Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Literatura

Begoña Pro viaja entre los reinos de Francia y Navarra en su undécima novela

La periodista y escritora pamplonesa publica ‘La bordadora de melodías’, en torno a la dinastía Capeta y las familias más importantes de Navarra

Ampliar Begoña Pro, posando en la Ciudadela con un ejemplar de su undécima novela
Begoña Pro, posando en la Ciudadela con un ejemplar de su undécima novelaJosé Antonio Goñi
Publicado el 12/05/2022 a las 06:00
Año 1305. La noticia de la muerte de la reina Jeanne I de Francia convulsiona Navarra, ansiosa por ver coronado al que será su nuevo rey, Louis I, que pasaría a la Historia con el apodo de ‘Hutin’, que en francés significa obstinado y rebelde.
Ese mismo año, una dama de edad adolescente, Gracia Sánchez de Cascante, está a punto de casarse con Martín Ximénez de Aibar, una unión con la que se pretende sellar la paz entre los Almoravid y los Cascante, las dos familias que se enfrentaron durante la Guerra de la Navarrería de 1276.
Gracia fue un personaje real, pero apenas existen datos sobre ella. Partiendo de la escasa información que encontró, la escritora Begoña Pro (Pamplona, 1971) ha hilado la vida de esta mujer que parecía condenada al olvido, convirtiéndola en la protagonista de 'La bordadora de melodías'. El título hace referencia a los sentimientos con los que convive Gracia mientras borda un vestido para la reina Margarita de Navarra.
En esta nueva novela, Begoña Pro recupera a las familias más destacadas del reino de Navarra: los Aibar, los Almoravid, los Monteagudo o los Gil. También ha rescatado a los Falaquera, una familia judía que fue una de las más influyentes de Tudela. Entre los personajes judíos destaca el de Margelina, la mejor amiga de Gracia. “Estuve buscando nombres judíos de la época en Navarra y me gustó el de Margelina”, apunta Begoña Pro, colaboradora de la sección Saber Más Historia de Diario de Navarra.
Sobre la inspiración musical del título, cuenta que surgió así: “La música es una buena forma de recoger nuestros sentimientos. Me gustaba la idea de reflejar esa otra dimensión, la de tejer los sentimientos a través de melodías”, explica.
Preguntada por el tema principal de la novela, responde lo siguiente: “Muchas veces, la vida te lleva por otros caminos y tienes que aprender a tomar las riendas de esas circunstancias que tú no has elegido. Cuando comienza la novela, los personajes son adolescentes. Debido a su rango tienen que asumir responsabilidades y lo hacen a una edad muy temprana”.
Sobre Martín Ximénez de Aibar, se sabe que fue alcaide del castillo de Irulegui, de ahí que sea uno de los múltiples escenarios por los que transcurre esta novela de aventuras ambientada en el marco histórico de los últimos reyes de la dinastía Capeta.
Irulegui fue uno de los numerosos lugares que recorrió Begoña Pro a la hora de documentarse: “En su época, la fortaleza de Irulegui fue un enclave importante para proteger la capital, Pamplona. Las vistas son impresionantes y se puede ver llegar una mesnada desde varias leguas a la redonda”, detalla. También visitó varias localidades navarras para imaginarse cómo serían a principios del siglo XIV: “Para mí, lo más apasionante de la fase de documentación es ir a los escenarios para ver qué queda del pasado e imaginar cómo sería a partir de ahí”.
REYES AUSENTES
En el arranque de la novela, una embajada navarra viaja a París para ofrecerle la corona de Navarra a Louis, hijo de la fallecida Jeanne I. “En ese momento, Louis solo tiene 15 años. Su padre, Philippe IV, intenta retener a su hijo en Francia lo máximo posible”. De hecho, Louis tardó casi dos años en llegar a Navarra. Como “medida de presión”, desde Navarra se hizo correr el rumor de que un ricohombre, Fortún Almoravid, pretendía hacerse coronar rey si Louise no se presentaba en el reino. “Primero reconocieron a Louise como señor natural de Navarra, pero no como rey, como una manera de presionarle para que viniera aquí a coronarse”, explica Begoña Pro.
Mientras tanto, en Navarra se produjeron altercados e incluso brotó una “desobediencia civil” contra los cargos nombrados por el rey francés. “Había una ley navarra que establecía que los cargos más importantes del reino (senescales o gobernadores) tenían que ser ocupados por navarros, y aquello se estaba incumpliendo. Además, desde Navarra se exigía que Louise estuviera presente en su reino”.
La trama de 'La bordadora de melodías' se alterna entre los reinos de Navarra y Francia, con localizaciones tan diversas como Monteagudo, Tudela, Estella, Aibar, Tiebas, Olite, el Palacio del Louvre, Poitiers, Lyon o Toulouse. “Toda la trama que sucede en Francia hasta la llegada de Louis I a Navarra me dio mucho juego para mostrar otros escenarios”, apunta Begoña Pro.
Al igual que otros monarcas franceses, Luis Hutín gobernó desde la distancia: “Vino, se coronó, juró los fueros y nunca más se le volvió a ver por aquí. Sus hermanos, que gobernaron después, ni siquiera vinieron a coronarse. Los tres reinaron durante muy poco tiempo porque murieron muy jóvenes. La dinastía Capeta desapareció con ellos”.
En cuanto a la reina Jeanne, sucedió algo similar: “Se supone que nació en Navarra, pero cuando tenía 18 meses se mudó a Francia, con lo cual el arraigo con Navarra era escaso o nulo”.

“Las mujeres navarras se podían negar a contraer matrimonio hasta dos veces”

La trama de la novela gira en torno a dos matrimonios, los formados por Gracia Sánchez de Cascante y Martín Ximénez de Aibar y la pareja real, Louis y Margarita. “Los cuatro son más o menos de la misma edad y se casan en la misma época. Eso me ha permitido crear un paralelismo con sus vidas. Además, son dos matrimonios concertados”. Begoña Pro desvela una curiosidad sobre el matrimonio en la Navarra medieval: “Si una mujer no quería casarse con el candidato que habían elegido para ella, se podía negar hasta dos veces a contraer matrimonio. Pero si lo hacía una tercera vez, se quedaba sin la dote”, explica Begoña Pro. En la novela, Gracia Sánchez de Cascante se intenta rebelar contra su matrimonio concertado, “pero en su caso se cruzan otras cuestiones, como el honor de la familia y de la palabra dada por su padre para concertar esa unión”.

‘La bordadora de melodías’
Autora:
Begoña Pro Uriarte
Editorial: Txertoa
Páginas: 576
Precio: 24 €

volver arriba

Activar Notificaciones