Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Danza

Cuando la danza busca preguntas

El coreógrafo navarro David Pérez Villanueva desarrolla su último proyecto, ‘Staying Alive’, en una residencia artística en La Faktoria. La pieza refleja preguntas o inquietudes a través del movimiento

Ampliar David Pérez Villanueva y Oihane Vesga, ayer en La Faktoria Choreographic Center, con sede en Noáin
David Pérez Villanueva y Oihane Vesga, este martesen La Faktoria Choreographic Center, con sede en Noáincordovilla
Publicado el 27/04/2022 a las 06:00
"¿Y si fuese el cuerpo el lugar en el que se lleva a cabo un experimento, y ese experimento viniese en forma de preguntas?”. De esta premisa nace Staying alive, el nuevo proyecto del bailarín y coreógrafo navarro David Pérez Villanueva, de 41 años, que ha adoptado como nombre artístico DP Villanueva.
Durante esta semana está realizando una residencia artística en La Faktoria Choreographic Center, centro de creación coreográfica con sede en Noáin. Concebido como un dúo de media hora de duración, Staying alive se está desarrollando en colaboración con las intérpretes Oihana Vesga y Oihana Altube.
David Pérez comenzó a gestar este proyecto en febrero del año pasado gracias a Dantzan Bilaka, el programa de ayudas a la creación coreográfica del Gobierno Vasco. Recibió una beca de un año, valorada en 4.000 euros. El trabajo culminó ocho meses después con una presentación en el Museo Artium de Vitoria.
En diciembre de 2020, el proyecto había sido premiado en el IV certamen para el desarrollo de Proyectos de Creación Artística del Ayuntamiento de Pamplona, con una dotación de 3.000 euros. “La idea es seguir buscando financiación para hacer sostenible este proyecto y darle prioridad”, señala el artista.
David Pérez Villanueva y Oihane Vesga, ayer en La Faktoria Choreographic Center, con sede en Noáin
David Pérez Villanueva y Oihane Vesga, este martes en La Faktoria Choreographic Center, con sede en Noáincordovilla
El proceso de investigación realizado en Dantzan Bilaka se materializó en un texto de media hora de lectura, con la idea de plasmarlo en un solo de danza. “Comencé a preguntarme por mi relación con lo creativo y empecé a escribir sobre ello. También me planteé mi relación con lo natural, mis orígenes... Esas fueron mis fuentes de inspiración”, explica.
Staying alive afronta ahora una segunda fase en la que intervienen sus dos compañeras. A la hora de abordar una creación, David Pérez suele utilizar un cuaderno de trabajo donde plasma todo lo que le puede servir de inspiración: “Yo creo desde la escritura. Pero no sólo escribo sobre experiencias corporales, también dejo que entre cualquier aspecto de mi imaginario o de mi vida cotidiana”. Esa escritura la traslada después a un “mapa coreográfico”. Además, su cuaderno de trabajo también se nutre de la fotografía: “Durante la fase de investigación hice muchas fotografías por toda Navarra, pero sobre todo de mi pueblo y de su entorno. Con aquel trabajo sentí que me enraizaba”. Ese contacto con la naturaleza siempre ha estado muy presente, ya que estuvo viviendo en Rípodas hasta los 16 años: “Tuve una infancia rural”.
Sobre su actual residencia artística, cuenta que el material está surgiendo a partir de preguntas específicas: “Nos planteamos qué es lo que motiva el movimiento. Nos estamos haciendo muchas preguntas: sobre nuestra historia como bailarinas, sobre la cuestión de género o incluso nuestra propia supervivencia como artistas. Son preguntas ‘movilizadoras’, que luego se trasladan a una coreografía”, detalla.
“Pero no son preguntas conclusivas, porque así seguimos inmersas en ese proceso interrogativo”, matiza. “La coreografía consiste en transitar por esas preguntas. El movimiento es un vehículo para mostrar esas preguntas o esas inquietudes”.
DP Villanueva se resiste a ponerle una etiqueta al tipo de coreografías que están desarrollando: “No trabajo con esos parámetros”, responde. Él lo sitúa en una corriente que ha marcado mucho su trabajo: “En torno al año 2010 conocí el trabajo de lo sensorio-perceptivo y desde entonces he ido profundizando en ello. Consiste en generar el material coreográfico a partir de la información que le llega al cuerpo a través de los sentidos”, explica.
Además de llevar a escena Staying alive, también le gustaría publicar su cuaderno de trabajo: “Son textos que ya tienen una entidad en sí mismos y para mí sería importante compartirlos”.

“En Navarra tenemos profesionales que trabajan con mucha calidad y pocos medios”

Tras haberse formado en centros como The Place en Londres o SEAD en Salzburgo, David Pérez Villanueva trata ahora de desarrollar su camino profesional en la danza en Navarra, aunque de momento ve “difícil” lograrlo. “Creo que desde las instituciones se podría hacer más en el campo de la danza, donde el sector profesional tiene muy pocas ayudas. Hay otras disciplinas, como el cine, al que se le ha dotado de medios porque hay un apoyo decidido. En Navarra tenemos profesionales de la danza que trabajan con mucha calidad, pero no hay una financiación suficiente para apoyar a esas personas. Si a la danza navarra se la dotase de más medios, se podría seguir desarrollando mucho más”.

DNI

David Pérez Villanueva. Pamplona, 1980. Empezó a bailar a los 17 años. Se ha formado como bailarín en Londres, Salzburgo y Berlín. Ha trabajado con Jana Ünmissig, Diego Gil-Tarek Atoui, Carmen Larraz y Laida Azkona, actuando en Sophiensaele, Nagib Festival Maribor, HAU Hebbel am Ufer y otros escenarios en Gran Bretaña y España.

volver arriba

Activar Notificaciones