Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sporting 3-1 Osasuna

Osasuna vuelve a perder y no ve la luz al final del túnel

Carmona, en dos ocasiones, y Douglas fueron los encargados de firmar los goles que dejaron a Osasuna como colista de Primera División

Ampliar Osasuna vuelve a perder y no ve la luz al final del túnel
Osasuna vuelve a perder y no ve la luz al final del túnel
Actualizado el 05/12/2016 a las 09:35
Osasuna volvió a perder. Y ya van tres. En total, ocho goles encajados en los tres últimos partidos. Esos tres han sido los partidos de Liga dirigidos por Joaquín Caparrós (más la derrota del miércoles en Copa ante el Granada). Y tres son los puntos que se les han vuelto a escapar a los rojillos.
El conjunto navarro empezó bien su andadura por tierras asturianas. Los primeros veinte minutos no mostraron un dominador claro en el césped de El Molinón: Osasuna estaba bien plantado y se mostraba como un conjunto ordenado, pero sin llegar a generar peligro en la portería sportinguista. Los locales no fueron superiores en esos primeros instantes, aunque el Sporting arriesgaba más mediante Isma López, Carmona y Moi Gómez que ya probó a Nauzet con un disparo que se marchó desviado. 
Fue precisamente esa actitud, sin miedo a perder, la que llevó a los locales a superar a Osasuna, que se fue diluyendo en los últimos instantes del primer parcial. Carmona firmó el primer gol del Sporting, tras un centro de Amorebieta que el centrocampista mallorquín cabeceó sin marca. Clerc era mero espectador de la acción. 
FLAÑO PRIMER GOLEADOR DE LA 'ERA CAPARRÓS'
Tras la reanudación, Caparrós sustituyó a Kodro por León, devolviendo al delantero rojillo al que debió ser su lugar en los primeros 45 minutos. El donostiarra no supo aprovechar sus minutos y se mostró descolocado y sin el desparpajo para encontrar los desmarques que sí protagonizó ante el Atlético de Madrid
La entrada de León no mejoró la imagen de Osasuna, que se fue deteriorando sin ser capaz de encadenar dos pases con criterio. Roberto Torres, antaño brújula ofensiva de los rojillos, sigue sin encontrar su mejor versión. De las Cuevas tampoco estuvo fino, aunque más trabajador, sus decisiones fueron más bien imprecisas y sus internadas no encontraban apoyo.  
Y entonces llegó Douglas. Tras una asistencia de Moi Gómez, el canterano del Barça remató con la derecha desde el centro del área mandando el esférico al centro de la portería. Con un Osasuna muerto y sin ideas, Caparrós dio entrada a Berenguer por Roberto Torres, pero los ánimos ya estaban por los suelos. 
No fue hasta los minutos finales, cuando Carmona ya había marcado el tercero tras una espectacular carrera de Isma López, que Osasuna mostró algo de mordiente en el ataque. Álex Berenguer sirvió un balón raseado al segundo palo que Miguel Flaño empujó a placer. Animados por el gol, los rojillos trataron de acortar distancias, pero ya era tarde. Se cumplía el minuto noventa y restaban tres de prolongación. 
No dejaron de intentarlo hasta que el colegiado vasco Del Burgo Bengoetxea pitó el final del encuentro. Un espejismo fútil, que no logra enmascarar la falta de carácter, rasmia e intensidad que tanto necesita el equipo dirigido por Joaquín Caparrós si quiere salvarse al final de temporada. Las sensaciones, por ahora, no son buenas. Osasuna está hundido en un pozo y debe dejarse las uñas para salir de él. Todavía queda tiempo, pero como dijo el técnico utrerano en rueda de prensa este sábado: "Hay puntos importantes en juego y los que pierden son irrecuperables". 
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora