Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Arte

Los cuadros del Museo del Prado salen a la calle en forma de mural

Ampliar Proceso de elaboración del mural
Proceso de elaboración del muralIván Crespo Martín
Publicado el 06/12/2022 a las 15:32
El Festival Flipas ha presentado este lunes en la Villa de Vallecas un mural de 45 metros cuadrados en el que, jóvenes de entre 15 y 22 años, han reinterpretado algunas de las obras más conocidas del Museo del Prado basándose en técnicas como el grafiti o el "street art".
En esta quinta edición de Flipas, el Laboratorio de Culturas Urbanas que pretende promover el conocimiento y la práctica de distintas expresiones de cultura urbana entre los jóvenes, de un modo integrador, ha contado con la colaboración del artista Oz Montanía, además de Iván Vázquez y Pablo O’Connor, que conforman el colectivo Estudio 8.
Oz Montanía, uno de los impulsores del muralismo en su país, Paraguay, ha comentado que este proyecto ha salido adelante con "mucha organización y entusiasmo", en cinco días y a pesar de la lluvia.
Un proyecto que tiene vocación transnacional y potencia y completa el trabajo cultural a nivel europeo y lo amplía por primera vez con el intercambio con artistas de Latinoamérica, en el que también han colaborado con la Embajada de Paraguay en España, la Fundación Munus y el centro juvenil "El sitio de mi recreo" de Vallecas.
Para realizar el mural de 45 metros de largo y cinco de alto los jóvenes se han inspirado en algunas obras maestras del Museo del Prado como "Las Meninas", "El fusilamiento de Torrijos, "Juana, la loca", "El triunfo de la muerte" o "Saturno devorando a su hijo".
"Parte de las inquietudes de los chicos era sentirse representados, especialmente aquellos que son de otras nacionalidades, a los que el Prado les es ajeno", detalla Montanía.
Una razón por la que el rostro de su Menina tiene rasgos caribeños o el Cristo de "La Resurrección", de Juan Bautista Maíno, es guineano.
El mural es una "reintrepretación, no una reproducción", advierte Montanía, que denomina el proyecto como un experimento lúdico, "experimental" en el que han trabajado con elementos como el grafiti o el "street art" porque se trataba de sacar el museo a la calle con los códigos y lenguajes de la calle".
Sofía de Juan, técnico de gestión de desarrollo educativo del Museo del Prado, ha reseñado que esta iniciativa les ha permitido generar vínculos con una comunidad con la que no habían trabajado, "El sitio de mi recreo", un "colectivo muy comprometido con el barrio".
De Juan ha incidido en el hecho de que la elección de cuadros tras una visita con los jóvenes por el Museo ha estado vinculada a la necesidad de que fueran "para ellos temas socialmente significativos", de esa manera se configuró la composición, que tal y como señala Montanía "resulta imponente".
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora