Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Atletismo

La resiliencia de Maitane Melero: "Soy una atleta incómoda, a muchos no les gustará que hable en tantas ocasiones"

La navarra ha vuelto a lograr un título a pesar de todos los obstáculos que se le interponen en el camino. Su gesto de rabia al cruzar la meta de Faro (Portugal) así lo revela

Ampliar Maitane Melero, con su perra Ari, que le acompañó durante la entrevista
Maitane Melero, con su perra Ari, que le acompañó durante la entrevistajesús caso
Actualizado el 15/04/2022 a las 21:24
En Nordex, filial de Acciona situada en Barásoain, Maitane Melero Lacasia convive con uno de los conceptos de la ingenieria de materiales más habituales: la resiliencia: capacidad de un material, mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que había estado sometido (RAE). Lo que ha aprendido fuera de su trabajo la Maitane atleta es la resiliencia personal: capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos.
El pasado sábado volvió a proclamarse campeona de España de 10.000 m, con mínima para el Europeo, y lo celebró con rabia. Había mucho detrás de ese gesto. Muchos problemas afrontados y superados, obstáculos que han tratado de desestabilizarla, desigualdades que sigue percibiendo. Detrás de cada victoria, la gran atleta navarra da una lección que va mucho más allá. Porque aunque no crean en ella y tenga que ejercer de ingeniera para sacarse las castañas del fuego, ella seguirá ganando. Y lo que le queda.
Cuéntenos que hay detrás de esa celebración del pasado sábado en el Campeonato de España.
El año pasado fue duro por temas de burocracia. Hubo una pelea muy sucia por conseguir puntos (para ir a los Juegos). Me echaron la bronca porque había ganado el Campeonato de España. No podía ser que una atleta veterana y lesionada ganase. Mi cara de rabia en la llegada fue por eso. ¿No había nivel el año pasado y por eso gané yo? Pues lo he vuelto a ganar yo y no podéis decir que este año no había nivel. He vuelto a demostrar que estoy ahí.
Es que además de ganar el título consiguió una mínima para el Europeo de Múnich que no sé si se esperaba.
En mi entorno, tanto Sagrario (Izquierdo), que me está entrenando ahora, como Esteban Gorostiaga, según los tests que había hecho en el CEIMD, se veía que estaba muy bien. También lo estuve en el 2020. Ése era mi año, aposté fuerte por él y llegaba muy fuerte en el 10.000. El día antes al confinamiento general hice un test muy bueno y en este 2022, en el calentamiento, me acordaba de aquello. Hace dos años estaba encerrada en casa, tengo que darlo todo y disfrutar este momento porque entonces lo pasé muy mal sin poder correr. Pensé: “Éste es el momento, tengo que darlo todo”. Y mi entorno creía que podía hacer esa marca, 32:22. Sagra me dijo: “Maitane, sabemos que las liebres van a salir rápidas. Sé que puedes hacerlo”. Me falta confianza en mí, tener esa seguridad, y debido a mi situación personal diaria me crea desconfianza a la hora de afrontar las carreras. Me veo en inferioridad de seguridad con respecto a mis rivales, que viven de ello. Pero la carrera salió muy bien. Cuando vi que los pasos iban para mínima, las últimas vueltas ya sólo pensaba en qué distancia atacar. Disfruté un montón -sonríe-. Fue la carrera perfecta, nos pusieron liebres muy buenas, correr con atletas de primer nivel... La competencia te hace ser mejor.
Maitane Melero cruza la meta en el Campeonato de España de 10.000 m en pista que se disputó en Faro (Portugal)
Maitane Melero cruza la meta en el Campeonato de España de 10.000 m en pista que se disputó en Faro (Portugal)cedida
Es curioso que sienta esa inseguridad respecto a sus rivales. ¿Qué sentirán ellas respecto a usted?
No sé hasta qué punto entraba en las quinielas. Sé que cada vez entro menos. Voy con la tranquilidad de ir de tapada. Llevo bastante bien la presión, porque vivo con ella también en el trabajo. Sé gestionar ambas situaciones. No tengo miedo a fallar.
Tenía una hoja de ruta para esta temporada con varios objetivos. ¿La mínima del Europeo cambia algo sus planes?
La mínima que ha puesto la Federación Europea (European Athletics) la tengo, pero falta que la RFEA haga oficiales las suyas, que mantenga esas mínimas de 32:20 y no diga que es 32:10. De todas formas, han bajado 50 segundos con respecto a Berlín, que es mucho. Además, si te metes en el ránking europeo, salgo entre las atletas con mínima. Estamos 17 chicas con el asterisco, yo estoy la 12 y hay 27 plazas. Así que si la RFEA decide que hay que correr en 32:10, también puedo entrar por puntos. Al ganar el Campeonato de España, gané también 60 puntos.
Gana de nuevo los 10.000 en pista en un año en que su objetivo iban a ser la ruta y las medias maratones.
Y lo sigue siendo. El calendario que tengo es muy bonito. No demasiadas competiciones en comparación con otras temporadas, pero los objetivos son muy claros. Este año he hecho el 10 k de Valencia en enero. La media maratón, el 10 k de Laredo, el 10.000 de Faro. Y ahora tengo el campeonato de España de 10 k en O Barco el 8 de mayo, el 28 de mayo la Copa de Europa de 10.000 en Francia, cerca de Rennes, el campeonato de España de media maratón en Paterna (Valencia) el 19 de junio. Ahí me juego bastante. En Sevilla, sin saberlo, hice la mínima para el Mundial de Media Maratón de China. Pedían 1:12.30 pero no lo han hecho público hasta hace dos semanas, con lo cual no pude celebrarlo, y no todos los días consigues la mínima para un Mundial. Otra cosa es que vaya, porque van cinco chicas, pero la mínima ya la tengo. En Paterna, las dos primeras tienen plaza fija, así que me juego bastante. Ahora estoy tercera en el ránking, tengo delante a Meritxell Benito y a Marta Galimany.
Habría que decirle a quien le dijo de la federación que no tenía ambición que viera lo que está consiguiendo...
Fue una persona concreta. Me dijo que no tenía ambición a la hora de plantear las carreras. ¿Qué quieren que gane los campeonatos tirando? Ahí voy a competir. Mi planteamiento no es el mismo en un campeonato donde lo que cuenta es la posición, las medallas, que un mitin, donde vas a hacer marcas y pasamos relevos todas. Lo que no entiendo es cómo alguien externo puede pretender que corras todas las carreras de la misma manera.
La pregunta es difícil. ¿Cree que es una atleta que molesta?
Soy incómoda, sí. Como soy una atleta atípica, puedo resultarlo en ocasiones. y es verdad que a muchos y muchas no les gustará que hable en tantas ocasiones pero no nos podemos callar todo y a veces hasta me corto demasiado.... Por otro lado, entiendo que a muchos no les guste que una atleta “amateur” por no comentar también lo de la edad (que no me gusta mucho...) gane campeonatos absolutos, pero es que aquí a nadie le “regalan” nada y para conseguir estos resultados hay muchísimo, pero que muchísimo trabajo y esfuerzo detrás. (No digo también sacrificio porque me encanta lo que hago y es mi vía de escape) Es muy complicado llegar a estos niveles y no te digo nada el mantenerse, que desde 2017 estoy en los podiums nacionales. Así que si molesta, pues que le voy a hacer.
Pero Maitane no es sólo una atleta que corre. Tiene sus reivindicaciones como persona.
Hay organizaciones a las que deportistas que hablan o reivindican situaciones de injusticia entiendo que no les haga gracia. Pero eso ocurre en el deporte y en todos los aspectos de la vida. El que dice lo que piensa, si no dices lo que quieren escuchar...
¿Y cómo está ahora Maitane, física y mentalmente?
Muy bien. Ostras, desde agosto de 2019 no ha habido un mes que no pasara algo que me descentrara. ¡Yo quería tranquilidad! Sin ir más lejos, en febrero me confinaron dos semanas en Lisboa.
Cierto, que se quedó con su hijo.
Yo pensaba: “No puede ser que dé aquí positivo”. Han sido meses de montaña rusa. Ha sido muy complicado buscar la estabilidad. Estos dos años para mí han sido de gran aprendizaje. He hecho un máster. Me hace mucha gracia esta frase. Hasta ahora, yo conocía la resiliencia de la parte de la ingeniería de materiales, es un concepto de física. El concepto psicológico lo desconocía, pero ahora he hecho un máster en estos dos años.
volver arriba

Activar Notificaciones