Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Obras públicas

Navarra destinó en 2021 a carreteras 110,5 millones, la cifra mayor en 10 años

La conservación y mejora de la red de carreteras sigue exigiendo más inversiones, ante el descenso de gasto acumulado estos años

Ampliar Vista de la Nacional 121-A en dirección a Pamplona, con las obras que se están realizando en el tramo desde Olave
Vista de la Nacional 121-A en dirección a Pamplona, con las obras que se están realizando en el tramo desde Olavecedida
Publicado el 27/02/2022 a las 06:00
El año pasado, el gasto del Gobierno de Navarra en la adjudicación de obras de conservación y de mejora de carreteras ascendió a 110,5 millones de euros, la mayor cifra de los últimos diez años, según datos facilitados por el departamento de Cohesión Territorial. Con respecto a 2020, se multiplicó por 11, pero hay que recordar que ese año comenzó la pandemia y se paralizó temporalmente toda actividad no esencial. Es más cercana la cifra de 2021 a las obras adjudicadas en 2019, año electoral, cuando ascendieron a 98,5 millones.
Sí hay una relación entre lo sucedido en 2020 y el aumento de la inversión en carreteras del año pasado: Cohesión Territorial destinó a obras en la red buena parte de lo que ahorró el año del inicio de la pandemia en la factura de las autovías A-12 y A-21.
Para explicar este ahorro, hay que recordar que la autovía que une Navarra con La Rioja y parte de la que va a Aragón se financiaron mediante el sistema de peaje en la sombra. Consiste en que el Gobierno adjudica las obras a una empresa que es la que afronta el coste de su construcción. Luego el Ejecutivo le abona por un tiempo un pago anual por las obras y su financiación y por el mantenimiento de la vía, canon que se calcula en función del uso de las autovías el año anterior.
Por el año 2020 estaba previsto abonar a las concesionarias 69.9 millones. La caída del tráfico que ocasionó la covid dejó esa factura en 49 millones. El departamento del consejero Bernardo Ciriza destinó esos más de 20 millones ahorrados a mejoras en las carreteras.
LA N-121-A Y OTRAS 20 
El año pasado se adjudicaron un total de 43 obras, según la información facilitada por Cohesión Territorial (detalladas abajo).
Una de las más importantes en dimensiones y coste es la que está convirtiendo la N-121-A en una vía 2+1. El año pasado se adjudicaron obras por más de 30 millones de euros. El Estado ya ha aportado 25 millones para esta vía, que se van gastando conforme avanzan los trabajos, y dará este año otros 15 millones más.
Además, se han puesto en marcha una veintena de obras de mejora en carreteras que estaban pendientes. Por otro lado, se adjudicaron contratos para conservación de la red por un importe de 59,3 millones.
Pese al aumento del gasto, sigue siendo insuficiente la inversión para conservar y mejorar la red viaria, debido principalmente al descenso del dinero destinado a las carreteras en los últimos años. Cohesión Territorial sostiene que 2021 fue el año de la “reactivación de la obra pública” en materia de carreteras y que se prevé que eso continúe este 2022.
FINANCIAR LO PENDIENTE
El problema es cómo financiar lo que se necesita, lo que ha abierto un debate político sobre si se puede afrontar el gasto desde los presupuestos públicos o si hay que recurrir a otras medidas como los peajes en las autovías, algo que el Gobierno central parece que ha aparcado por ahora.
En Navarra, con el acuerdo de todos los grupos menos de Navarra Suma, se va a poner en marcha un sistema de peajes a vehículos pesados en 5 grandes vías (A-10, A-15, N-121-A, A-1 y A-68), con el que el Ejecutivo espera ingresar 45 millones anuales que destinará a obras urgentes.

vías que salven vidas, apunte de Marcos Sánchez

Muchas vidas se quedan en el asfalto, de ahí que para salvar las máximas posibles se requiera una red de carreteras en las mejores condiciones. La clave, como para casi todo, es el dinero. De dónde sacarlo. En dónde dejar de gastar para destinarlo a conservación de las infraestructuras existentes y construcción de otras nuevas. Por ejemplo, los nuevos túneles de Belate, cuya reforma está obligada por Europa, costarán 153 millones y el Gobierno foral aún deshoja si los financiará con presupuestos propios, del Estado o con los peajes que prevé en grandes vías para los vehículos pesados. La red viaria navarra era la envidia del país y poco a poco dejó de serlo.
volver arriba

Activar Notificaciones