Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pandemia

La Universidad de Navarra vacunará a sus alumnos en el regreso a las aulas

El campus se prepara para una vuelta presencial segura con pruebas PCR y en colaboración con el Gobierno de Navarra

Ampliar La Universidad de Navarra, entre las 100 universidades más sostenibles del mundo
Varias personas pasan por una acera en el campus de la Universidad de Navarra con el edificio de la Biblioteca al fondo CEDIDA
  • Fernando R. Gorena
Actualizado el 21/08/2021 a las 10:53
Los alumnos del campus de Pamplona de la Universidad de Navarra (UN) podrán vacunarse en la sede de la Universidad durante los primeros días del curso 2021-2022, que se iniciará el próximo 1 de septiembre. El Gobierno de Navarra ha autorizado la administración y será el departamento de Salud del ejecutivo foral quién gestione la inoculación a los estudiantes con la colaboración de la propia Universidad.
Tendrán acceso a la vacuna todas los estudiantes que no se hayan inmunizado ya o tengan pendiente la segunda pauta de vacunación.
Complementario a este proceso, y para conocer la incidencia de la pandemia entre los alumnos, se solicitará que acrediten su estado de vacunación. Del mismo modo, y para favorecer un inicio de curso con plenas garantías, a partir del jueves de la semana que viene, 26 de agosto, se realizarán PCR gratuitas a los estudiantes, exceptuando a aquellos que tengan la pauta de vacunación completa, que hayan pasado la enfermedad en los últimos 180 días o presenten una PCR negativa realizada en las últimas 72 horas.
INICIO SEGURO Y PRESENCIAL
Como el pasado curso, la apuesta de la Universidad de Navarra para el inicio del nuevo año académico, continúa siendo la presencialidad, siempre siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias y con flexibilidad suficiente para adaptarse a la evolución de la pandemia. Con el objetivo de garantizar un comienzo de curso seguro y evitar la propagación del coronavirus, el centro académico ha establecido diversas medidas más allá de la posibilidad de vacunarse en el propio campus.
Así, la Universidad de Navarra ha revisado las medidas sanitarias sobre aforos, uso de mascarillas, limpieza de espacios, etc. Respecto a los aforos en aulas y seminarios, se mantienen como el curso 20-21 además del distanciamiento de 1,5 metros entre los asientos en las aulas).
Las mascarillas higiénicas continuarán siendo obligatorias en interiores y también en exteriores cuando no se garantice la distancia mínima de seguridad de 1,5 metros entre dos personas. También se mantendrá la limpieza de espacios, la ventilación, así como toda la señalética con las indicaciones que haya que seguir en función de la normativa. Por otra parte, la oficina médica virtual (Área Covid) seguirá asistiendo y monitorizando los contagios y contactos estrechos de alumnos y profesionales con personas afectadas por el virus.
Durante el curso pasado la Universidad destinó cuatro millones de euros a medidas contra el coronavirus. Se llevaron a cabo 34.042 PCR y 10.769 test de antígenos a alumnos y profesionales y 1.360 estudiantes que realizaban prácticas clínicas fueron vacunados. Asimismo, más de 750 personas fueron atendidas de forma presencial en el Área Covid, que contestó además 13.500 correos electrónicos que solicitaban información sobre el virus y su contagio. Por último, se habilitaron 1.350 puestos de trabajo en abierto en el campus y se impartieron 165.500 horas lectivas en las aulas.
Para los alumnos que han visto empeorada su situación económica por el coronavirus y que por ello pudieron tener dificultades financieras para abonar sus matrículas, la Universidad de Navarra abrió para el curso 20-21 un programa de becas con la intención de aliviar la situación de alrededor de mil estudiantes que podían estar afectados por esta circunstancia.

Pilar Alegría, ministra de Educación, defendió los protocolos aplicados el curso pasado tras visitar la sede de Gurpea

La ministra de Educación, Pilar Alegría, anunció el viernes tras visitar la planta de Gurpea en Barbatáin que la vacunación es la gran diferencia respecto al año pasado a la hora de planificar el curso 21-22. “Entonces no teníamos ni experiencia ni vacunas”, afirmó. Alegría recordó que la mitad de los estudiantes de 12 a 18 años ya han recibido la primera vacuna y el 10% ha completado la pauta.
La ministra confirmó que para el nuevo curso se seguirá el protocolo marcado en la Comisión Sectorial de Educación de mayo, que será completado con otra reunión que se celebrará el próximo miércoles 25 “para hablar de todas las cuestiones que las Comunidades consideren oportunas cara al inicio del nuevo curso”. Alegría defendió el protocolo de mayo porque “el año pasado lo hicimos bien como reconoció la OMS de la reunión de en Grecia de julio. Dimos un buen ejemplo y lo daremos otra vez este año”.
Así, la ministra se reafirmó en la presencialidad de las clases tras el buen resultado del año pasado porque “gracias al esfuerzo de toda la comunidad educativa, pudimos tener abiertas cada semana el 99% de las aulas”.
El protocolo de mayo garantiza la máxima presencialidad en todos los cursos y etapas del sistema educativo en los niveles de alerta 1 y 2, la denominada nueva normalidad. Si estos pasasen a 3 y 4, se permitirá la semipresencialidad a partir de 3º de la ESO, aunque solo en casos excepcionales, autorizándose incluso el traslado de las clases al exterior del centro si fuera posible.
MASCARILLA OBLIGATORIA
En el caso de que una comunidad quisiera suspender de forma generalizada la actividad escolar presencial por un agravamiento de la epidemia, deberá presentar la solicitud en el Consejo Interterritorial y se aplicará solo de forma excepcional.
Se mantendrá también el uso obligatorio de la mascarilla en aulas y en autobuses escolares para profesores y alumnos mayores de 6 años con independencia de que se pueda mantenerse la distancia interpersonal o se esté dentro de un ‘grupo burbuja’.
El protocolo de mayo incide en la ventilación de las aulas, considerando preferente que sea natural, cruzada y, si fuera posible, constante, manteniendo ventanas y puertas abiertas para favorecer la circulación del aire. Las aulas se ventilarán obligatoriamente quince minutos antes del inicio de jornada, a su cierre y en los recreos y, siempre que sea posible, entre clases.
La distancia obligatoria en los escenario de nueva normalidad bajará de 1,5 metros a 1,2 para alumnos de 5º y 6 de Primaria, Secundaria, Bachillerato y FP, aunque se recomienda mantener la de 1,5. Del mismo modo, seguirán vigentes los ‘grupos burbuja’.
Por último, la ministra descartó la obligación de exigir la doble pauta de vacunación a los docentes porque “prácticamente todos están vacunados, que es lo que importa”.
volver arriba

Activar Notificaciones