Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ciclismo

Gigante da sentido a la fiesta

La ciclista del Movistar se impuso en Irurtzun, cuna del antiguo Reynolds

Ampliar Sarah Gigante celera el triunfo tras entrar primera y en soliario en la meta de Irurtzun
Sarah Gigante celera el triunfo tras entrar primera y en soliario en la meta de IrurtzunJ.A. GOÑI
Actualizado el 10/05/2022 a las 23:57
Si cuando el Movistar corre en Navarra, se dice que lo hace en casa, qué se puede hablar si el escenario es Irurtzun, cuna del Reynolds, equipo con el que empezó todo. Si la organización buscó honrar con el recorrido de este matres, 10 de mayo, a aquellos que dieron forma en los 80 a aquel equipo, el equipo femenino de la escuadra telefónica ha puesto la guinda al pastel. La ciclista australiana del Movistar Sarah Gigante cruzó en solitario la meta de la primera de las dos clásicas que se celebran en Navarra. Además, le acompañó en el podio su compañera, la colombiana Paula Patiño.
Vídeo del triunfo de Sarah Gigante en IrurtzunI.C.
La organización de la Navarra Women´s Elite Classics quiso recordar en la prueba de ayer a La Peluso, marcha cicloturista de Irurtzun, que trata de honrar a los fundadores del Reynolds. Eligió el recorrido largo de la marcha, de 137,6 kilómetros, que cuenta con 2.800 metros de desnivel. Si no fuera suficiente, el termómetro alcanzó ayer los 28 grados.
Los equiops médicos atienden a Mavi García, del UAE, tras llegar a meta a pie por la caíoda sufrida a 75 metros de la llegada
Los equiops médicos atienden a Mavi García, del UAE, tras llegar a meta a pie por la caíoda sufrida a 75 metros de la llegadaJ.A. GOÑI
HOSTILIDADES TEMPRANAS
Pero a todo ello, se sumó que las corredoras iniciaron los ataques apenas transcurridos los primeros cinco kilómetros de la prueba. Catorce corredoras tomaron ventaja sobre el pelotón formado por 113 unidades en la línea de salida. Entre ellas ya viajaba Maaike Coljé, del Massi Tactic, que se convirtió en una de las protagonistas de la jornada. Saltó en el inicio del puerto de Goñi.
La holandesa hizo camino en solitario hasta que se le unió la burgalesa del Movistar, Sara Martín, en la primera subida a Zuarrarate. Urska Zigart, del BikeExchange, se sumó a la cabeza de la carrera antes de la cima del puerto. Viajaron juntas hasta que Martín saltó en Lekunberri. Se produjeron diferentes escaramuzas entre ellas y se fueron sumando unidades por detrás.
Se dio forma a un grupo de nueve corredoras entre las que se encontraban las cuatro protagonistas finales: Sarah Gigante y Paula Patiño, del Movistar; Mavi García, del UAE; y Veronica Ewers, del Education First. Pero fue la joven australiana de la escuadra telefónica la que decidió coger unos metros de ventaja cuando restaban casi treinta kilómetros para alcanzar la meta de Irurtzun. Lo hizo en la subida de Beruete. El grupo perseguidor fue perdiendo unidades.
Sarah Gigante alcanzó una ventaja que superó el minuto. Por detrás le persiguieron Mavi García y Ewers, a las que se sumó Paula Patiño, compañera de la protagonista. Ella no les iba a ayudar a la hora de cazar a la australiana, que corre su primer año en el Movistar, pero era una buena baza por si el plan A no llegaba a buen puerto. Cuando García y Ewers se entendieron la ventaja de la fugada se redujo a 56 segundos. Sin embargo, Sarah Gigante realizó su particular contrarreloj. Cuando volvió a coronar Zuarrarate, el descenso le deparó una mayor ventaja sobre el grupo perseguidor y la victoria final en Irurtzun. El susto se lo llevó Mavi García que se cayó a escasos cien metros de la meta y entró andando. En el esprint a dos, Ewers superó a Patiño que abrazó a su compañera y celebraron el trabajo bien hecho.

PRIMERA CLÁSICA
Salida. Irurtzun.
Meta. Irurtzun.
Kilómetros. 137,5.
Ganadora. Sarah Gigante (Movistar).
Primera navarra. Idoia Eraso (Laboral Kutxa).

Gigante: “Ha sido un día increíble. Tengo las mejores compañeras del mundo”

Se escapó, aguantó en solitario casi treinta kilómetros. Sufrió una caída pero se presentó en solitario en la meta de Irurtzun para proclamarse campeona. La australiana Sarah Gigante, que luce por primer año los colores del Movistar, ganó en el escenario en el que nació la que ahora es su casa deportiva. En el podio, dedicó unas palabras en castellano a los aficionados. “Estoy muy, muy feliz. El equipo ha estado todo el día adelante. Tengo las mejores compañeras del mundo. Estoy muy, muy feliz”, repitió.
Concluido el protocolo del podio, en inglés, repasó con más tranquilidad la clásica. “Ha sido un día increíble. Estoy en shock. Por la mañana no podía ni imaginar que lograría esta victoria, es una locura. Nunca había sido top-ten en una carrera en Europa; que el primer top-ten sea una victoria es increíble. Todo el equipo ha estado sensacional. Paula, por supuesto, con ese tercer puesto, pero sobre todo con un trabajo fenomenal para que ninguno de los ataques por detrás abriese hueco. Todo el apoyo de Sheyla, Lourdes, Katrine y Sara, el staff, que siempre se desvive por nosotras… No quiero olvidarme de nadie porque son un equipo maravilloso. Me ha encantado el recorrido. Gracias a los organizadores por diseñar este tipo de trazado, justo el tipo de recorrido montañoso que me encanta. Ni en sueños podía imaginar una jornada así, y ahora solo quiero disfrutar este momento y la victoria”.

Peleó por la victoria pero entró andando

La ciclista mallorquina Mavi García (UAE) formó parte del cuarteto perseguidor de Sarah Gigante en busca de la victoria final. Tiró de sus compañeras sin ahorrar fuerzas. Atacó. Pese a que la ciclista del Movistar se les había ido, luchó sin cesar hasta el final, aunque fuera por la segunda plaza. Sin embargo, en el último giro hacia la línea de meta, se cayó, a escasos cien metros. Se le vio entrar en meta con la bicicleta en la mano, andando. Se sentó y se apoyó en las vallas. Enseguida fue atendida por las asistencias. “Me encuentro bien, bien, bueno. Mientras no tenga nada roto y pueda continuar, todo está bien. Me he dado un golpe seco en el hombro y en la cadera. En lo primero que he pensado es que me había roto las dos. He intentado moverla un poco. Me he quedado quieta un rato a ver cómo me encontraba. Como he visto que la podía mover he pensado que tenía que entrar en meta y hacer, por lo menos, un quinto puesto”. Explicó su caída. “Sabía que si tomaba la curva por dentro podía tener algo de ventaja. Me he metido y no sé si me he golpeado con alguna compañera o qué ha pasado pero la rueda de atrás se me ha ido y he dado una voltereta”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE