Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Medio Ambiente

9.000 kilos de basura en el río

395 personas respondieron al auzolan para limpiar orillas del Arga, Ulzama, Elorz y Arakil en Pamplona y Comarca. En dos jornadas de cuatro horas recogieron más de 22 kilos de desechos por persona

Ampliar Tres jóvenes voluntarios retiran una silla junto al Arga, en la jornada de voluntariado del pasado sábado.
Tres jóvenes voluntarios retiran una silla junto al Arga, en la jornada de voluntariado del pasado sábado.Jesus Caso
Publicado el 11/03/2022 a las 06:00
Las cifras abruman y la recaudación pinta de negro el verde. Más de mil kilos de basura por hora se recogieron en las dos jornadas de auzolan que la Mancomunidad convocó para limpiar las orillas de los ríos Arga, Ulzama, Elorz y Arakil en varios tramos de su curso por Pamplona y la Comarca. 400 personas respondieron a la llamada y retiraron del entorno natural por encima de 9.000 kilos de desechos.
La primera cita fue el 26 de febrero, cuatro horas por la mañana, 125 personas recogieron más de 3.000 kilos en las inmediaciones de Huarte, Burlada o Villava; la segunda, este último sábado, reunió a 270 personas y rebasó incluso el parque fluvial; llegó a suelo de Etxauri, Echarri, Ciriza, Bidaurreta, Olza y Ollo. Liberaron al río de 6.000 kilos de residuos. Sin perder la sonrisa.
Desde plásticos del tamaño de una cuartilla a otros que podrían cubrir un coche, de todos los calibres, en el suelo y atrapados en las ramas de la orilla; pero retiraron los voluntarios otros objetos, tan extraños en el hábitat de fauna y flora: ruedas, palés de madera, sillas, bidones y hasta un contenedor, como si fuera una metáfora de la jornada misma. Las inundaciones de diciembre y enero pasados apuntillaron el relato de orillas castigadas y la Mancomunidad trata de escribir un capítulo diferente, en especial en el corredor verde 35 kilómetros, de noreste a suroeste, de Sorauren e Irotz, hasta Ibero. El voluntariado congregó a personas de distintas edades, mujeres y hombres, con un propósito que invitaba a la reflexión.
volver arriba

Activar Notificaciones