Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Feria del libro

Los libros dan la cara en toda Navarra

La segunda edición arranca con buenas sensaciones en una jornada marcada por el buen tiempo y por la inauguración del recinto instalado en la Plaza del Castillo para dar cobijo a ejemplares de diecisiete librerías forales

Ampliar Las montañas de libros cogen todo el protagonismo y no abandonarán los puestos de la Plaza del Castillo hasta el próximo domingo 5 de junio
Las montañas de libros cogen todo el protagonismo y no abandonarán los puestos de la Plaza del Castillo hasta el próximo domingo 5 de junioanne arguiñariz
Publicado el 28/05/2022 a las 06:00
Si uno pasea por San Nicolás, Estafeta o Carlos III, entre otras calles de la capital, y ve que gran parte de los viandantes llevan la misma bolsa es porque vienen de un mismo sitio donde venden algo bueno. Puede ser una pastelería o una tienda. Esta semana es posible que las bolsas procedan de la II Feria del Libro de Navarra ubicada en la Plaza del Castillo. De hecho, ayer, jornada inaugural, comenzaron a verse ciudadanos portando hasta tres bolsas de cartón con el logo de la asociación de libreros serigrafiado.
El día soleado animó al público local a acercarse hasta los diecisiete puestos instalados para la ocasión. Estos, dispuestos en forma de cuadrado, encierran el quiosco llevándose toda la atención. “Buenas sensaciones, ha habido bastante movimiento para ser un día laboral”, reconocía Manu Barceló en el stand de la librería Ménades, establecimiento ubicado en la calle San Gregorio de la capital navarra. El dependiente notó a los ciudadanos con “muchas ganas”. “Se han notado mucho los periodos de pandemia, la gente se ha enganchado a la lectura”, explicaba. 
“Ya no solo se acerca el lector habitual, también nuevos que no estaban habituados a la lectura como forma de entretenimiento”, añadió. “Me llevo estos dos, ¿son infantiles, verdad?”, preguntaba a Barceló una madre que compraba dos ejemplares a su hijo. “Otra cosa, ¿hay algo de la Segunda Guerra Mundial?”, continuó. Entre los ejemplares se podían ver cómics de 'Star Wars', aunque también otros tipos como ensayos históricos. “Viene público que ha empezado a complementar lo audiovisual con la lectura”, informó sobre el perfil del público. Desde Ménades recomiendan la lectura de 'Odorama'. “Lo aconsejamos desde el año pasado, cuenta la historia de los olores”, apuntó sobre un libro escrito por Federico Kukso, un argentino que tras leer El perfume “se dio cuenta de que no había bibliografía sobre olores”.
El primer día de feria sirve para tantear ejemplares que se adquirirán en las próximas jornadas
El primer día de feria sirve para tantear ejemplares que se adquirirán en las próximas jornadas
Si en algún sitio no falta bibliografía de montaña y viajes es en Muga. Allí estaba Itziar Olabe, que ha trasladado la librería de Paulino Caballero a la plaza por unos días. “Es primer día y la gente viene a mirar para decidirse, queda mucha feria”, opinaba. “Esperemos que nos vaya bien a todos, estos últimos meses han sido flojos”, lamentaba. Según Olabe, instalarse en la Plaza de los Fueros está bien porque va más gente al recinto ferial que a las librerías. 
“Los turistas que vienen de paso no entran en las librerías, pero si nos ven aquí se paran”, indicaba. El público que acude a Muga no llega a por nada en concreto, salvo los estudiantes, que “van preguntando por todos los puestos” por ejemplares que les recomiendan o piden los profesores. “Nuestra apuesta este año es por 'La vida en la punta de los dedos', de Jokin Azketa”, reconoce sobre un ejemplar que mezcla montaña, viaje y novela negra. Además, sigue triunfando 'Jerusalén, santa y cautiva', de Mikel Ayestarán, y ayer se vendieron más de un ejemplar de 'Quizás vivir sea esto', un libro de Jorge Egocheaga basado en la experiencia humana resultante tras alcanzar los catorce ochomiles. 
Programa II Feria del Libro de Navarra Descárgatelo
A la vuelta de la esquina, en el lado de los puestos más cercanos a Estafeta bajaba la verja el dependiente de Letras a la taza, único representante tudelano. “Perdona, ¿dónde está esta librería?”, preguntó una señora que no conocía el establecimiento. “¡Señora! A 100 kilómetros”, respondió riendo David Martón, encargado del stand. “Tenemos que venir de fuera también, que si no parece esto la feria del libro de Pamplona”, bromeó. Martón llenó sus estanterías de manga y ejemplares para un público adolescente. “Los chavales vienen atraídos por el manga”, comentó. “Hemos apostado por esto porque la feria se tiene que abrir a este tipo de público”, concluyó.
Y así, entre ojeadas, indecisiones y recomendaciones de los tenderos se cerró una primera jornada satisfactoria en líneas generales. La feria, que se completa con eventos en bibliotecas de diez localidades de Navarra, se clausurará el domingo 5 de junio.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE