Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Parejas 2022

Laso e Imaz, a la final por la vía rápida

Laso-Imaz dejan en seis tantos a unos Altuna-Martija sin tensión y con los que se jugarán la txapela del Parejas el 3 de abril

Ampliar Unai Laso celebra su clasificación para la final del Parejas 2022.
Unai Laso celebra su clasificación para la final del Parejas 2022.MIKEL ASKASIBAR
Actualizado el 21/03/2022 a las 07:59
El orden de los factores sí que puede alterar el producto. Y colocar el partido de Altuna-Martija y Laso-Imaz el domingo podía encerrar el riesgo de que fuera un fiasco. Debían hacer 16 tantos los de Baiko para ser finalistas. No se jugaban nada los de Aspe, ya en la final de forma automática tras el resultado del sábado. El resultante fue que Laso-Imaz tardaron 30 minutos y 215 pelotazos en sacar el billete para la final ante unos Altuna-Martija que salieron sin tensión competitiva alguna. La próxima cita tendrá los mismos protagonistas el próximo 3 de abril en el frontón Bizkaia. Habrá una txapela en juego, el partido será muy diferente el 6-22 que se vio ayer en el Astelena.
Para Laso e Imaz -dos pelotaris cada uno con su historia personal única en los últimos años- la vida se reducía ayer por la tarde en hacer 16 tantos. Calentaron a conciencia, salieron mentalizados a la cancha y ejecutaron con perfección el plan establecido. Cargaron el juego en Martija, que encajó dos saques de salida, para que luego Laso probara suerte de apuntillar adelante a Altuna. El plan funcionó. Exhibió una derecha fresca Laso para castigar atrás. Estuvo muy serio y sujetó sin problemas Imaz atrás. Adelante el delantero de Viscarret mostró determinación, le dio velocidad al remate y fue muy superior a un Jokin Altuna desconocido. Los parciales fueron de escándalo.
Altuna y Martija rindieron en el Astelena muy por debajo de su nivel. Y es algo hasta cierto punto razonable. El sábado por la tarde conocieron que ya estaban en la final, el bajón de tensión competitiva responde a la lógica. No tenían nada en juego y el temor a lesionarse a dos semanas vista de la final en un partido intrascendente para ellos existe y más que entendible.

“Ha sido más fácil de lo que pensábamos, ellos no tenían la tensión y no se querían lesionar”
 Unai Laso. Delantero de Baiko

Quizá quien debe reflexionar sobre lo ocurrido no sea tanto Altuna-Martija, sino quienes programaron el orden de los partidos -las empresas y el operador televisivo- de la última jornada.
  • EL GRAN MÉRITO DE LASO
El partido de ayer en el Astelena deja una reflexión que va mucho más allá del resultado y el mal sabor de boca que pudo dejar en el pelotazale por la falta de tensión de uno de los contendientes. Unai Laso sacó ayer el billete a su tercera final desde que regresó a la disciplina de Baiko en un 100% de eficiencia: Cuatro y Medio navarro, Cuatro y Medio y ayer el Parejas.
Hace apenas un año Unai Laso estaba anclado en la duda de si podría volver a ser pelotari profesional o no. No dejó de trabajar, no dejó de creer. Y ahí están los resultados. El día tres se jugará la txapela con Jokin Altuna en un duelo que va asentándose en la elite de la mano profesional, tres citas en menos de un año. Una gran noticia.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE