Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sanfermines

La dirección IP, la clave para desenmascarar el fraude de los carteles de San Fermín 2022

La investigación puede resultar más ardua si el presunto autor ha utilizado servidores VPN o proxy

Ampliar La Guardia Civil ha creado 84 equipos de Asesoramiento, Prevención y Respuesta en materia de Ciberdelincuencia
La Guardia Civil posee una unidad para perseguir delitos tecnológicosCedida
Actualizado el 05/05/2022 a las 13:39
Una vez formalizada la denuncia por parte del Ayuntamiento de Pamplona, los peritos y expertos informáticos de la policía se harán cargo de la investigación del presunto fraude de los carteles de San Fermín. El primer paso será solicitar a Animsa, la empresa encargada de la web, las direcciones IP de los registros sospechosos. El objetivo es saber si desde un mismo ordenador o dispositivo una misma persona se dedicó a rellenar formularios de nombres y DNI y votar a uno de los diez cartes finalistas.
El IP es “como la matrícula del vehículo”, el número que te asigna el proveedor de servicios de internet para poder navegar. Así se podrá saber si la acumulación de votos registrada en la tarde del sábado y del domingo y el lunes por la mañana proceden del mismo ordenador o dispositivo, explican fuentes del equipo de delitos económicos y tecnológicos de la Guardia Civil.
Si los investigadores identifican una o varias IP sospechosas, previa autorización judicial, se requiere a la compañía telefónica la identificación de este cliente. Sin embargo, el proceso puede complicarse. En primer lugar, porque hay operadoras que asignan una misma IP a varios clientes. En este caso, los investigadores tendrán que “ir acotando usuarios con otro tipo de indicios”, explican fuentes de la Policía Foral. Si la IP es de un particular es más fácil identificar al presunto autor, pero si el estafador ha actuado en una empresa, la investigación se complica. Aunque no parece probable, si el autor ha actuado desde un servidor extranjero, será más complicado identificarle.
El equipo de la Guardia Civil apunta una dificultad añadida. Si el autor ha utilizado servidores VPN o proxy para ocultar o enmascarar la identidad. “No hace falta ser un experto informático para hacer uso de estas herramientas”, explican. Eso sí, los profesionales de la ciberdelincuencia pueden ser más sibaritas todavía, por ejemplo, comprando servidores en países que no colaboran en la investigación de este tipo de delitos.  
Más información sobre el San Fermín 2022:
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE