Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Libros

Jokin Azketa, escritor: “Soy un coleccionista de paisajes y solo escribo novelas de sitios que conozco”

El pamplonés presentó el viernes en la jornada inaugural de la Feria del Libro de Navarra su nueva novela negra ‘La vida en la punta de los dedos’, un trabajo que combina imaginación con los apuntes tomados durante tres viajes a El Chaltén, en la Patagonia argentina

Ampliar Jokin Azketa es un viajero y escritor empedernido. Con La vida en la punta de los dedos suma cuatro novelas desde su estreno en el panorama literario en 2011
Jokin Azketa es un viajero y escritor empedernido. Con La vida en la punta de los dedos suma cuatro novelas desde su estreno en el panorama literario en 2011jesús caso
Publicado el 31/05/2022 a las 06:00
Jokin Azketa entra a Muga como si fuera su casa. Viste una chaqueta beige con una camiseta gris y calza unas zapatillas de trekking muy acorde a su estilo montañero y al ambiente que desprende la tienda especializada en naturaleza de Paulino Caballero 27. Porta unas gafas de sol en su cabeza, lleva patillas muy largas de pocos días y saluda a los dependientes de un establecimiento que él mismo fundó en 1986 en Navarrería y, después, se trasladó a su ubicación actual. Después de la bienvenida posa para las fotos y busca un rincón para charlar, elige el de escalada. Entre pies de gato, piolets y cuerdas empieza la conversación. Así, incluso con más detalle, le gusta escribir a este viajero pamplonés que ha estrenado La vida en la punta de los dedos, una novela negra desarrollada en bajo el imponente Fitz Roy en El Chaltén, la Patagonia.
Para los que no le conocen, ¿qué tipo de novelas escribe?
Escribo desde hace mucho novelas de montaña. En todas ellas hay importantes componentes de thriller psicológico y de tensión, pero en esta ocasión, y tal vez desde la anterior, sí que he ido girando clarísimamente hacia lo negro.
Digamos que su estilo evoluciona, ¿por qué?
Entiendo la escritura como un aprendizaje y dentro de este aprendizaje, en el que me falta mucho, van apareciendo nuevas formas de contar. La novela negra es últimamente lo que hace encontrarme ubicado.
¿Le falta “mucho” por aprender?
Creo que soy capaz de crear mejores historias que el oficio que tengo luego para desarrollarlas. Tal vez sea esta novela la primera vez que he estado más a la altura de la historia que he creado. Hasta ahora pensaba que había mejor historia que lo que era capaz de hacer con ella.
¿Suele volver a leer los libros? Ramón Andrés dice que no los lee porque estaría todo el día corrigiéndolo.
-Ríe-. Como una especie de sentimiento de una tarea inacabable, Siempre te apetecería cambiar. Hay un momento en el que hay que decidir dejarlo. Me produce una sensación curiosa volver a leer un libro mío cinco años después de lanzarlo. Produce sensaciones extrañas, hay párrafos que te sabes de memoria y otros que me veo muy separado de lo que hice.
Desaparecen dos niñas en El Chaltén y llega el escritor Norman Scarf al lugar porque le atraen estos casos, cuente un poco más.
No es una novela de montaña como han sido las anteriores, pero sí que tiene un trasfondo alpinístico.
¿Cuál?
En 2019 el californiano Jim Reynolds escaló la pared de granito del Fitz Roy (3.359 metros de altitud y 1.500 metros de pared) sin cuerda. Son hechos reales, a partir de ahí empieza la ficción. Otro californiano llega a El Chaltén para repetir la hazaña y coincide que empiezan a pasar cosas, desaparecen unas niñas... y ya no te cuento más.
¿Ha estado en El Chaltén?
Sí. Tres veces, la primera hace treinta años y la ultima hace diez. Me considero un coleccionista de paisajes y solo escribo de sitios que conozco bien. Me gusta ser absolutamente preciso con la descripción del paisaje. Le doy el tratamiento de un personaje más.
Apuntaría todo entonces.
Normalmente, lo que cuenta alguno de los personajes cuando está delante de un paisaje es casi seguro lo que yo tengo anotado en mi propio cuaderno de viajes.
Lleva un caso terrible a un paraje de una belleza incalculable.
Ha sido llamativo para muchos. La mayoría de las novelas negras se desarrollan en un escenario urbano y sórdido.
¿Qué destacaría del escenario?
Es un sitio que si vas, indudablemente te llama la atención y que si estás pensando en escribir una novela yo creo que es el ideal. Me hubiera encantado escribirla allí pasando un invierno austral lleno de nieve y con mucho frío.
Ha estado tres veces con mucho tiempo de diferencia, habrá cambiado el lugar, ¿que El Chaltén ha elegido durante la escritura?
Yo creo que en este caso hago un mix entre todos mis apuntes y las sensaciones mezcladas desde la primera a la última vez. Mi duda es si hasta cierto punto estoy hablando de un Chaltén que igual ya no existe. Igual hablo más del primero que del último.
¿Mandará ejemplares a la zona?
No sé si RBA (editorial) consigue que lleguen sus libros hasta Argentina. Tengo que preguntarlo, me gustaría que si no se vende allí, por lo menos esté en la biblioteca pública de El Chaltén. Si el bibliotecario del pueblo me manda una foto con el libro y de fondo el Fitz Roy, la enmarco. -Ríe-.
¿A qué parte de Navarra trasladaría la novela?
Llevó pensando un tiempo lo de acercar el escenario. A ver, ahora que lo han vuelto a reabrir, si me fuera un mes de invierno al refugio de Belagua, saldría todas las mañanas y escribiría todas las tardes al lado del fuego, ¿sacaría algo? Creo que alguna vez lo intentaré. Vivimos cerca de la naturaleza y se pueden hacer muchas historias de montaña en Urbasa, Aralar...

DNI

Jokin Azketa Furtado nació en Pamplona en 1957. Tras unos inicios en el sector editorial cofundó Muga, tienda especializada en productos de montaña, guías de viajero y libros. Ha sido colaborador en medios escritos y radiofónicos. En 2011 escribió su primera novela Donde viven los dioses menores y, posteriormente, Lo que la nieve esconde, con el que ganó el premio Desnivel 2013, y El tiempo del vacío.

'La vida en la punta de los dedos'

Autor: Jokin Azketa.

Editorial: RBA.

Páginas: 192 páginas.

Precio: 19 euros.

Venta: librerías habituales y online a través de los enlaces facilitados por la web www.rbalibros.com

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE