Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El submarino torpedea el 20% de las veces

El Villarreal ha ganado en 2 de sus 10 visitas a Pamplona, por 5 victorias rojillas. Los otros 3 duelos acabaron en un empate

  • ÍÑIGO GONZÁLEZ . PAMPLONA
Publicado el 16/05/2011 a las 02:04
El último huésped del Reyno dirige ya su rumbo hacia Pamplona con un interesante dato en sus bodegas: ha ganado en el feudo rojillo el 20% de la veces. Así, el submarino amarillo será el encargado de probar los nervios de equipo y afición en un duelo que se ha reeditado 10 veces en la capital navarra. Y el saldo es claramente favorable a los rojillos.
Desde que el Villarreal pisara el viejo Sadar en 2001, el conjunto castellonense ha ganado sólo dos veces en sus diez visitas a Pamplona. Otros cinco encuentros terminaron en victoria local y los tres duelos restantes en empate.
La primera vez que los torpedos del submarino hundieron la nave rojilla fue el 2 de febrero de 2003. Entonces un ajustado 0-1 con gol de Josico sirvió para dejar a Osasuna en el puesto 16º con arbitraje de Esquinas Torres.
El otro triunfo del Villarreal es más frecuente, data de 2007, cuando Diego Forlán vivió una noche mágica y le endosó tres goles a los rojillos. Aquel contundente 1-4 que encajó Osasuna complicaba al equipo.
Ahí acaba lo negativo. Cuando Osasuna necesita sólo un punto para firmar la permanencia matemática, la estadística dice que lo ha logrado al menos en el 80% de sus enfrentamientos particulares con los castellonenses.
De hecho, ese empate tan ansiado se ha conseguido en los dos últimos precedentes del encuentro, ambas veces con idéntico resultado, 1-1. Ese veces el Osasuna-Villarreal sirvió para abrir la Liga 2008/2009 y la 2009/2010. En el primero de ellos Nekounam neutralizó de penalti el gol de Marcos Senna mientras que en el partido de la pasada campaña fue Pandiani el que tuvo que empatar en el minuto 37 el tanto con el que Santi Cazorla había adelantado al Villarreal.
Cabe recordar que este Villarreal llega al Reyno de Navarra sin jugarse absolutamente nada. Cuarto en la tabla con 62 puntos, no puede ni darle alcance al Valencia en el tercer puesto ni el Sevilla con 55 puede cogerle. Por ello, el factor anímico podría ser clave en el encuentro. Con todo, José Luis Mendilibar ya avisó ayer de que su equipo, pese a valerle con el empate, no saldrá a especular con el resultado y buscará la victoria ante el submarino amarilla desde el primer minuto. Y la afición rojilla estará ahí para ayudarle.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones