Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

La guerra en la economía

El sector cárnico augura nuevas subidas de la carne y la leche por el aumento del pienso

El precio del cereal se ha duplicado y las casas de piensos anuncian aumentos

Ampliar Una gallina picotea un montón de pienso
Una gallina picotea un montón de piensoDN
Actualizado el 22/03/2022 a las 11:05
Se avecinan nuevas subidas de la carne y leche en las próximas semanas, lo que seguirá encareciendo la cesta de la compra, según coinciden voces autorizadas del sector cárnico. La situación que viven los ganaderos es “insostenible”. Están nerviosos y preocupados. Las casas de piensos les acaban de anunciar que en unos días aplican una subida a los piensos que tildan de “ descomunal”, “histórica” e, incluso, de “bestial”.
Dar de comer a los animales nunca ha sido tan caro porque los cereales están inmersos en una espiral inflacionista que no parece tener fin. La onda expansiva de la guerra ha generado tal escasez de cereal mundial que el precio del trigo, de la cebada y del maíz se ha duplicado en apenas veinte días. Redondeando, los tres cereales han pasado de pagarse a unos 230 euros / tonelada antes de la guerra a unos 400 euros en este momento, según datos de la lonja de Lérida.
Además de la carne, se prevé que este nuevo incremento también afecte a otros productos elaborados con cereal, como la pasta, la bollería y el pan.
“ESTO ES UNA LOCURA”
“Esto es una verdadera locura”, afirma rotundo el director de ventas de la multinacional de piensos De Heus Nutrición Animal, Pelayo Díaz. Confiesa que el conjunto del sector está “asustado” con lo que acontece. “No creo que los consumidores sean conscientes del todo de la enorme repercusión que tiene la subida del cereal en la cesta de la compra. Debería subir toda la carne un mínimo de entre el 10 y el 15% para paliar esta situación”, señala el directivo de una firma que suministra pienso a un millar de explotaciones ganaderas de Navarra y el País Vasco.
La alimentación supone, a grandes rasgos, el 60% del coste de producir cualquier animal, según explica Díaz. “El pienso tiene gran impacto en las cuentas de una explotación ganadera. Y no hablamos de otros costes, como el cartón, la luz, etc”. El directivo pone un ejemplo para visualizar cómo se traduce el encarecimiento de los piensos: “Una vaca con una producción media de 35 litros diarios dedica hoy 19 litros a pagar los piensos, su comida. Con la subida deberá dedicar otros 6 litros. Así, al ganadero le quedan diez litros para pagar el resto de costes y, con suerte, tener algo de rentabilidad”, detalla.
Esta firma ha anunciado una subida de 100 euros la tonelada que aplicará a partir de abril de “manera paulatina porque, de golpe, es inasumible”. Señala que el coste de la materia prima para hacer piensos ya había subido casi un 40% desde septiembre de 2020 hasta febrero, lo que situaba al cereal en precios históricos. “Cuando pensábamos que iba a producirse un descenso se desata la guerra y suben un 105%. En año y medio, el cereal ha aumentado un 150%”, concluye.
5 CÉNTIMOS MÁS EL LITRO
Juanma Garro, ganadero y presidente de Lacturale, indica que la subida de 100 euros tonelada se traduce en que “producir un litro de leche costará 5 céntimos más”. Y detalla: “Hace un año pagaba el pienso a 280 euros y ahora se va a poner a casi 500 euros”.
Dani Echegor es uno de los principales intermediarios de carne en Navarra, especialmente de ternera. “¿En qué situación está el sector? No sé ni cómo catalogarla. Es una barbaridad”, dice.
Habla de la próxima subida de 100 euros la tonelada de pienso. “Eso, en un ternero o ternera, puede suponer casi unos 200 euros más de costes. Es una barbaridad. Ya arrastrábamos desde agosto del año pasado hasta la fecha una subida de casi otros 100 euros el pienso. Y ahora, de nuevo, otros 100 euros más por tonelada. En los últimos meses se ha conseguido subir el precio de la ternera para asumir esa primera subida. ¿Ahora se va a poder trasladar al consumidor el nuevo aumento del pienso? Hay mucha preocupación porque, además, los ganaderos necesitan mayor liquidez para pagar el pienso”.
“NO COMER SOLO CHULETA”
Según Dani Echegor, el aumento podría suponer subir “en torno a un euro el kilo al consumidor, pero es algo que se irá viendo”. Afirma que las carnicerías “tienen miedo a subir la carne porque la venta se va resentir”. “El ambiente está muy cargado. Quizá los hogares tengan que diversificar a la hora de preparar menús, que no todo sea chuleta, sino comer otras carnes, como picadillo, que es más económico”, concluye.
Según el ganadero de terneros, Gonzalo Palacios, el precio del pienso ha pasado de costarle unos 300 euros en abril del año pasado a casi 390 en este momento. “Luego hay que pagar el transporte. Si no se toman medidas es muy difícil seguir en esta profesión”, añade.
PORCINO Y AVES
Los criadores del pollo de engorde ya alertan de cierres y quiebras. El gasto en luz y gas en sus instalaciones suponen en este momento el 75% de los costes variables e producción, por lo que el sector ha reclamado un aumento de precios.
El porcino no se encuentra en mejor situación. El precio del porcino de capa blanca ha subido un 34% desde inicio de año en la lonja de Binéfar. “Desde hace algunas semanas se está viendo un fuerte aumento del precio de la carne de cerdo de los industriales, que ya se tiene que estar comenzando a notar en los precios finalistas, en los supermercados”, comenta Jorge Labarta, socio fundador de Quant, una consultora de divisas y materias primas. “Nuestro trabajo es seguir la pista” a los grandes operadores que se van posicionando mucho tiempo antes”, detalla el experto. A su juicio, la solución no pasa por regular los precios, sino “en aumentar la superficie de cultivo local para que esa misma expectativa de mayores cosechas presione los precios a la baja”.

Navarra podría cultivar 15.800 hectáreas que hay en barbecho

Que en España no producimos suficiente cereal para abastecernos es una de las cosas que ha dejado claro la guerra en Ucrania. A la falta de soberanía energética hay que sumar ahora la falta de soberanía cerealista que, sin duda, está detrás de la escalada de los precios en la alimentación. Depender de importaciones conlleva un riesgo: un empobrecimiento a marchas forzadas Paradójicamente, la Unión Europea contempla en la Política Agraria Comunitaria (PAC) pagar a los agricultores por dejar tierras en barbecho. En Navarra se podría cultivar unas 15.800 hectáreas que están en barbecho y obtener unas 50.000 toneladas de cereal. Son muchas las voces que reclaman a la UE que permita sembrar en estos campos. De momento, Bruselas ha aparcado sus remilgos con el cereal transgénico y ha autorizado su importación.
volver arriba

Activar Notificaciones