Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Teatro

Cáritas abre una vía cultural con un musical basado en ‘Los miserables’

La obra se interpretará los días 16 y 17 de junio en el Museo Universidad de Navarra y cuenta con la participación de usuarios y trabajadores de la entidad. Colaboran Ópera de Cámara de Navarra y la facultad de Educación y Psicología de la UN

Ampliar Uno de los talleres participativos ha consistido en elaborar el vestuario
Uno de los talleres participativos ha consistido en elaborar el vestuariocaptura de vídeo
Publicado el 07/05/2022 a las 06:00
Hace dos años, con motivo del 75 aniversario de la Tómbola de Cáritas, la entidad solidaria encargó a Ópera de Cámara de Navarra un proyecto cultural en el que pudieran participar sus usuarios, voluntarios y trabajadores. Era una bonita forma de rendir homenaje a la institución después de más de medio siglo ayudando a las personas que requerían su atención. La llegada de los meses de pandemia paralizó todo. “Llegó y se llevó al traste todo lo que teníamos proyectado”, repasaba Ángel Iriarte, director de Cáritas Pamplona-Tudela, durante la presentación del proyecto sociocultural que ha consistido en la readaptación de Los miserables y que ha contado con la participación de más de setenta usuarios, trabajadores o voluntarios, entre otros. 
Hasta esa fecha prepandémica, entre todos habían conseguido crear el nuevo libreto, la composición musical y la preparación artística de No amanecerá sin ti, título del espectáculo en el que también participa directamente la facultad de Educación y Psicología de la Universidad de Navarra con Katya Palafox al frente y la Fundación Diario de Navarra como impulsora. “Arrancar el proyecto de nuevo fue una de las dificultades añadidas, ilusionar a la gente una vez ya es difícil, imagínate reilusionar cuando no ha ido como esperábamos la primera vez”, apuntaba Miguel Nuño, responsable de la enseñanza de coro y escena. A pesar de las adversidades, el proyecto volvió a retomar la marcha y los próximos 16 y 17 de junio se podrán ver dos actuaciones en el Museo de la Universidad de Navarra. Aunque como insiste el delegado en Navarra, lo importante de todo esto “no reside en el resultado final sino en el proceso ”.
UN TRABAJO PREVIO 'SIN JEFES'
“No vengo a presentar un musical sino una acción sociocultural de Cáritas”, aclaraba el director. Con este nuevo proyecto, la entidad con sede en la calle San Antón se da la mano con la cultura. “La Unión Europea marca que con la gente tenemos que trabajar en al menos cuatro espacios: social, sanitario, político y cultural”, enumeraba sobre una nueva vía de trabajo para Cáritas. “Nos estamos dando cuenta de que la cultura acerca a la gente, nos hace a todos más iguales, rompe esas desigualdades”, apuntó Iriarte.

La cultura acerca a la gente, la cultura rompe esas desigualdades

Muestra de esta ruptura es la convivencia entre los participantes durante el proceso de preparación. “Ha sido un trabajo súper horizontal, no se notaban diferencias”, confesaba Alicia Medina, pamplonesa de 31 años que ha ejercido de embajadora del taller de costura. “Este proyecto rompe los roles a todos los niveles, no es cuestión de que existe un jefe y yo, no, somos iguales”, explicaba Maite Quintana, responsable de secretaría general de Cáritas Pamplona-Tudela, sobre la metodología del trabajo. “Ponemos en el centro a todas las personas, no solo a las que están en riesgo de exclusión”, añade Quintana en un vídeo explicativo que se puede ver en el canal de YouTube de Cáritas Pamplona.
Este impacto que ha tenido el desarrollo del trabajo en los participantes no solo ha afectado a los usuarios y trabajadores de Cáritas, también ha surgido efecto en los artistas de Ópera de Cámara de Navarra. Según Juan Gallego, de la entidad artística, han actuado “al revés” de la manera a la que están acostumbrados. “Recibimos el encargo de Cáritas y tuvimos que mirar a nuestros propios valores”, recordó diciendo que, en ocasiones, los artistas son muy “egocéntricos”. “Nos dimos cuenta de que nuestro valor principal no es hacer producciones de calidad sino promover a las personas a través de la cultura”, explicó Gallego.  

Nos hemos dado cuenta de que nuestro valor principal es promover a las personas a través de la cultura

La presentación ha sido en la sede de la calle San Antón
La presentación ha sido en la sede de la calle San Antóncordovilla
En el camino por conseguir ese objetivo social, Gallego aseguró que “ha supuesto un esfuerzo” para la Ópera de Cámara de Navarra. A la hora de la práctica, su función ha sido diseñar esos elementos de la función que dominan. Por ejemplo, el nuevo libreto escrito por Carlos Cruz o una partitura de cero coordinada por Iñigo Casalí junto a los compositores Ignacio García Nuñez, Pablo Ruz y Gorka Pastor. “También se ha generado una maravilla de contenidos audiovisuales que apoyan la parte pedagógica así como una película de animación”, añadió Gallego sobre una pieza elaborada por el mismo estudio que animó D’Artacan.
TALLERES PARTICIPATIVOS
La participación de los usuarios en el proyecto ha sido en gran parte en talleres de vestuario, maquillaje y atrezo. “Hemos descubierto cómo teníamos que reeducar nuestro planteamiento como técnicos y adaptarnos a lo que el grupo exigía”, apuntó el coordinador Miguel Nuño. Los participantes no tenían conocimientos previos de estas materias impartidas por Edurne Ibañez, vestuario, Amaya Mendo, maquillaje, y Chema Olcoz, atrezo. “El que pensábamos que era capaz de nada, resulta que es capaz de coser, otro que pensábamos que tenía una voz de grillo, va y resulta que participa en el coro”, indicaba orgulloso de la evolución el director de Cáritas Pamplona-Tudela Ángel Iriarte. 

Poner al sujeto de la injusticia a generar un producto artístico es el mayor elemento de denuncia

Para Nuño, la clave del éxito de los talleres ha sido que la organización “ha puesto la mirada en el sujeto y en sus necesidades, expectativas, búsquedas...”. Esta vez, los sujetos en riesgo de exclusión serán los protagonistas de una historia que denuncia desigualdades. “El elemento clave de esta obra es que pone al sujeto de la injusticia a generar un producto artístico y cultural, ese es el mayor elemento de denuncia”.
A partir del día 17 de junio, Cáritas espera que esta acción sociocultural no finalice cuando se cierre el telón. La apuesta realizada tiene como objetivo inspirar a otras instituciones y que el proyecto sea “escalable”. “Buscamos que otras entidades y otros grupos de personas puedan vivir esta oportunidad y continuarla”. La cultura se da la mano con Cáritas para visibilizar la realidad de unas personas que buscan integrarse.

El espacio creado favorece a la integración social

La facultad de Educación y Psicología de la UN prevé buenos resultados

​Uno de los cometidos de la facultad ha sido estudiar el proceso. Es decir, sacar conclusiones sobre integración de los participantes, su involucración en el proyecto... ¿Favorecen este tipo de actividades a estas personas?, ¿se animan a participar? “Aún no tenemos conclusiones, pero sí ciertas apreciaciones”, comentó Katya Palafox, investigadora. “El espacio generado propicia realmente la integración de las personas”, confesó Palafox, también encargada de diseñar toda la metodología de trabajo durante los talleres. “Además, este espacio fomenta la participación. Algunos participantes han confesado que no se animaban a hablar delante de la gente”, dijo. Destacar que las entradas cuestan 12 euros y se pueden adquirir tanto en la web de Cáritas Pamplona como en la sede de Fundación Diario de Navarra en la calle Zapatería.

volver arriba

Activar Notificaciones