Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Coronavirus

El pasaporte covid ya no será necesario en hostelería y discotecas de Navarra

Se prevé que a partir del lunes los bares recuperen el consumo en barra

Ampliar Una camarera del restaurante Olaverri de Pamplona pasa el lector sobre el certificado covid que dos clientes tienen en sus teléfonos móviles
Una camarera del restaurante Olaverri de Pamplona pasa el lector sobre el certificado covid que dos clientes tienen en sus teléfonos móvilesJesús Garzaron / Archivo
Actualizado el 09/02/2022 a las 07:58
El requisito de presentar el pasaporte covid para acceder a locales de hostelería y discotecas en Navarra va a desaparecer a partir del próximo lunes 14 de febrero. Así se lo trasladó este martes por la tarde el Gobierno foral a representantes de asociaciones de hostelería y del ocio nocturno en una reunión en la que, según los hosteleros, Salud les anunció el levantamiento de las restricciones, a falta de la “letra pequeña” que el Ejecutivo foral prevé exponer este miércoles tras su reunión semanal de cada miércoles. “Nos han dicho que vamos a poder trabajar casi con normalidad”, señalaron fuentes del encuentro.
Actualmente, las personas mayores de 12 años tienen que presentar el pasaporte covid en Navarra para acceder a restaurantes, independientemente del aforo que tengan. Quedan excluidos comedores de universidades y comedores de empresa. También se precisa el certificado para entrar a locales y establecimientos con licencia de discotecas, salas de fiesta, cafés espectáculo o salas de conciertos. Así mismo, en alojamientos turísticos como albergues, hoteles y similares; gimnasios e instalaciones en las que se desarrollen actividades físico-deportivas dirigidas en espacios cerrados (por ejemplo, sesiones de zumba, pilates...; eventos multitudinarios en interior (excepto los eventos deportivos que tengan regulación propia marcada por el Ministerio de Sanidad); bingos, salones de juego y apuestas y recreativos; establecimientos en espacios multifuncionales; y residencias sociosanitarias. Desde el Gobierno señalaron ayer a este periódico que la pretensión pasa por hacer desaparecer el pasaporte covid en todos los lugares, más allá de hostelería y discotecas. Sin embargo, en el caso de eventos multitudinarios y residencias quedaría al albur del último informe de Salud Pública.
VUELVEN LAS BARRAS
En el “casi con normalidad” que Salud trasladó a los hosteleros se da por hecho que se incluye la recuperación del consumo en barra para los bares y las cafeterías.
El sector salió de la reunión con el Ejecutivo confiando en que también se amplíe su horario de cierre, actualmente fijado a la una de la madrugada. Cabe recordar que otra restricción es la limitación de 10 personas como capacidad máxima por mesa.

Discotecas: “La limitación de horario a la 1 es lo que más nos mata”

Las discotecas y salas de fiesta de la Comunidad foral deberán esperar a este miércoles, a la rueda de prensa del Gobierno de Navarra tras su sesión semanal de los miércoles, para conocer si retoman o no su horario habitual de apertura. O si, al menos, podrán cerrar más allá de la una de la madrugada, límite actualmente fijado para este tipo de establecimientos por el Ejecutivo de María Chivite dentro de las restricciones por la covid. Ayer, Salud no les adelantó cuál va a ser la decisión, a expensas de concretarla hoy. Así lo manifestó el presidente de la Asociación de Salas de Fiestas y Discotecas de Navarra (Asbana), Carlos Tabar, al término del encuentro con el Gobierno. “Nos han trasladado que van a intentar flexibilizar lo máximo posible, pero sin olvidar que todavía siguen habiendo una pandemia y hay que ser prudentes, explicó Tabar a este periódico.
El horario de cierre es clave para el ocio nocturno. De tal forma que tener que hacerlo a la una de la madrugada es “lo que más está matando” a los negocios del sector (integrado por 15 salas de fiesta y discotecas y 320 bares con licencia especial, bares de copas), según verbalizó el representante. “Es un cierre encubierto”, sentenció Tabar. “No queremos ayudas económicas, sino que reclamamos a la Administración que nos garantice poder trabajar. Necesitamos horarios de cierre equitativos a las licencias que tenemos como establecimientos. El cierre a la una de la madrugada de puede ser para todos por igual”.
El ocio nocturno reclama volver a su horario prepandemia. “Sí, porque hemos hecho un esfuerzo, incluso cerrando discotecas durante un mes, y ha ayudado a que la incidencia entre los 18 y los 24 años baje un 75%”, indicó Tabar.
volver arriba

Activar Notificaciones