Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Atlético de Madrid 1 - 0 Osasuna

Osasuna estrella su vuelo frente al Atlético de Madrid

Los rojillos, sin sentirse agobiados y con personalidad, no culminaron su trabajo

Ampliar Felipe, central brasileño del Atlético de Madrid, ganó el salto a la defensa navarra y a Sergio Herrera en el saque de esquina. Era el minuto 86 de partido.
Felipe, central brasileño del Atlético de Madrid, ganó el salto a la defensa navarra y a Sergio Herrera en el saque de esquina. Era el minuto 86 de partido.REUTERS
Actualizado el 21/11/2021 a las 09:28
Osasuna cayó en el Wanda cuando tocaba con la yema de sus dedos un merecido empate. La cancha del campeón de Liga no le había inquietado en una tarde en la que mostró ese gen competitivo que cuando luce en su esplendor minimiza a quien se le ponga por delante. Hasta ese minuto 86 del gol de Felipe, había obligado al Atlético de Madrid a darse de golpes contra una pared. El punto iba camino de Pamplona. Ni siquiera se entró en esa parcela del sufrimiento que se puede considerar hasta normal cuando tienes delante a un señor rival y con un once de claro corte ofensivo. Faltó hilvanar el último cosido para cerrar un traje prácticamente perfecto. El de un equipo que en varias fases de la primera parte estuvo cómodo con la pelota y que, en líneas generales, mostró un elevado rigor táctico para saber defender en cualquier zona.
Oblak hizo las mejores paradas. A Lucas Torró y a Roberto Torres. Sergio Herrera, ninguna. Dato significativo que resumió lo que fue este duelo igualado. Osasuna había dado una lección de saber ocupar los espacios con ese sistema del 1-5-3-2 que expone Arrasate fuera de casa contra los grandes. Se habían tapado todos los pasillos. Tanto por dentro como, para despejar toda esa cantidad de centros colchoneros. Hasta 45 contabilizó la estadística.
No por ello, Osasuna se había colgado de su larguero. Fue más alegre que en el Bernabéu. La resistencia finalmente se vino abajo. El enésimo balón colgado acabó en el remate decisivo. Felipe cabeceó el córner al imponerse en su vuelo a la defensa navarra y la salida en falso de Sergio Herrera. No quedaba casi nada para cruzar la línea de llegada. Error y derrota. Es la tercera derrota consecutiva, aunque esta deja mejor sensación que las anteriores. Osasuna ha concluido su particular Tourmalet del calendario exponiendo su personalidad. Eso cuenta y reportará puntos.
Por momentos, superiores
En el Wanda cuajó una primera parte de altos vuelos. Llegó a tener más posesión. Inició muchos ataques desde atrás y supo combinar en sus elaboraciones. Los tres centrales supieron ensamblarse bien. David volvió a dar un recital de acciones defensivas. La más destacada, un disparo que bloqueó a bocajarro de Griezmann. El francés había avisado con un tiro que besó la red por fuera.
Junto al de Ibero, destacó Juan Cruz, un futbolista que se ha ganado su sitio merecidamente cuando Jagoba forma con esta línea. Quizá jugó su mejor partido desde que está en Osasuna. Fuerte en las disputas, solvente en el despeje y sobre todo un buen iniciador del juego con esa pierna izquierda tan vertical que tiene. El partido comenzó con una galopada suya, una declaración de intenciones.
Siendo fiel a su triángulo de purasangres en el centro del campo, donde sobresalió un completo Moncayola, Arrasate confió la punta de ataque en el Chimy y Kike. El argentino se movió bien fuera del área y con esa actitud siempre amenazadora de peligro. Lo del conquense ya no extraña a estas alturas, pero no por ser frecuente debe quedarse en el tintero. Su pelea con Savic y Felipe fue brava, siempre metido en el juego para dar salidas de espaldas o presionar como el primer defensa incluso en el borde de su área.
Osasuna caminaba ordenado en el partido. Mostraba varios registros. Ofensivo y defensivo. Su buen posicionamiento le permitía encontrar superioridades. Su mejor llegada fue un tremendo zapatazo de Torró desde lejos que hizo volar al meta esloveno del Atlético. El reloj marcaba el minuto 34. Era tiempo suficiente para valorar esas sensaciones colectivas.
Atrás, no había tantos problemas para la previsión de lo que suele ser habitual en estos escenarios. Funcionaba la jaula. El Atlético acabó la primera parte con una buena llegada de Marcos Llorente hasta línea de fondo. Griezmann enganchó el remate fuera. David García era su sombra.
Sigue el rigor defensivo
Quedaba por resolver cómo darle continuidad a todo ese buen sistema de ayudas en la reanudación. Lo cierto es que Osasuna no pudo presionar tan alto como antes, pero a cambio entendió lo que marcaba el guion cuando el Atlético daba el paso al frente. Era el momento de ser más riguroso si cabe en mantener sus líneas juntas y aumentar la contundencia en el área ante lo que podía llegar.
El Cholo quiso más con la entrada de De Paul y Suárez. Después, con otros dos delanteros: Cunha y el debutante Carlos Martín. Jagoba refrescó piernas. Budimir era la baza de ataque y Oier entraba por un Torró algo desbordado y con tarjeta amarilla. Con Iñigo Pérez, buscaba templar más el juego. Parecía que lo estaba consiguiendo.
Osasuna no sufría. No sintió verdaderos agobios. Solo, en realidad, en una jugada personal de Carrasco, que tras unos regates y recortes lanzó la pelota al lateral. El 1-0 llegó cuando nadie se lo esperaba viendo la fiabilidad aérea mostrada hasta entonces. Nacho Vidal concedió un córner evitable. Carrasco sacó de la esquina y Felipe entró en el primer palo para impactar con su cabeza y fundir el hierro de un Osasuna que parecía infranqueable en su cerrojo.
A la desesperada. Roberto Torres tuvo el empate en el minuto 91 con un latigazo de zurda que le paró Oblak con una enorme estirada. Acto seguido para cerrar un tiempo de descuento picante, Carrasco lanzó al palo desde lejos con Herrera volviendo a su campo después de haber subido a rematar. El 1-0 cayó sin remedio.
Empieza la otra Liga.

FICHA TÉCNICA:

1 - Atlético de Madrid: Oblak; Vrsaljko (Carlos Martín, m. 84), Savic, Felipe, Hermoso; Llorente (Kondogbia, m. 74), Koke, Lemar (Luis Suárez, m. 65); Correa (De Paul, m. 65), Griezmann (Cunha, m. 74), Carrasco.

0 - Osasuna: Sergio Herrera; Nacho Vidal, Unai García, David García, Juan Cruz, Manu Sánchez (Roberto Torres, m. 88); Jon Moncayola (Barja, m. 88), Lucas Torró (Oier, m. 65), Darko Brasanac (Íñigo Pérez, m. 74); Chimy Ávila (Budimir, m. 65) y Kike García.

Gol: 1-0, m.87: Felipe.

Árbitro: Sánchez Martínez (C. Murciano). Amonestó al local Griezmann (m. 45) y a los visitantes Manu Sánchez (m. 55) y David García (m. 81).

Incidencias: partido correspondiente a la decimocuarta jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante 53.261 espectadores.

volver arriba

Activar Notificaciones