Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

La Peluso 2022

El espíritu inmortal del Reynolds

1.400 cicloturistas cumplieron este sábado con la segunda edición de la peluso

Ampliar Una quincena de componentes del Reynolds 1981, 1982 y 1983, ayer por la tarde en la plaza de Irurtzun
Una quincena de componentes del Reynolds 1981, 1982 y 1983, ayer por la tarde en la plaza de IrurtzunJesús Garzaron
Publicado el 08/05/2022 a las 06:00
Dos años después y una pandemia por medio, regresaba este sábado La Peluso, la marcha cicloturista que se celebra en Irurtzun y que homenajea en cada edición al equipo Reynolds. La Peluso celebró su segunda edición con ganas por parte de más de 1.400 cicloturistas de volver a colocarse un dorsal y salir a la carretera. Y con el espíritu intacto de homenajear a un proyecto deportivo único, irrepetible. Ayer se recordaba a las plantillas de 1981, 82 y 83. Las mismas que ilusionaron y engancharon al ciclismo a toda una generación.
El Reynolds del 81 al 83 tuvo 24 corredores diferentes, de los que casi una quincena estuvieron ayer en Irurtzun: Ángel Arroyo, Luis Vicente Otín, Enrique Aja, José Luis Laguía, José Luis Jaimerena, Carlos Hernández, Celestino Prieto, Ricardo Zúñiga, Jesús Suáruz Cuevas, Imanol Murga, Juan José Quintanilla, Bixente Iza, Miguel Atxa y Julián Gorospe, que se incorporó ayer por la tarde a última hora. También estuvo Miguel Induráin.
Los homenajeados disfrutaron de una cena de hermandad el viernes por la noche en el Hotel Plazaola de Irurtzun. De todos ellos tres tomaron parte en la cicloturista. Induráin y Arroyo hicieron el recorrido corto, mientras que Imanol Murga y Juan José Quintanilla cumplieron con el trazado largo.
No estuvieron ninguno de los directores de entonces, ni José Miguel Echávarri ni Eusebio Unuzé, con diferentes compromisos, que sí que acudieron a la primera edición.
Laguía, derecha, junto a Carlitos Hernández y Suárez Cueva
Laguía, derecha, junto a Carlitos Hernández y Suárez CuevaZabal
EL SÁBADO EN LÍNEA, EL DOMINGO CRONO
En cuanto a la marcha cicloturista, la segunda edición de La Peluso contó con 1.400 participantes de los 1.500 de capacidad que tenía de inscripción. De esos 1.100 cumplieron con el recorrido largo: 137 kilómetros con más de 2.800 metros de desnivel acumulado repartidos en ocho puertos. 400 cicloturistas afrontaron el trazado corto, con 87 kilómetros y 1.550 metros de desnivel acumulado.
La marcha no tuvo oficialmente ganadores, aunque la organización publicará en breve los tiempos de cada uno de sus participantes en su web.
La novedad respecto a la primera edición es que este domingo habrá una Peluso contrarreloj por equipos a partir de las 10:30 de la mañana, con un trazado de 40 kilómetros. De momento hay apuntadas 18 formaciones, de las que cuatro son femeninas y dos mixtas. El año que viene La Peluso repetirá fechas y formatos.

Laguía: “Reynolds enganchó a muchos al ciclismo”

A sus 62 años José Luis Laguía regresó ayer a Irurtzun, el pueblo del Reynolds, el equipo que le lanzó al estrellato en aquel ciclismo de los 80 con sus cinco reinados de la montaña. Laguía fue con Arroyo y Gorospe el estandarte de aquel equipo.
¿Qué tenía aquel Reynolds de los comienzos?
Era un equipo con pocos medios, pero con una calidad humana extraordinaria. Ese buen hacer, ese ambiente se lo inculcamos a mucha gente y yo creo que gracias a este equipo enganchamos a mucha gente al ciclismo en España, marcamos una época. Eso es lo bonita.
Reynolds tenía algo que enganchaba.
Sí, era una identificación total con este pueblo y esta zona. Reynolds era un equipo familiar, y gracias a aquel carácter los corredores sacaban más del 110% en todas las carreras. Este equipo no iba a ganar determinadas carreras, este equipo quería hacer bien las cosas. La imagen que se podía dar era esa y fue un equipo con una muy buena imagen y con mucho cariño por parte de la gente.
Usted fue la referencia, el gancho de este equipo.
Sí, el ganar la montaña en la Vuelta fue un chollo para mí. Éramos un equipo amateur que había pasado a profesional, y desde el primer ya pisamos el podio con la montaña. El retorno de estima que generaba Reynolds fue brutal, porque éramos gente próxima y que con poco y con ganas se puede. Veo a Kern Pharma y me recuerda a aquel Reynolds.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE