Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

La resaca rojilla

De Lopetegui a Moi Gómez

Ampliar BUEN ROLLO. Rubén Peña, Sergio Herrera, David García, Juan Cruz, Moi Gómez y Chimy Ávila, sonrientes ayer en Tajonar después del gran triunfo conseguido unas horas antes contra el Sevilla
BUEN ROLLO. Rubén Peña, Sergio Herrera, David García, Juan Cruz, Moi Gómez y Chimy Ávila, sonrientes ayer en Tajonar después del gran triunfo conseguido unas horas antes contra el SevillaOSASUNA
Publicado el 14/08/2022 a las 06:00
Qué le van a decir al equipo con menos penaltis a favor pitados de la historia de La Liga. Resulta que el Sevilla (250 millones de presupuesto por los 70 de Osasuna) hizo una única lectura del partido del viernes. Todo se redujo al penalti que decretó Del Cerro Grande. En cada respuesta en la rueda de prensa, Lopetegui terminó con la coletilla de la injusta infracción. Dejó esos aires de prepotencia de ver una intencionalidad para perjudicarles.
El Papu Gómez no hizo penalti a Moncayola. Bien. Pero penaltitos también le cobraron a Osasuna recientemente contra este mismo equipo. El año pasado el de Manu Sánchez a Koundé con Sergio Herrera de héroe en el tiempo añadido y otro anterior en el Sánchez Pizjuán de Moncayola a Ocampos que decidió el partido. ¿Alguien dijo algo entonces? Nadie recordará a Arrasate referirse solo a la polémica arbitral ni verá al presidente aparecer por el túnel de vestuarios.
Cuentan que José Castro, el mandatario hispalense, bajó exaltado del palco clamando sobre los penaltitos. “Tenemos que quejarnos de los árbitros desde la jornada 1. No podemos ser siempre nosotros los perjudicados”, manifestaba a los micrófonos de la televisión tras el duelo. ¿Se daba cuenta que se había enfrentado a Osasuna?
Su entrenador, que dejó un gesto feísimo en la banda al insinuar que Unai García estaba fingiendo en la jugada que le llevó al hospital, poco había hablado del mal partido en Pamplona. Osasuna había aplicado mejor su estilo que el Sevilla su propuesta. Un equipo con menos recursos le había ganado la batalla en el campo. Lopetegui hablaba de haber sido mejores salvo en el comienzo. ¿Por qué cuesta tanto reconocer los méritos o ser autocrítico? No pisaron el área en la segunda parte.
Gustaron los rojillos en su estreno. Por su alta intensidad y por esos momentos de buen fútbol que agradaron tanto a los espectadores como hacía tiempo. Osasuna cuenta con el mismo bloque de la temporada pasada y ha sumado más calidad para subsanar ese déficit que arrastraba en la línea de tres cuartos, sobre todo en los partidos de El Sadar. Sigue conservando las armas de la presión y, a la vez, eso le hace ganar fondo de armario para gestionar las segundas partes. De Aimar Oroz ya se ha dicho todo a estas horas. Su frescura alimentó los ataques. Es presente y futuro.
Mención aparte también merece Moi Gómez. En su debut, demostró acoplarse perfectamente para articular las acciones con una visión y ejecución privilegiadas. Sus compañeros le buscaron. Marcó los tiempos. Dejó alguna curiosidad: saca los córners con cualquiera de las dos piernas. No se veía esto desde los tiempos de Plasil. Y fue el que más corrió. Carácter no le va a faltar. Lo trajo Braulio atento a que salía del Villarreal y descartando a Milla. Pinta a que va a encajar muy bien.

EN LA GRADA
​Pablo Ibáñez, un debut ilusionante
Hace una semana, declaraba en una entrevista con este medio que antes de dormir había pensado en cómo podía ser ese momento de pisar el césped de El Sadar. El viernes pudo saborearlo. Saltó al campo para ayudar al equipo cuando el Sevilla podía apretar en buscar del empate. Pablo Ibáñez ha llegado al primer equipo con toda la ilusión del mundo. En pretemporada ha demostrado estar listo y Arrasate sabe que es un centrocampista de garantías para echar mano de él en cualquier momento. Su debut llega a los 23 años, casi 24, después de una trayectoria que rompe el molde con una salida no deseada de Osasuna incluida. Tiene hambre para demostrar su nivel y asentarse en la máxima categoría.

​Acertar con las incorporaciones
La dirección deportiva, en consonancia con el cuerpo técnico, tenía detectadas las carencias cuando finalizó la temporada pasada. Un portero, un lateral derecho, un centrocampista ofensivo y un extremo. Contra el Sevilla debutaron dos, Rubén Peña y Moi Gómez, y dejaron muy buenas sensaciones. El defensa estiró al equipo en banda y luego adelantó su posición dada su polivalencia. El medio sabía qué hacer con el balón en todo momentos y dejó detalles de calidad. Se acoplaron al engranaje dentro de un Osasuna que quiere esta temporada recuperar la electricidad. La plantilla está motivada.

​¿Habrá fichaje antes del cierre de mercado?
Queda margen todavía, pero Osasuna no tiene claro si fichará a un último jugador para completar la plantilla. El perfil que se quiere es un extremo que sea desequilibrante, pero solo llegará si hay pleno convencimiento de los técnicos. Es decir, con todas las garantías. El que parece que se ha alejado de poder fichar es el azulgrana Ez Abde, un jugador que era del gusto del club pero que ha contado con muchos pretendientes para salir cedido del Barcelona. En cuanto al capítulo de bajas, Areso y Barbero pueden abandonar el club en busca de minutos en otros equipos. Fueron los descartes de Jagoba de la primera convocatoria.

​Ambientazo para empezar
Cuentan aficionados que a nivel ambiental fue uno de los mejores encuentros desde la reforma. Tiene mérito que sea el primero de la temporada, en pleno agosto y sin los cinco sentidos puestos. Hasta El Sadar se acercaron 18.536 espectadores, una gran entrada que refleja las ganas de ver en acción a este nuevo Osasuna. El equipo dio motivos para emocionar a su grada y la grada a pleno rendimiento acompañó al equipo. “Sigo con la piel de gallina. No me esperaba este final. Cuando he visto a mis compañeros con los brazos levantados cantando a coro con la afición ha sido una auténtica locura”. Las palabras de Rubén Peña lo decían todo. Era su primera vez.

LA PRENSA
​Un ‘penaltito’ y también un equipito

“Bofetada de realidad para el Sevilla en Pamplona (...). Se fue de El Sadar con las orejas gachas, con la sensación de que ha perdido varios puntos, no varios, incluso muchos más, en su fortaleza. Un penaltito, si es que merece siquiera esa consideración, derrotó, por tanto, a un equipito que ya enseñó todas sus debilidades antes de que se cumpliera el primer minuto de juego”, señalaba en su crónica Francisco José Ortega.

​LA CIFRA
​100 Partidos oficiales
lleva Lucas Torró con la camiseta de Osasuna, donde ha estado dos etapas. Contra el Sevilla se convirtió en centenario para demostrar el nivel de la temporada pasada con su empaque en el centro del campo. Estuvo acompañado por Moncayola, que por cierto llegó a los 100 en Primera.

​EL MVP
​Triple empate, 6,9

La página web especializada Who Scored puntuó a tres futbolistas de Osasuna como los mejores del equipo, atendiendo a las estadísticas. Moi Gómez, Chimy Ávila y Sergio Herrera fueron los más destacados con un 6,9. A Aimar Oroz le dieron un 6,8.

​EN LA RED
“Siempre he soñado jugar en este estadio”

Pablo Ibáñez estaba feliz tras el partido. Así se mostró en las redes sociales. “Feliz por mi debut en Primera División y mas aún por ser en el estadio en el que siempre he soñado jugar. Gracias a todos los que habéis aportado algo para que pudiera llegar ese momento. Vamos rojos!!”, escribió.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE