Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Erupción volcánica

El navarro que reposa bajo la lava de La Palma

Pedro José Oria vivió 14 años en La Palma y sobre sus cenizas ha pasado ahora la colada del volcán. Su hija ha organizado esta tarde a las 19.15 h. un concierto solidario por los palmeros afectados

Ampliar 23 DE SEPTIEMBRE  La casa, cuando la familia fue a sacar sus enseres, con el volcán (al fondo) en erupción
23 DE SEPTIEMBRE La casa, cuando la familia fue a sacar sus enseres, con el volcán (al fondo) en erupciónCedida
  • Paloma Dealbert
Publicado el 30/11/2021 a las 06:00
Pedro José Oria Burusco tenía claro hacia el final de su trayectoria laboral que la jubilación la pasaría en un lugar con un clima más cálido que el navarro. El pamplonés, con madre de Orbara y padre de Abárzuza, visitó varias islas de Canarias hasta que recaló en La Palma. “Fue un amor a primera vista”, relata con dulzura su hija Ana Cristina Oria Iriarte. Pedro José Oria encajó tan bien con los palmeros que pasó allí los últimos 14 años de su vida, hasta 2013, y bajo el terreno que trabajó con tanto empeño reposan sus cenizas. El pasado 3 de noviembre, una colada del volcán de Cumbre Vieja engulló gran parte de la propiedad.
“El saber que tu padre está enterrado bajo la lava es como si muriese un poquito de tu corazón”, admite Ana Cristina Oria. Pero su dolor, añade de inmediato, es incomparable al de los isleños del valle de Aridane, en el que el avance de las lenguas volcánicas ha destruido incluso un cementerio: “Su duelo es mucho más difícil de vivir; se han quedado sin nada. Además de la pérdida de viviendas y de trabajo, ahora el lugar donde pueden llorar a sus seres queridos tampoco está”.
LA PALMA, ISLA DE REUNIÓN
Pedro José Oria dio en 1999 con una casa que la ruptura de una pareja joven a punto de convertirse en matrimonio dejó a medio construir en la localidad de Todoque, en Los Llanos de Aridane. Él mismo acabó las obras, adecuó el terreno, y creó un huerto. Aunque el depósito de agua fue lo que más trabajo requirió. “No era ingeniero, pero era una persona muy inteligente. Le costó muchísimo tiempo y esfuerzo”, recuerda la hija. El techo todavía se aprecia a vista de dron. La ilusión del navarro por esta edificación era tal que sus tres descendientes decidieron sepultar sus cenizas cerca y plantaron su árbol preferido, un ciprés.
Oria Burusco se sentía tan bien acogido en La Palma y conectó tanto con el pueblo, de carácter “mucho más tranquilo y de vivir al día”, cuenta Ana Cristina Oria, que “se consideraba muy palmero”. Y la casa se convirtió para la familia en un punto de encuentro. Para las vacaciones, incluso algún diciembre. Y la pamplonesa fantaseaba con pasar parte de su jubilación en Canarias. De aquellos días atesoran recuerdos felices y cosecharon una relación estrecha con los vecinos de Todoque, un pueblo “muy solidario”.
Los canarios no solo mantuvieron a la familia navarra al tanto tras la erupción del Cumbre Vieja a través de vídeos, también les ha prestado una bajera para guardar los enseres y les ha facilitado una plaza de garaje para el coche. El 23 de septiembre la hermana de Ana Cristina Oria viajó a la isla para rescatar todo lo posible y 10 personas la ayudaron a sacar los objetos.
Los palmeros conforman un pueblo luchador, asegura Oria Iriarte, que ahora pasa por una etapa muy difícil. “Conocemos a una pareja con un bebé de 5 meses. Él vive ahora en casa de sus padres y ella, con el bebé, en la de los suyos”, señala. Otro vecino de avanzada edad es testigo de la erupción de un volcán en la isla por tercera vez , aunque esta ocasión, apunta, es la que más consecuencias está dejando. Hay quienes han decidido marcharse a otras islas o a la Península.
4 DE NOVIEMBRE La edificación (arriba) y el terreno tras el paso de la lava, en una imagen del Cabildo
4 DE NOVIEMBRE La edificación (arriba) y el terreno tras el paso de la lava, en una imagen del CabildoCedida
72 DÍAS EN TENSIÓN
Los palmeros están somatizando el sufrimiento tras casi dos meses y medio pendientes de la evolución de las lenguas de lava. Cada uno lo vive de una manera distinta, pero el insomnio, los dolores y la ansiedad son comunes, lamenta Oria: “La tensión es muy dura. Alguno me ha llegado a decir que si la colada se tenía que comer su casa, que se la comiera ya”. El Cabildo de La Palma les mantiene informados y les envía imágenes de sus casas. Pero en un lugar en el que abunda la agricultura, parte de los terrenos serán infértiles en el futuro inmediato.
Los vecinos de Todoque están “a la espera de lo que diga el Estado”. Recuerdan que tras la erupción de 1971 no recibieron ayudas o estas se destinan sobre todo a infraestructuras. “No quieren que les regalen nada, quieren poder trabajar. Dicen que con un terreno, ellos ya se construirán su casa otra vez”, asegura Ana Cristina Oria.
UN CONCIERTO SOLIDARIO
Con la frase de Santa Teresa de Calcuta "A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota como inspiración", Ana Cristina Oria se coordinó con su marido y conocidos para organizar un concierto solidario en beneficio de los palmeros. El grupo vocal Tempo d’Intermezzo y el conjunto instrumental Ensemble 4.10 protagonizarán la actuación esta tarde a las 19.15 h. en la iglesia de San Antonio (Capuchinos) de Pamplona. La entrada es gratuita.
Como el trabajo ha sido voluntario, explica Oria, todo lo recaudado irá íntegro a la iglesia San Pío X de Todoque, sepultada bajo la lava. Su sacerdote será quien gestione los fondos para los vecinos. Colocarán canastillas, y han habilitado Bizum (658138765) y transferencia bancaria. También se venderán boletos de 5 euros para un sorteo con los últimos tres números de la lotería de Navidad. Empresas y particulares se han volcado y han donado jamones, comidas y cenas en La Fogoneta o el Casino Eslava o un balón firmado por Osasuna para la cesta.
Ana Cristina Oria Iriarte ha organizado un concierto solidario en favor de los afectados por el volcán
Ana Cristina Oria Iriarte ha organizado un concierto solidario en favor de los afectados por el volcánJ. A. Goñi
volver arriba

Activar Notificaciones