Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ENTREVISTA
Economía Postcovid

Luis Campos: “En Navarra, la persona que no tenga cualificación será pobre toda su vida”

Muchas empresas están teniendo problemas para rejuvenecer sus plantillas en los oficios más tradicionales, que exigen cada vez más formación; mientras, el paro juvenil supera el 25%

Luis Campos, director general del Observatorio de la Realidad Social
Luis Campos, director general del Observatorio de la Realidad SocialJesús Garzaron
  • Fernando R. Gorena
Actualizado el 19/10/2021 a las 08:18
Dejada atrás la crisis sanitaria del covid, el sector económico-social navarro se enfrenta a la nueva realidad heredada tras la pandemia. Las perspectivas económicas apuntan a un horizonte de crecimiento que irá acompañado -ya lo está siendo- de un aumento del empleo. Hoy, el número de navarros afiliados a la Seguridad Social es más alto que en marzo de 2020 y el desempleo se sitúa en el 10,3%. Sin embargo, según la EPA, el paro entre menores de 24 años llega al 26%. Mientras, empresas y territorios no encuentran personal para sustituir a sus trabajadores cuando se jubilan o para ampliar sus negocios.
Luis Campos, director general del Observatorio de la Realidad Social del Gobierno de Navarra, analiza la aparente contradicción que existe entre la necesidad de rejuvenecer las plantillas y el paro juvenil.
¿Cómo hemos llegado a esta situación en la que no hay relevo generacional para algunas actividades?
Es un proceso complejo. Las expectativas de crecimiento son importantes. El 30% del empleo en Navarra es industrial y éste ofrece estabilidad y calidad. Además, nos espera una revolución tecnológica acelerada. El 75% de los parados está sin cualificar y el mercado demanda más gente cualificada en todos los sectores. Hay otros sectores, como el de la hostelería, cuyas condiciones son precarias y no puede competir con la industria en una época de crecimiento. En la anterior crisis, cuando cayó la industria los trabajadores pasaron a la hostelería porque, ante la perspectiva de no trabajar, preferían hacerlo en un empleo precario y temporal. Por eso los sectores más precarios pierden mano de obra. A esto hay que unir la pirámide generacional en la que cada vez hay menos gente joven.
¿Y cómo se puede salir de este círculo vicioso?
Ahora hay un desajuste en el escenario navarro. George Biden, el presidente norteamericano, que no es un ‘rojo peligroso’, dijo hace poco que una de las soluciones es “pagar más” en estos sectores para hacerlos más atractivos. Si no, en una sociedad como la Navarra en la que hay un tejido industrial tan importante, no van a poder competir para captar mano de obra.
¿Y qué hacemos con los NiNis, que ni estudian ni trabajan?
Hay que lanzar un mensaje muy claro a los NiNis y a los que no son tan NiNis: en un entorno socioeconómico como Navarra, con un nivel de vida tan alto, las personas sin cualificación van a ser pobres toda su vida. No van a tener otra opción. Siempre habrá alguno que consiga algún empleo a través de su red familiar, pero la gran mayoría van a ser pobres. Cuando eres joven consideras que con poco dinero ya no eres pobre, pero con los precios de entrada al mercado inmobiliario, con el coste de la vida, con pocos puestos de trabajo y con remuneraciones muy bajas para las personas sin cualificación, si no encuentras trabajo vas a ser pobre. Hay que trabajar la formación y las escuelas de segunda oportunidad porque, si no, vamos a tener un alto porcentaje de gente anclada en la pobreza, lo que es fuente de injusticia y de conflicto.
¿Las prestaciones desincentivan la búsqueda de empleo?
Con las prestaciones sociales -sin incluir el desempleo que genera cada uno- que se cobran hoy en día eres pobre. Una familia que cobra la Renta Garantizada ahora en Navarra está en la pobreza severa. Yo creo que desincentivan poco. Habría que vincular estas ayudas a procesos de reciclaje y de reinserción en el mercado de trabajo. Es muy minoritario el número de personas que dejan de trabajar por cobrar la prestación. Sólo con ayudas sociales eres pobre de solemnidad durante toda tu vida, aunque son imprescindibles porque todos tenemos épocas mejores y peores y te pueden servir de colchón.
¿Por qué los jóvenes no trabajan en los sectores con empleados más envejecidos?
La generación actual es la más preparada de la Historia. No podemos pretender que acepten unos puestos de trabajo descualificados y precarios. Prefieren emigrar. Están muy cualificados y quieren unas condiciones dignas. Hay una fractura entre su preparación y lo que ofrecen estos sectores.
¿Existen realmente trabajos que nadie quiere hacer?
Hay trabajos duros en condiciones precarias. Son trabajos necesarios y habría que buscar cómo incentivar la entrada en ellos aunque sin perder de vista la robotización que a lo mejor pueda ocuparse de los trabajos más penosos, como está sucediendo en el campo. En la vendimia, el 60% del trabajo ya es automático.
Cuando se convocan unas oposiciones, los candidatos multiplican por ocho o por diez el número de plazas.
Las condiciones de estabilidad que da la administración es la causa. La estabilidad se valora aunque la remuneración no sea tan alta.
¿No podría hacer la empresa privada algo parecido?
Hay que dar seguridad al empleo frente a la temporalidad no deseada. Hay que generar empleos estable y, si se pierde, que funcione el desempleo y formación.
¿Los navarros son emprendedores en el sentido de generar su propio puesto de trabajo en un pequeño taller o algo similar?
La cultura emprendedora en Navarra siempre se sitúa en nivel medio-bajo. Hay que fomentarla no sólo en ‘starups’, sino en pequeños negocios más cercanos a la sociedad. Habría que fomentarlo desde la escuela. Históricamente, los navarros no han necesitado emprender porque acudían a una industria que demandaba mano de obra.
La falta de relevo generacional parece más acuciante en las zonas rurales.
El medio rural navarro no se puede comparar con otra zona de España. En la zona de Sangüesa, por ejemplo, tenemos empresas muy grandes como Viscofan, Papelera y Acciona. Las buenas comunicaciones permiten que muchos trabajadores vivan en Pamplona y trabajen en estas empresas. Hay que fomentar que esos personas puedan vivir en esas zona y también fomentar el emprendimiento que se vincula al territorio. Hay posibilidades reales de crear un puesto de trabajo digno. Va a ser clave en el futuro.
¿Navarra sigue necesitando emigración?
Nunca han dejado de venir inmigrantes. A partir del año 2022 vamos a necesitar un fuerte incremento de inmigrantes para dar respuesta al envejecimiento y por las perspectivas de crecimiento económico. Van a ser imprescindibles para el desarrollo armonioso de la sociedad navarra.
volver arriba

Activar Notificaciones