Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Automovilismo

Mikel Azcona: "Mi objetivo, reto y sueño es ser campeón del mundo"

El piloto navarro de 25 años revalidó el título del TCR Europa el pasado 8 de octubre en el circuito de Barcelona. Sin tiempo para celebrarlo, ahora se centra en ganar la Copa del Mundo. Quedan dos pruebas y está a 45 puntos del liderato

Brazos en alto de Mikel Azcona para celebrar su segundo título del TCR Europa, que logró el pasado 8 de octubre en el circuito de Barcelona
Brazos en alto de Mikel Azcona para celebrar su segundo título del TCR Europa, que logró el pasado 8 de octubre en el circuito de BarcelonaDN
Publicado el 21/10/2021 a las 06:00
Descuelga el teléfono y pide perdón por no haber contestado a un Whatsapp del pasado 8 de octubre. Disculpas aceptadas, ya que había un motivo justificado. Ese día Mikel Azcona (Falces, 1996) revalidó el título del TCR Europa, que ya había conseguido en 2018. Su teléfono móvil echaba humo por las numerosas felicitaciones, pero el piloto navarro no tenía tiempo para nada. “El nuevo modelo de Cupra Competición ha funcionado en perfectas condiciones. Es cierto que reconozco que ha sido más fácil que el anterior campeonato donde solo me impuse en una carrera. Esta temporada he logrado ganar en seis de las doce pruebas y fui el piloto con más victorias. Unos resultados sorprendentes”, recuerda el joven.
Fue tan superior a sus rivales que no necesitó participar en la tercera prueba, en Holanda, por estar en Italia al mando de los turismos eléctricos. Tampoco se presentó a la segunda carrera en Barcelona, porque ya había ganado el título y ese domingo debía estar en la República Checa para la Copa del Mundo. Porque ese fin de semana tuvo que competir de forma paralela en Barcelona y viajar dos veces a la República Checa para participar en la quinta carrera del WTCR, que se disputaba en la localidad de Most.
Ahora, el falcesino se encuentra en Barcelona para preparar sus próximos desafíos. En una exigente temporada donde ha competido en tres categorías (TCR Europa, Copa del Mundo y Pure ETCR), el horizonte más próximo lo tiene claro. “Mi objetivo, reto y sueño a corto plazo es ser campeón del mundo. Y en eso me estoy esforzando ahora. Me haría mucha ilusión porque el nivel de los pilotos es muy alto”. Así de contundente se muestra el navarro.
Las opciones están intactas. Quedan dos fines de semana completos (cuatro carreras) y Mikel Azcona marcha séptimo a 45 puntos del líder, el francés Yann Ehrlacher. Del 5 al 7 denoviembre competirá en el circuito italiano de Adria. Azcona tratará de llegar con vida a la última prueba, en el mítico trazado ruso de Sochi. Será del 25 al 28. “Los puestos cabeceros están muy apretados y tenemos opciones porque quedan muchos puntos en juego”, confiesa.
RIVAL Y ALUMNO
Mikel Azcona fue el que se llevó el trofeo de campeón de Europa a Falces, pero nada hubiera sido posible sin la inestimable ayuda de los mecánicos y todos sus compañeros de trabajo. El navarro forma parte del equipo Volcano Motorsport, con sede en Barcelona. El dueño es Evgenii Leonov, que a su vez ha sido rival del navarro en el TCR Europa. El piloto ruso quedó vigésimo en la clasificación general. “A la vez que compEtía contra él hacía de coach. Fui su entrenador y traté de enseñarle algunas técnicas para mejorar su conducción. Competí por mi cuenta e hice de maestro para él. Ha sido una temporada diferente, pero muy enriquecedora”, reconoce.
Azcona se hizo con nueve trofeos durante toda la temporada europea. Seis primeros puestos (Eslovaquia, Barcelona y dos veces en Bélgica y Alemania) y tres segundos (Eslovaquia, Francia e Italia) para ser el mejor piloto de la parrilla. ¿Dónde guarda todas sus conquistas? “En la bajera donde guardamos los coches en Falces, mi padre está haciendo una especie de museo y colocando los trofeos en baldas por toda la pared. Tengo todos los que he conseguido desde que empecé en el mundo del karting en 2002. Yo tenía seis años. No los he contado, pero imagino que tendré unos 200”, muestra orgulloso. Las paredes de su museo aguardan ahora el título de la Copa del Mundo.

“Fue el peor fin de semana de gestionar en toda mi carrera”

Mikel Azcona consiguió su segundo título del TCR Europa a base de mucho trabajo y, sobre todo, sacrificio. Para el recuerdo quedará el fin de semana del 9 y 10 de octubre donde el piloto navarro desafió a la naturaleza en unos días caóticos que ahora recuerda con ilusión.
El capricho del calendario fijó en la misma fecha la última carrera del europeo, en Barcelona, y la quinta de la Copa del Mundo, en Most (República Checa). ¿Qué hizo el falcesino? “Fue el peor fin de semana de gestionar en toda mi carrera deportiva. Me estaba jugando el título y no quedaba otra que competir en ambas pruebas. El viernes estaba en la República Checa para realizar los entrenamientos y la clasificación. El sábado fui a Barcelona para los entrenamientos cronometrados y la primera carrera. Hice pole sin practicar en los libres y terminé primero en la primera manga. Así conseguí de forma matemática el título europeo. No me hacía falta correr el domingo, por lo que volé de nuevo a Most para hacer las dos carreras de la Copa del Mundo. Fui séptimo y segundo para colocarme tercero en el Mundial de pilotos. Un fin de semana muy ajetreado, pero que salió bien en los dos campeonatos”.

Triple desafío: Europeo, Mundial y Eléctricos
​Mikel Azcona tenía que hacer frente a una intensa temporada al participar en tres campeonatos diferentes. “En el TCR Europa y el WTCR (Copa del Mundo) los coches cuentan con las mismas prestaciones y motores. Son automóviles de 350 cv y unos 1.250 kg de peso”. La novedad llegó con el primer campeonato de turismos eléctricos, el Pure ETCR. “El coche es tracción trasera y tiene 700 cv. Pesa 1.850 kg. por la batería de 600 kg. que suministra la potencia. El turismo es muy pesado y eso se nota al frenar, acelerar y en las curvas porque se mueve mucho de atrás. Me tocó aprender desde cero, pero desde el primer día creo que me adapté muy bien. De hecho, en la primera carrera de la historia que se disputó en Italia fui el rey del fin de semana, el king of the weekend y me puse primero en la general”.

volver arriba

Activar Notificaciones