Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Salud

Retiran el medicamento Champix con el que han sido tratados 13.000 navarros desde 2017

La retirada se debe a la presencia de una impureza en límites más altos de los aceptables, según Sanidad

Una persona apaga un cigarrillo
Una persona apaga un cigarrilloeduardo buxens
Publicado el 13/10/2021 a las 06:00
La Agencia Española del Medicamento ha retirado preventivamente Champix (Vareniclina), uno de los medicamentos más populares para ayudar al abandono del tabaco. Se trata de uno de los tres fármacos que oferta el Programa de Apoyo para dejar de fumar que puso en marcha el departamento de Salud del Gobierno de Navarra en 2017. A nivel nacional, el Ministerio de Sanidad incluyó este tratamiento en la cartera de servicios el 1 de enero de 2020.
El motivo de la retirada es la presencia de una “impureza” detectada en algunos lotes de este fármaco “en niveles superiores al límite establecido”. Más concretamente, la N-nitrosovareniclina. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera las nitrosaminas como sustancias potencialmente cancerígenas aunque, como muchos otros productos, todo depende de los niveles de exposición.
Desde la reactivación del Programa de Apoyo para dejar de fumar, en diciembre de 2017, un total de 12.970 navarros han sido tratados con este fármaco en sus terapias para dejar el tabaco. Más concretamente, este año 1.723 personas han utilizado Champix, nombre comercial de la Vareniclina, según datos de la subdirección de Farmacia del departamento de Salud.
En su alerta sanitaria, la Agencia Española del Medicamento indica que “no existe un riesgo inmediato para los pacientes tratados con este medicamento”. Sin embargo, recomienda que los pacientes en tratamiento acudan a su médico para que valore el cambio a otro fármaco.
Según el departamento de Salud, el medicamento ya está retirado del canal farmacéutico por lo que no se puede encontrar en las boticas. “Las impurezas detectadas en el medicamento, las nitrosaminas, están presentes en cantidades muy pequeñas”, añade. “No suponen un riesgo para la salud de los pacientes”, según el departamento.
En este marco, Salud pone de manifiesto las estrictas medidas de la Agencia del Medicamento, muy “exigentes y garantistas”, lo que ha obligado a la retirada de los lotes que estaban en el mercado.
De hecho, la retirada se inició hace meses cuando la farmacéutica Pfizer ordenó parar la distribución para investigar la presencia de la citada impureza en el fármaco. En julio, la Agencia del Medicamento (AEM) comunicó la parada de la distribución de nuevas unidades mientras se investigaba la presencia de la impureza y a final de septiembre la AEM volvió a comunicar la retirada. “En la evaluación llevada a cabo a nivel europeo se ha establecido un límite más restrictivo para la presencia de esta impureza. Esto supone la ampliación de retirada del mercado de manera preventiva de todos los lotes que superes este límite”. En definitiva, todos los que se podían encontrar en almacenes mayoristas y farmacias.
DOCE SEMANAS
El fármaco Champix es uno de los más populares para dejar de fumar y su tratamiento, que debe ser prescrito y supervisado por un médico, se prolonga durante doce semanas.
El principal efecto de este medicamento es aliviar la ansiedad que causa dejar el tabaco así como el síndrome de abstinencia habitual al dejar este hábito nocivo. Básicamente, funciona con un efecto similar al de la nicotina, proporcionando una sustancia que se asocia al bienestar por lo que el síndrome de abstinencia es más llevadero.
Según la Agencia Española del Medicamento, ante la posibilidad de no poder completar el tratamiento se recomienda a los pacientes afectados que contacten con su médico con objeto de valorar la posibilidad de utilizar otros tratamientos, en el caso de Navarra el fármaco Bupropion o los parches de nicotina.

El 75% de los pacientes que recurren a ayuda toman este fármaco

El 23 de diciembre de 2017 el departamento de Salud del Gobierno de Navarra reactivó la financiación de los fármacos para la deshabituación tabáquica en las mismas condiciones que el resto de medicamentos. Es decir, en función de los tramos de renta. La financiación de los tratamientos se introdujo en 2003 pero fue eliminada ocho años y medio después, en 2012.
Desde diciembre de 2017 el Programa de Ayuda a dejar de fumar, que se gestiona desde los centros de salud, puede recurrir a la prescripción de tres tipos de fármacos: los parches de nicotina, el Bupropión y la Vareniclina (Champix). Según estableció Salud, no se podía financiar a una misma persona más de un tratamiento por año.
Entre 2018 y 2020 un total de 14.501 personas han recurrido a esta medida para intentar dejar de fumar. El programa combina el apoyo farmacológico con las intervenciones educativas por parte de personal de Enfermería y médicos. La parte educativa se centra en consejos, ayuda programada individual, ayuda programada en grupo y seguimiento semanal.
Respecto a los fármacos, los médicos de Primaria se encargan de su prescripción cuando lo consideran oportuno. El fármaco más utilizado, en tres de cada cuatro casos, en el Champix.
Según los últimos datos disponibles, al año de participar en el programa con distintas medidas, entre ellas la medicación, un 35% de las personas se mantienen sin fumar.
MENOS USUARIOS
El primer año de financiación dentro del Programa de Ayuda fue el que tuvo más tirón por parte de los usuarios. Un total de 6.139 personas recurrieron a esta medida para dejar el tabaco y Salud invirtió 734.000 euros en la financiación de los medicamentos.
En 2019 los usuarios bajaron hasta 4.555 y en 2020 fueron 3.807, aunque hay que tener presente que fue el año de la pandemia. Por eso, este año desde Salud Pública y con motivo del Día sin Tabaco, se animó a los fumadores a participar en el programa para dejar este hábito.
Respecto al uso de Champix, según la subdirección de Farmacia, entre diciembre de 2017 y 2018 un total de 4.553 pacientes fueron tratados con este medicamento en su proceso. En 2019 la cantidad se redujo a 3.515 y en 2020 a 3.110, en consonancia con el descenso general observado en torno al programa.
Este año 1.723 personas han sido tratadas con Champix en su intento de dejar de fumar.

La ayuda para dejar de fumar

​1 Diciembre de 2017.
La financiación de fármacos para dejar de fumar se reactivó en diciembre de 2017. Antes, los fármacos se habían financiado entre 2003 y 2012.



2 Medicamentos. Existe la posibilidad, hasta ahora, de utilizar tres tipos de medicamentos: parches de nicotina, Bupropión y Vareniclina (Champix).



3 Financiación. La financiación es igual que la de otros fármacos, según el nivel de renta del usuario. Una parte corre a cargo del paciente y otra de sanidad.



4 Con receta. El uso de Champix requiere la prescripción de un médico y su seguimiento.



5 Duración. El tratamiento con este fármaco para dejar de fumar, que alivia la ansiedad y el síndrome de abstinencia, se prolonga durante doce semanas.



6 Un año. El programa establece que no se puede financiar a una persona más de un tratamiento por año.



7 Eficacia. Un 35% de las personas consiguen mantenerse sin fumar al año de iniciar el programa de ayuda con apoyo farmacológico que, además de esta medida, incluye intervenciones educativas.

volver arriba

Activar Notificaciones