Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fiebre rojilla

Colas de dos horas en el Reyno para conseguir una de las 3.000 entradas que se agotaron a las 17.15

  • FERNANDO CIORDIA . PAMPLONA
Publicado el 18/05/2011 a las 01:00
En cuestión de horas, concretamente seis y media, se agotó el papel en el Reyno de Navarra. El aficionado respondió de forma masiva a la llamada de club de comprar entradas al precio reducido de 5 euros. Nadie se quiere perder el trascendental encuentro que disputará Osasuna este sábado a las 22.00 (PPV) contra el Villarreal, el que decida si el equipo rojillo sigue o no en Primera.
Los empleados de administración de la entidad rojilla trabajaron a destajo. No hubo tanta afluencia de seguidores en busca de una localidad desde la histórica campaña 06-07 de la UEFA. El bajo precio de las localidades, una medida que han adoptado todos los clubes en peligro, y la importancia del partido invitaron ayer a los aficionados rojillos a acercarse al estadio mucho antes de que se abrieran las oficinas. La mayoría de ellos tuvo que hacer cola durante dos horas hasta conseguir la localidad, siempre con un carné de socio como credencial.
Las oficinas se abrieron minutos antes de las 9.15 de la mañana, con un cuarto de hora de adelanto sobre el horario habitual. Hasta las 14.45 no se pudieron marchar los empleados de Osasuna a comer. Media hora antes se cerraron las puertas, respetando a los aficionados que aguardaban la fila todavía. Se vendieron en esta intensa mañana 2.650 entradas.
Sólo quedaban por despachar otras 350 en una tarde que comenzó nuevamente con largas filas. Si la matinal había llegado a Tribuna de Gol, la vespertina alcanzó Graderío Sur, ya que se orientó hacia el otro sentido del estadio. No hubo para todos los que aguardaban, y a las 17.15 se colgó el cartel de "No hay billetes".
Será difícil el lleno
Sin entradas que vender, a Osasuna se le presenta ahora el problema de que todos sus socios acudan al partido. El club sabe perfectamente que a los partidos suele faltar el 10% de la cifra total de abonados, debido a que son de fuera de Navarra o por la hora tardía, como personas mayores, no pueden acudir al Reyno.
En los dos anteriores partidos en los que se agotaron las entradas, contra el Valencia y el Sevilla, asistieron 18.575 y 17.921 espectadores. Fueron partidos de noche. El aforo del Reyno es de 19.800 personas. Está claro que cuantos más rojillos acudan al estadio, más cerca estará la salvación.
Más de 100 aficionados que hicieron cola, sin entradaTodos los seguidores no consiguieron su objetivo. Cuando a las 17.15 se colgó el cartel de no hay billetes, algo más de 100 personas que aguardaban la cola se quedaron sin la localidad. Así transcurrió una jornada intensa en las oficinas.
9.13. Comienza la venta.Para esa hora, una fila de aficionados llega a Tribuna de Gol del estadio osasunista. Hay unas 300 personas esperando desde hace unas horas.
14.15. Se cierra la oficinas.El horario de las oficinas se amplía más de las 13.30. A las 14.15, queda todavía medio centenar de personas haciendo cola. Se les hace pasar dentro y se cierra la puerta.
14.45. Acaba la mañana.Ya sólo quedan por vender 350 billetes. Los empleados de las oficinas se van a comer.
16.20. Nueva apertura.Diez minutos antes del horario previsto, se vuelve a abrir el Reyno. La cola, en este caso en otro sentido a la mañana, llega ya a Graderío Sur.
17.15. No hay billetes.Ya se han vendido 3.000 entradas. En ese instante, más de 100 personas se quedan sin ellas.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora