Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Osasuna Pr. 0-1 Burgos

Un error condena al Promesas a su octava derrota consecutiva

Los de Sergio Amatriain dominaron el encuentro, pero el gol de Iker Hernández los hunde todavía más en la clasificación

Ampliar Un error condena al Promesas a su octava derrota consecutiva
Un error condena al Promesas a su octava derrota consecutiva
Actualizado el 22/01/2018 a las 08:02
La historia se repite para Osasuna Promesas jornada tras jornada. Errores individuales que le cuestan partidos en los que dominan, o por lo menos merecen más premio, y que hacen que sume ocho derrotas consecutivas. Ayer contra el Burgos sucedió igual. Un fallo de Juan le costó el partido a un filial rojillo que dominó completamente en la primera parte y generó hasta tres claras ocasiones de gol.
Comenzó Osasuna Promesas con un ritmo asfixiante. En el minuto tres ya había provocado hasta tres córners y, en uno de ellos, Luis Perea había obligado a Mikel Saizar a realizar una gran intervención con un remate de cabeza. Con una gran presión, los rojillos controlaron a un Burgos que no sabía cómo frenar el fuerte comienzo local. Uno de los refuerzos de este mercado invernal, Borja, tuvo la segunda gran oportunidad. En una rápida transición se marchó de Borda por velocidad pero, en el mano a mano, Saizar le ganó la partida.
Tan solo seis minutos después, Osasuna realizó otra gran transición gracias a Miguel Díaz. Rompió líneas siendo vertical con el balón y abrió para Javi Martínez, pero el centro de este lo tapó la defensa. Con el control local y un Burgos que supo atemperarse para frenar las ocasiones pasaron los minutos, hasta el 39 cuando Moncayola se encontró con el larguero en su disparo desde la frontal.
El descanso llegó con el 0-0 y un Promesas que había recuperado sensaciones en cuanto a juego. Sin embargo, con la segunda parte el Burgos comenzó a pisar área rival con balones largos a un batallador Iker Hernández. Así llegaron las primeras oportunidades burgalesas y, finalmente, el detalle que marcó y mató el partido. En el minuto 61, Eneko subió bien la banda y centró al área, Juan salió a por el balón pero lo dejó muerto en el punto de penalti donde Abel Suárez cedió para que Iker Hernández marcase a placer. Un detalle, un error y un gol.
El golpe demolió a Osasuna al que le costó reaccionar. Tan solo en los últimos 10 minutos, y con más corazón que cabeza, los rojillos encerraron al Burgos, aunque no fueron capaces siquiera de generar alguna clara ocasión para empatar.
0 - Osasuna Promesas. Juan; Diego, Perea, Albisu, Endika; Moncayola (Iván Martínez, m.80), Otegui (Adrián, 70); Jaime, Miguel Díaz, Javi Martínez (Jordan, m.62); Borja.
1 - Burgos. Mikel Saizar; Andrés, Borda, Ayoze, Eneko; Sergio Esteban (Cantero, m.64), Adrián Cruz, Cusi, David Martín (Carlos Álvarez, m.81); Abel Suárez, Adrián Hernández (Iker Hernández, m.46).
Árbitro. Muñoz Pérez, asistido por Martínez Caballero y Ruiz García (C. valenciano). Amonestó por Osasuna Promesas a Albisu (m.55), y por el Burgos a Cusi (m.15) y Ayoze (m.37).
Gol. 0-1 (m.61): Iker Hernández.
Incidencias. Alrededor de 400 espectadores en Tajonar.
volver arriba

Activar Notificaciones