Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tu Dinero

El precio del oro se dispara y crece el interés por su compra y venta

El oro está caro, lo que favorece a quienes venden joyas por necesidad o por rentabilizar piezas olvidadas en un cajón. Otras personas, en cambio, buscan comprar oro para invertir

Ampliar Ilustración
IlustraciónAl Erro
Publicado el 14/03/2022 a las 06:00
El oro reluce en épocas de zozobra e incertidumbre. Y, ahora, vivimos una época extremadamente compleja e incierta. La elevada inflación azuzada por la encendida invasión de Rusia en Ucrania ha provocado que el precio del oro atraviese un momento histórico. Su cotización, ya relativamente alta con la fragilidad de las Bolsas, se ha disparado en las últimas semanas por la guerra de manera tan fulgurante que personas que llevan años dedicados al negocio de la compraventa de oro en Pamplona confiesan que asisten atónitos a la rápida escalada del metal dorado. Aseguran que no recuerdan algo semejante y, aunque con máxima precaución, su apuesta es que la tendencia alcista se prolongue en el tiempo.
En esta coyuntura, los propietarios de establecimientos cuentan que arrecian las consultas de navarros interesados en comprar oro, en especial lingotes y monedas, como una opción para invertir parte de sus ahorros por el carácter de valor refugio que ofrece el oro.
En el otro lado están quienes acuden a vender joyas con el fin de obtener el máximo rédito a unos pendientes desparejados, a un anillo heredado o a una pulsera desgastada. Unas veces son personas que solo buscan deshacerse de piezas que ya no se desean o que ya no son de su gusto. Y otras, son personas que atraviesan problemas económicos y buscan liquidez, financiación inmediata, para satisfacer el pago de facturas de sus negocios o del día a día. “Hay quien ha venido a vender unas joyas para pagar la factura de la luz y del gas de su madre”, comentan en uno de los establecimientos consultados.
20 EUROS EL GRAMOS EN DOS AÑOS 
“Dicen que en los años 70, con la crisis del petróleo, ocurrió algo semejante con el oro, pero yo no había conocido un aumento de la cotización tan grande en tan pocos días”, cuenta Pablo Giménez Muñoz, un joyero cuya familia es de origen argentino y que acumula más de medio siglo dedicado a la joyería. Su establecimiento, Joyería Joyel, es uno de los tres consultados para elaborar el reportaje. En los tres coinciden en destacar la enorme volatilidad e inestabilidad de la cotización del oro. “El precio cambia de un día para otro”, dicen.
Pese a la provisionalidad de la cotización, Pablo Giménez se anima a contar que el precio de un gramo de oro de mayor pureza, el de 24 quilates, ha aumentado unos 20 euros desde el inicio de la pandemia. “De pagarse al cliente entre 36 y 40 euros entonces ha pasado a estar ahora entre 56 y 60 euros. De esos 20 euros que más o menos ha habido de incremento, diez euros se han producido en los poco más de quince días que llevamos de guerra en Ucrania”, apunta.
Pero el oro más extendido y común, sobre todo en las operaciones de venta de joyas, es el de 18 quilates (75% de pureza) y, según Giménez, se pagaba a mediados de la semana pasada entre los 35 y los 40 euros el gramo.
En la Milla de Oro, un establecimiento con catorce años de actividad en la capital navarra, también hablan de “locura de precios”. “El gramo de 18 quilates ha pasado en unos días de pagarse a casi 30 euros a unos 35 o 36 euros, sin problemas, si es una pieza limpia, sin piedras. Ahora bien, estos son los precios de hoy”, comentaba el miércoles Dinora Colindres. Explicaba que la cotización, hasta el inicio de la guerra, “subía o bajaba céntimos, poco a poco”. “Ahora, hay veces que he mirado la cotización en el ordenador y, al ver el cambio tan grande, he pensado que era un error informático. No recuerdo nada similar”, decía Dinora Colindres.
A finales de la semana pasada, el oro moderó su cotización a la baja. En la joyería Reinas de Navarra, también regentada por una familia dedicada a la compraventa de oro desde hace décadas, Tomás Fischer , comentaba el sábado que el precio del gramo del oro de 18 quilates estaba en ese momento entre los 25 y 35 euros, mientras que el de 24 quilates rondaba los 55 euros. “Es cierto que el precio está alto, pero también está muy inestable. Es complicado dar cifras. Hace unos días el oro de 24 quilates superó la barrera psicológica de los 60 euros el gramo”.
LINGOTES, MONEDAS O JOYAS
Muchas de las consultas están dirigidas a la compra de lingotes o monedas. “Hay más consultas y operaciones de lo habitual. Lo que sí debe tener en cuenta una persona es que comprar oro es una manera de ahorrar a medio y largo plazo”, apunta Fischer, quien señala que durante la pandemia ha habido personas que, al no poder viajar o darse otros placeres, se han dado un capricho de comprarse pendientes, pulseras o collares.
En el mismo sentido se manifiesta Pablo Giménez: “La situación de cada persona es diferente pero, en general, se equivoca quien busque comprar oro solo para reguardarse de la inflación. El oro, en situaciones normales, hay que tenerlo unos diez años para que dé rentabilidad”. Giménez considera que, si se desea invertir, hay que descartar las joyas. “Las joyas son para disfrutarlas. Cuando compras un collar, por ejemplo, pagas un 21% de IVA y hay que esperar bastante tiempo para que se revalorice ese 21% de IVA. En cambio, un lingote o una moneda no pagan IVA , por lo que su recorrido para obtener beneficio es mucho más corto”, detalla.
En cuanto al precio, señalan desde los comercios que el lingote de 5 gramos ronda los 300 euros y el de 10 gramos, entre 570 y 650 euros. Otra opción son las monedas. Según cuenta, a diferencia de los lingotes que son de 24 quilates, las monedas suelen ser de 21, 22 o 23 quilates. Por ejemplo, una libra esterlina de 8 gramos y de 22 quilates ronda entre los 425 y los 470 euros, cuando hace un mes su precio, según cuentan, estaba sobre los 350 euros. Otro ejemplo: una moneda de 50 pesos mexicana, de 41,7 gramos y de 21 quilates ronda los 2.350 euros.
Frente a quienes gozan de ahorros, están quienes viven al día o con una situación económica más frágil ante cualquier gasto extraordinario. “A vender oro vienen todo tipo de personas, pero muchas personas que están en paro y jubilados. En este momento, hay ventas, aunque no tantas como durante la pandemia cuando hubo personas, mucha de la hostelería, que tuvo que vender joyas porque lo necesitaban”, apunta Dinora Colindres, de La Milla de Oro. “Intentas entender la situación de las personas que se acercan con su joyero, tener empatía cuando alguien te confiesa las razones que le llevan a vender. Otras personas, en cambio, son más herméticas”, explica la responsable del comercio.
Colindres, desde la pequeña atalaya de su mostrador, observa que la situación económica de muchas personas está empeorando en los últimos meses. “Antes venía gente para vender o empeñar algo de oro para darse un pequeño capricho, como unas vacaciones. Ahora, cada vez son más los que te dicen que es para cuestiones del día a día”.

¿Cuánto vale un lingote de oro?

Un lingote de 5 gramos ronda los 300 euros y uno de 10 gramos cuesta entre 570 y 650 euros, según los establecimientos físicos consultados, siempre teniendo en cuenta que datos de la semana pasada. También se pueden adquirir lingotes a golpe de clic, pero asegúrese de que la tienda online es de fiar. Un riesgo de comprar lingotes es que hay que guardarlos en casa. Y sepa que van certificados, que cuando venda uno o varios, si hay beneficio deberá declararlo en su declaración a Hacienda.

EN FRASES 

​Dinora Colindres, La milla de oro: “Esto una locura de precios desde el inicio de la guerra en Ucrania. A vender viene gente de todo tipoe, pero muchos en paro y jubilados”

Tomás Ficher, joyería reinas de navarra: “Comprar oro debe verse como una inversión que se va a rentabilizar a largo plazo”

Pablo Giménez, joyería Joyel: “Desde el inicio de la pandemia, hace ahora ya dos años, el precio de un gramo de oro ha aumentado unos 20 euros”

¿A cuánto está el Oro?

​28-36 €/gramo
EL ORO DE 18 QUILATES. ES el oro más extendido, el llamado de primera calidad, con un 75% de oro y el resto deotrosmetales. Suele ser el habitual en las joyas y el que más llevan las personas que venden oro. No obstante, entre las personas de países del este suele verse pieza de oro de 14 quilates.

55-60 €/gramo
El ORO DE 24 QUILATES es el considerado de máxima calidad, pero es el menos frecuente.

volver arriba

Activar Notificaciones