Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sociedad

Muere la presentadora y actriz Laura Valenzuela a los 92 años

Rocío Laura Espinosa López-Cepero, verdadero nombre de la presentadora, nació en Sevilla el 18 de febrero de 1931 y comenzó su trayectoria artística muy joven en el mundo del cine

Ampliar La actriz y presentadora Laura Valenzuela
La actriz y presentadora Laura ValenzuelaEFE
Publicado el 17/03/2023 a las 18:23
La actriz y presentadora Laura Valenzuela ha fallecido este viernes a los 92 años en el hospital madrileño de la Princesa, donde ingresó el pasado miércoles.
Desde hace tiempo, Laura Valenzuela estaba aquejada de varios problemas de salud. Su hija Lara, fruto de su matrimonio con el productor, José Luis Dibildos, lo advirtió en diferentes ocasiones.
Ha sido ella la que lo ha comunicado a sus amigos más directos y la que estaba acompañando a su madre en esos momentos. 
La capilla ardiente quedará instalada a las 21:00 horas en el tanatorio de San Isidro.
Para varias generaciones de españoles siempre fue Laurita Valenzuela, aunque ya hubiera dejado muy atrás la edad de los diminutivos. Fue el rostro de la televisión española, cuando solo había una, y formó con Joaquín Prat un inolvidable e insuperable tándem aún hoy recordado.
Dejó su carrera cuando estaba en su mejor momento para cuidar de su hija Lara, fruto de su matrimonio con el productor José Luis Dibildos, pero aunque estuvo retirada durante 20 años, siempre mantuvo el calor de un público que echaba de menos su sonrisa, su saber estar y su discreción.
Porque si algo caracterizó a esta sevillana fue su elegancia, educación y el haber mantenido durante toda su vida un perfil bajo en lo que a personaje popular se refiere.
Nacida como Rocío Espinosa López-Cepero el 18 de febrero de 1931, su familia se trasladó a Madrid cuando solo tenía un año y aunque empezó trabajando en una oficina, a los 19 lo dejó para ser modelo y fue el comienzo de una carrera que la llevaría al cine y a una televisión que apenas empezaba sus emisiones.
De la mano de José Luis Ozores realizó su primera prueba para TVE, que buscaba presentadoras y se convirtió en la primera locutora que apareció en la pequeña pantalla española.
Bautizada como Laurita Valenzuela, se hizo muy popular y rápidamente se identificó a TVE con su rostro. Especialmente desde que en 1956 empezaron las emisiones regulares y se encargaba de las "Preguntas al espacio" en un momento en el que había solo 600 televisores en España.
Al mismo tiempo empezó las incursiones en el cine, donde debutó en 1954 en 'El pescador de coplas', de Antonio del Amo, aunque su faceta cinematográfica estuvo directamente ligada al productor José Luis Dibildos, con el que se casaría en 1971.
Aunque participó en casi cuarenta películas -algunas tan conocidas como 'La violetera' (1958)-, el nombre de Laura Valenzuela siempre estuvo ligado a su faceta como presentadora.
Hasta fue la ganadora del Ondas a la mejor locutora de televisión en la primera edición de estos premios, en 1957. Y eso que cuando le hablaron de trabajar en televisión, no sabía ni de qué le hablaban. Era un medio nuevo y desconocido al que se habituó rápidamente.
"Esto es una cámara de televisión, cuando se encienda una lucecita roja, tú hablas". Con esa escueta explicación, Valenzuela se enfrentó a su primera aparición en la pequeña pantalla, en riguroso directo, como recordaba años después la presentadora.
Fue, en palabras de Manuel Campo Vidal, "una novia de España", que llegó "muy chiquitita" a eso de la televisión, como ella recordaba con cariño años después sobre unos inicios en los que TVE la componían menos de 40 personas que tenían que hacer de todo.
Tras una primera época televisiva, se centró en el cine, pero volvió a TVE en 1966 con 'Contamos contigo' y con el programa que más se recuerda, las 'Galas del sábado', que le unirían profesionalmente a Joaquín Prat.
El programa duró solo dos temporadas, pero la pareja de Valenzuela y Prat se convirtió en el referente televisivo de España durante mucho tiempo después.
En 1969, y dada su condición de presentadora estrella de España, se encargó de conducir el Festival de Eurovisión, que se celebró en Madrid tras la victoria el año anterior en Londres de Massiel con 'La, la, la'.
Y en 1971 la emparejaron con Tony Leblanc en el programa 'Canción del 71', que fue su último trabajo antes de abandonar su carrera profesional para casarse con Dibildos.
Tan sonada fue su retirada, que Leblanc se la anunció a todos los espectadores diciendo: "Laurita se nos va". Valenzuela aseguró sentirse "muy feliz" con la idea de formar una familia y desapareció de la pantalla durante casi 20 años para criar a su hija, la actriz Lara Dibildos.
Sí tuvo una época radiofónica junto a su adorado Joaquín Prat, en la COPE, en 1988. Pero a la televisión no regresó hasta la llegada de las cadenas privadas -aunque rechazó alguna oferta de TVE.
Fue fichada por Telecinco en 1990, donde presentó programas como 'Tele 5 ¿dígame?', 'Date un respiro' o 'Las mañanas de Tele 5'. Además de retransmitir las campanas de Fin de Año en 1990 y 1991.
Hasta que en 1996 regresó a TVE con 'Mañanas de primera', un programa que servía para introducir a su hija Lara en el mundo de la televisión, pero solo duró unos meses en antena.
Regresaría de nuevo a la televisión en 2006 tras recibir la llamada de Chicho Ibáñez-Serrador, para el programa especial 'La televisión cumple contigo', con el que se celebraba el 50 aniversario de la televisión en España.
El año anterior había superado un cáncer, que se le detectó meses después de que su hija también fuera operada de la misma enfermedad.
Su última gran aparición pública fue en 2012, para recibir el Premio Iris a toda su trayectoria, que le concedió la Academia de Televisión.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora