Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tráfico

Alternativas para ir a las playas guipuzcoanas este verano

Con sol, la búsqueda del litoral guipuzcoano atrapa a cientos de navarros. El peligro de soportar retenciones en la A-15, como hace 15 días, aumenta por obras. En plena transformación de la N-121-A, el desvío por Alsasua es la alternativa más segura

Ampliar
Si va a la playa este verano, tenga paciencia con el tráfico
Actualizado el 27/06/2021 a las 06:00
Alcanzar la costa puede convertirse en una aventura para los cientos de navarros que se adentran por la A-15 (Autovía a San Sebastián) con el anhelo de conquistar una porción de playa. Desde que a principios de mes, la Diputación de Guipúzcoa cerrase un túnel sentido Pamplona y el tráfico se canalizase por su paralelo, el viaje a la playa se ha tornado en empresa paciente y costosa en fin de semana de sol y deseo de chapuzón refrescante.
Hace justo quince días, la imagen de un rosario de vehículos parados en el tramo guipuzcoano ilustró el calvario en que se puede transformar una salida a la playa. De mañana, la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco dio una aviso de formación de colas que obligó a algunos automovilistas a armarse de paciencia por espacio de una hora.
La tarde, con el regreso tras respirar la brisa marina, no fue mejor. Al contrario, hubo un momento en que se decretó el cierre del acceso desde la N-1 a la A-15 a la altura de Sorabilla y Andoáin. La medida duró poco más cuarenta minutos hasta que fue reduciéndose ligeramente la densidad circulatoria que amenazaba con obturar la confluencia de los dos ejes.
Entre tanto, la N-1, sentido Vitoria, se convirtió en alternativa al lento peregrinar de navarros. Dos fueron las posibilidades que tuvieron en ese momento para completar el viaje de vuelta a sus casas: Tolosa y Alsasua.
El fin de semana que la Diputación de Guipúzcoa habilitó el by pass del túnel de Belabieta -con el consecuente cierre de la Autovía a San Sebastián desde la localidad de Berastegi en el límite con Leitza-, las recomendaciones se dirigieron a utilizar rutas alternativas. Repuesta la circulación tras las obras de preparación del túnel, eso sí con la reducción a un carril por cada sentido de la circulación en un tramo de algo más de dos kilómetros, los consejos continuaron y continúan siendo válidos para no ser preso de los nervios en las retenciones.
Si pueden formarse es por el aumento del flujo circulatorio y por la obligación de reducir la velocidad en el tramo coincidente de Belabieta. El riesgo de correr puede tener consecuencias perjudiciales para los bolsillos. En los extremos del túnel abierto hay radares.
RUTAS ALTERNATIVAS
Para no dejarse llevar por la tentación de apretar el acelerador y esquivar las caravanas, la antigua carretera de San Sebastián por el puerto de Azpiroz aparece reseñada como alternativa. Claro está, su elección desde Lekunberri puede actualizar imágenes de viajes prolongados que, antes de la autovía, sometían a un duro pesar a propensos a sufrir mareos. Otra opción aparece en Leitza por la carretera de Berastegi con desembocadura igualmente en Tolosa.
Sea como fuere la ruta más segura, pero eso sí la más costosa de tiempo, es por Alsasua y su prolongación por el puerto de Etxegarate. Se trata curiosamente la indicada por obligación para transportes de mercancías peligrosas y camiones de más de 3 metros de ancho y 4,5 de gálibo, a los que se prohíbe atravesar Belabieta.
Hondarribia figura en el horizonte de quienes se adentran por la N-121-A en busca de playa. Ahora bien, la velocidad está limitada en sus primeros tramos a 60 kilómetros por el proyecto del 2+1. No sólo por las altas temperaturas, el verano aconseja paciencia al volante. Las obras de la Autovía a San Sebastián durarán 10 meses. Casi nada.
Si va a la playa este verano, tenga paciencia con el tráfico
volver arriba

Activar Notificaciones