Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Montaña

Cinco de cinco para Óscar Arroyo

El montañero de Zizur ha logrado subir el Denali en su proyecto de las Siete Cumbres

Ampliar La marcha hasta los campos de altura se hace arrastrando un trineo y porteando todo el material.
La marcha hasta los campos de altura se hace arrastrando un trineo y porteando todo el material.Cedida
Publicado el 30/06/2022 a las 06:00
En 2012 Óscar Arroyo Úbeda logró la cumbre del Aconcagua que, con 6.901 metros, es la más alta de Sudamérica. Ése fue el primer gran paso dentro de un proyecto de conseguir las Siete Cumbres (las cimas más altas de cada continente, dividiendo América en Norte y Sur) que, poco a poco, se ha ido consolidando en estos últimos años. De hecho, este zizurtarra de 58 años acaba de regresar de Alaska después de conseguir ascender a los 6.190 metros del Denali o Mc Kinley, el techo de Norteamerica. “Todo empezó como una broma pero, por ahora, ya van cinco de cinco”, reconocía Arroyo, casado y padre de tres hijos y trabajador en Viscofán.
CUMBRE CON JOSEMA CASIMIRO
Al pico argentino le siguió en agosto de 2014 el caucásico Elbrus (5642m), los 3.962 metros del Kilimanjaro africano en enero de 2016 y, en octubre de 2018, los 4.884 metros de la Pirámide de Carnstenz, en Indonesia, la montaña insular más alta del mundo y el pico más alto de Oceanía. Una cumbre cada dos años.
Una serie que la pandemia frenó. “La idea era haber realizado antes el viaje al Denali pero, dadas las circunstancias, no lo hemos podido realizar hasta este momento”, explicaba Arroyo, quien compartió cordada y expedición en este último objetivo con un grande de la montaña navarra: Josema Casimiro.
“Hasta esta última expedición siempre había ido con algún amigo. Pero esta vez no. No le conocía ni a él ni a los dos aragoneses con los que fuimos (Rosana Muniesa y José Manresa) pero con Josema nos hemos entendido y llevado muy bien. Lo hemos hablado y ojalá podamos compartir juntos expedición al Everest”, apuntaba el de Zizur, consciente que los dos objetivos que le quedan son los más complicados, sobre todo, por logística y el alto coste económico que conllevan. “Everest -8.848m- y monte Vinson - 4.892m-son los viajes más costosos, pero no pierdo la esperanza. El objetivo está cada vez más cerca. A la Antártida, antes de Navidades de 2023 o 2024 imposible que pueda ir. Y al Everest creo que tendría que esperar más, mi idea es que sea el broche al reto”, afirmaba.
Sobre el Denali aseguró que lo más exigente fue el ascenso a los campos de altura. “La avioneta te deja en el glaciar a 2000m y hay q llevar cada uno su material, en un trineo de unos 40 kgs, hasta el campo IV a 4300m. Es muy duro”, afirmaba. “Desde ese campo ya sólo queda aclimatar y esperar buen tiempo para subir a un quinto (5.300m) y de ahí, al día siguiente, a cumbre. El 11 junio salimos a las 9:00 para cima y llegamos a ella sobre las 17h. Para las 22.00h volvíamos a las tiendas del campo IV”, decía.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE