico. El poemario se escribió en paralelo, pero se cerró bastante después. Por eso aporta poemas con otras sensibilidades. Interesó publicarlo a una editorial y por eso finalmente se cerró y ahora se presenta.
¿Va a ser un concierto de despedida especial?
Va a ser un concierto muy íntimo acompañado por piano, guitarra y armónicas, Voy a hacer canciones del último disco que están ligadas al libro y una versión muy especial para mí en estos meses pasados. Comenzaré con una charla sobre el poemario. El acto va a ser hasta cierto punto bastante informal. Sin duda va a ser muy duro para mí.
¿Mirando a su pasado y a su carrera, de que se siente más orgulloso?
De haber ido creciendo en la música poco a poco con el objetivo de acercarme lo más posible a expresar lo que sentía. Tanto en canciones como en poemas siempre he intentado describir bien lo que siento, desde un filtro muy personal, desde mi punto de vista de la vida y la sociedad.
¿Y decepciones?
Con los años he ido viviendo la experiencia de que el mundo discográfico es empresarial, un mero negocio. Si no das réditos económicos no vales. No existe el romanticismo de los años 70 y 80,cuando se apoyaba a los músicos. Es mi decepción con la música. Pero eso no quita respecto a que sé que esta es mi forma de vivir. Cuando estudiaba piano mi profesor me decía que yo era músico “y músico se es desde que te levantas hasta que te acuestas”. Aunque ahora tenga que parar indefinidamente, me siento orgulloso porque he conseguido un pequeño público muy fiel.
¿Después de la pandemia la perspectiva para la música la ve negativa o positiva?
Nosotros mismos, los músicos, no nos hemos sabido apoyar convenientemente. Los que tienen un mayor reconocimiento no han apoyado a los de menor estatus dando por ejemplo oportunidades para que les acompañaran de teloneros en sus giras. Simplemente no han querido y veo que hay clasismo en la música. Que luego no se quejen de la cultura.
volver arriba

Activar Notificaciones