Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ENTREVISTA
Delantero de Baiko

Unai Laso: "Me siento orgulloso de jugar siempre contra el mejor y hacerle frente"

En apenas nueve meses el delantero de Biskarret encara su tercera final como pelotari profesional, un nuevo Laso contra Altuna III que despierta pasiones en los frontones

Ampliar Unai Laso afronta su primera final de Parejas como profesional
Unai Laso afronta su primera final de Parejas como profesionalEDUARDO BUXENS
Publicado el 30/03/2022 a las 06:00
No se considera “el pelotari de moda” pero agradece que cientos de aficionados hayan recuperado la ilusión por la pelota gracias a él, a un juego enérgico y a una personalidad modestamente desenfadada. Unai Laso Lizaso (Biskarret, 1997) encara en apenas nueve meses su tercera final, la del Parejas, aunque esta vez junto a un compañero con quien prefirió hacer tabula rasa después de la huelga en las filas de Baiko y hacer piña por un objetivo en común. “Nos hemos entendido a la perfección”, asegura.
En la final se enfrentan a una pareja a la que recientemente han ganado por 6-22. ¿Qué relevancia le da al resultado?
Ninguna. El partido de semifinales no tiene nada que ver con el que va a ser la final. Ojalá fuese como el del otro día, pero conociendo a Altuna III-Martija prevemos un partido mucho más duro. Nosotros apostaremos por la misma estrategia.
¿Aquel día cambiaron el planteamiento respecto a los partidos anteriores?
Un poco sí. Jugamos distinto, cargamos más el juego atrás, arrimamos mucho la pelota y yo fui valiente. Se notaba que Julen estaba incómodo. Es verdad que ellos no tenían la misma tensión porque ya estaban clasificados, quizás querían cuidar las manos, nuestro partido salió redondo.
¿Soltaron la tensión?
Yo no lo demostré en ese momento, quería ganar el partido. No iba sólo a hacer los 16 tantos que necesitábamos sino los 22. Si vas a especular te pasa como a muchos deportistas anteriormente, te quedas en doce y con una cara de tonto que alucinas.
Va a ser su tercera final en menos de un año, ¿cómo se consigue no bajar el pistón?
Trabajo y constancia. Teniendo una rutina diaria desde que todo te va mejor. También influye mucho la confianza. Si llevas una temporada buena, juegas más a gusto.
Desde fuera da la sensación de que para usted lo peor ya ha pasado...
Nunca he entrenado tanto como cuando me quedé fuera. Técnicamente crecí pero sobre todo mejoré con las piernas, estoy muy rápido en la cancha, llego bien a todas y con buena colocación. Gran parte del mérito es del entrenamiento físico, cambié de preparador y empezamos a meterle caña.
¿Encontró otra motivación?
Un día cambias de aires y vas cumpliendo objetivos pequeños. También empecé con buen pie la nueva entrada a profesionales. Podía haber perdido el partido contra Peña y todo podría haber sido al revés.
¿La suerte hay que buscarla?
Eso he dicho siempre. La suerte no te llega. Que la pelota vaya a la chapa o la salve por milímetros no es suerte sino la técnica que uno tenga. No creo que Altuna meta todos los ganchos perfectos por suerte, eso es el resultado de entrenamientos. Lo mismo pueden decir de mí.
Nunca es fácil llegar a una final.
Cuando llegué a la del Cuatro y Medio me quité un peso de encima. Te lo crees más, confías en que llegará el día en el que consigas la txapela. Obvio que es muy difícil llegar a cualquier final. Este campeonato ha sido de los más competitivos del Parejas y por eso estamos tan contentos.
Una competición individual depende de uno mismo, pero hacerlo con un zaguero que además no era ni de los pegadores.
Zabaleta, Rezusta y Albisu siempre son favoritos, pero creo que Ander ha hecho un campeonato muy completo. Aunque peguen más que tú, luego hay que terminar los tantos y defender.
¿Cómo han congeniado?
Somos unos chavales muy vivos, hemos congeniado bien tanto fuera como dentro de la cancha. Nos hemos entendido a la perfección y cada uno sabe cual es su rol. Él intenta no fallar pelota y yo soy el que tiene que mandar en el juego, el que tiene que arriesgar más.
Cada uno de ustedes tomó una posición diferente durante la huelga.
Para nada me considero una persona rencorosa. Siempre intento llevarme bien con todo el mundo, lo contrario solo acarrea darle vueltas a la cabeza y dormir peor. Hablé con él en su día y todo está solucionado.
¿Es importante arreglar las cosas fuera de la cancha?
Es necesario. Menos para dormir, estamos juntos todos los días. Hablamos mucho entre semana, nos lo pasamos bien juntos, estamos todo el rato riéndonos. Estar contentos es la clave.
¿Quién levanta la moral a quién?
Los dos. Yo he tenido partidos en los que he podido estar más bajo mentalmente y Ander jugar un partido muy bueno, animarme y sacarlo adelante. Al revés también. Si un día él está un poco bajo le digo alguna parida y ya está. No hay otro secreto.
¿Cuánto le dura el disgusto tras perder?
Nada. Después de la final del Cuatro y Medio estuve 20 minutos jodido en el vestuario, pero luego asimilas la situación y te das cuenta de que has estado a punto de ganar al mejor pelotari del momento. Yo siempre quiero olvidarlo todo cuanto antes y empezar a entrenar otra vez.
¿Siente que es el delantero de moda?
No, para nada. Yo me considero un chaval bastante normal, humilde. Quiero hacer mi rutina de siempre, estar con mis amigos y con mi familia. Esto al final es pasajero.
¿Le han salido muchos nuevos amigos?
A esos les veo las intenciones en seguida.
¿Nota que engancha al aficionado?
Mucha gente me ha dicho que había perdido la ilusión por la pelota y que tras mi vuelta al profesionalismo están enganchados otra vez, que quieren volver al frontón gracias a mí. Eso me llena.
¿Cree que su juego y el de Altuna III se parecen en algo?
Puede parecerse en algo porque todos los delanteros buscamos atrasar la pelota, cortar o buscar el aire, pero él es mucho más técnico, más zorro en los cuadros delantero. Yo muchas veces me guío por la fuerza, por el poderío. Soy valiente pero también intento cargar atrás.
La expectación es máxima por ver de nuevo un cara a cara entre usted y Altuna III
Hemos generado ese pique, muchos dicen que es el nuevo clásico entre Irujo y Olaizola II. Eso es bonito. A la gente le gusta el morbo en la cancha. Me siento orgulloso de jugar siempre contra el mejor y hacerle frente.

SUS PAREJAS
43 partidos disputados 21 ganados y 22 perdidos.

Año a año
2018 suplente
2019 suplente
2020 (Albisu) No acabó, la empresa no le renovó
2022 (Imaz) Finalista

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE