Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Campeonato Parejas

El ‘Valhalla’ de Unai Laso

Más de medio centenar de familiares, amigos y vecinos de Biskarret se enorgullecieron este lunes del pelotari que les pone en el mapa

Ampliar Unai Laso se fotografía con dos pelotaris del club Auñamendi después del homenaje que le brindaron en el frontón de Biskarret
Unai Laso se fotografía con dos pelotaris del club Auñamendi después del homenaje que le brindaron en el frontón de BiskarretEduardo Buxens
Publicado el 05/04/2022 a las 06:00
Existe en la mitología nórdica un espacio de honra reservado para los grandes héroes y guerreros de relumbrón: el ‘Valhalla’. Un majestuoso refugio para la paz, el descanso y la gloria. En eso se ha convertido Biskarret para Unai Laso, el lugar donde creció y donde, por segunda vez, fue homenajeado por sus vecinos tras lograr el subcampeonato del Parejas.
“Es un orgullo para nosotros que nos tenga tan presentes, nos pone en el mapa”, agradeció Pepón Argain, alcalde de la localidad, “Nos da igual que no haya traído la txapela, le homenajearemos tantas veces como haga falta. Nos tiene encandilados”.
Una gran pancarta con el lema “Lekuak igual dio, berriz, ikusiko garela idatzita dago” (“Da igual el lugar, nos volveremos a ver si así está escrito”, en castellano) cubría este lunes la fachada de la sociedad recreativa de Biskarret. El mismo rótulo que también estuvo presente durante la última final del Cuatro y Medio.
De una de las pequeñas ventanas frontales del edificio número 51 se fugaba la melodía de un txistu y unos tumbos que reverberaban el sonido a madera del suelo. Las dantzaris Elena Arizmendi y Sonia Rey, vecinas de la localidad, junto a Fernando Ziganda y el txistulari Aritza Zalba ensayaban por última vez el aurresku con el que este lunes rindieron homenaje a Unai Laso.
Buena parte de los vecinos de Biskarret se implicaron de lleno en el cariñoso acto. Como Ana López, quien con ayuda del alguacil y una pala despejaron el camino de acceso al frontón, todavía cubierto por una resistente capa de nieve y hielo. También hubo quien se atavió con un delantal para cocinar txistorras, tortillas de patata, bizcochos, chocolate caliente o cortar queso para el festín final.
A las siete y veinte de la tarde, tres explosiones de cohete anunciaron la llegada de Laso. Más de medio centenar de personas rompieron en aplausos y vítores, la mayoría de ellos vecinos, familiares y amigos con los quienes Unai celebró la noche anterior. El delantero de Baiko recorrió el pasillo flanqueado por 14 pelotaris del club Auñamendi, saludando y compartiendo gestos de complicidad con la mayoría de ellos.
Ya en el centro de la cancha, el alcalde de Biskarret impuso el pañuelo de la localidad a Laso quien no pudo ocultar su emoción. “Siempre es un orgullo estar aquí. Me siento muy agradecido por todo vuestro apoyo, porque sé que estáis conmigo en cada partido. Os quiero”, manifestó el navarro. “El cariño que recibo ayuda a superar cualquier pena”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE