Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Municipios y concejos

El primer pago de la nueva financiación local en Navarra no ha llegado aún

El Parlamento la aprobó el 17 de marzo y unos 30 municipios han preguntado ya al Gobierno cuándo abonará esos 120 millones. Dice que será “en breve”.

Ampliar Vista general de la localidad de Eslava en una mañana primaveral en la que florecen los cultivos
Vista general de la localidad de Eslava en una mañana primaveral en la que florecen los cultivosJOSÉ CARLOS CORDOVILLA
Publicado el 12/04/2022 a las 06:00
Por ley, todos los ayuntamientos y concejos reciben cada año del Gobierno de Navarra dos pagos ordinarios del Fondo de Transferencias Corrientes en febrero y en agosto. Este año, aún no han ingresado el primero de ellos, valorado en 120 millones de euros. La renovación del sistema de reparto de la financiación municipal quedó aprobada en el Parlamento el pasado 17 de marzo, y el Ejecutivo anunció que preveía poder abonar esa cuantía inicial a finales del pasado mes. Pero los trámites internos se están demorando y fuentes del Gobierno aseguran ahora que todavía no es posible ofrecer una fecha concreta sobre cuándo llegará ese dinero, si bien confían en que podría ser “en los próximos días”.
El citado Fondo de Transferencias Corrientes, que en 2022 cuenta con una dotación de 257,8 millones de euros, es la parte más importante del Fondo de Participación de las entidades locales en los ingresos tributarios de Navarra, que suma 301,7 millones en el presente ejercicio, con una importante subida respecto a 2021.
Municipios y concejos destinan el dinero de este Fondo de Transferencias Corrientes, en especial, a afrontar el gasto corriente. Es decir, a costear necesidades del día a día como pagar al personal municipal, abonar suministros, costear contratos, etcétera.
Fuentes del departamento de Cohesión Territorial reconocían ayer que, en los últimos días, entre 25 y 30 ayuntamientos (un 10% de los 272 totales) han preguntado en su servicio económico sobre el estado de este primer pago del año aún pendiente.
EN TRAMITACIÓN
Jesús Mª Rodríguez, director general de Administración Local y Despoblación, aseguraba que todavía no había podido satisfacerse el pago dado que antes hay que cumplir una serie de pasos de tramitación interna. “La legislación aprobada por el Parlamento se publicó en el Boletín Oficial de Navarra el 1 de abril, y ahora el expediente de abono del primer pago está en intervención delegada para su fiscalización previa y abono posterior a las entidades locales”, apuntaba.
“Hay un plazo máximo de 10 días para intervenir desde Hacienda el expediente”, añadía Rodríguez, sin atreverse a ofrecer un plazo concreto sobre cuándo ayuntamientos y concejos podrían recibir este dinero. “Esperamos que esa intervención se resuelva antes de las vacaciones de Semana Santa, y poder realizar el pago de los 120 millones en breve, en los próximos días”, aseguraba.
Al respecto del plazo dado semanas atrás, previendo poder pagar en marzo, indicaba que “costó publicar las leyes en el BON más de lo previsto”. Y apuntó que “hay que entender que los plazos son los que son, y que un abono de 120 millones hay que mirarlo bien”.
Se mostró confiado asimismo en que este retraso del primer pago del Fondo de Transferencias Corrientes frente a las fechas habituales de febrero no haya causado grandes inconvenientes a las arcas municipales. “A mí directamente no me ha llegado ninguna demanda en este sentido. Y, de hecho, este lunes hemos tenido reunión en Baztan-Bidasoa con 20 alcaldes y nadie ha preguntado por este tema”.

“Necesitamos ya ese ingreso como el aire que respiramos”

Así, y a la espera de contar con ese dinero que otros años se ingresaba en febrero, algunos alcaldes y alcaldesas consultados ayer referían estar a la expectativa de cuándo llegará. Los de municipios de mayor tamaño decían afrontar el día a día sin demasiadas complicaciones por el momento, recurriendo principalmente al remanente de tesorería en caso de necesitarlo. Pero entre los de menor población apuntaban ya ciertos problemas de liquidez, viéndose obligados a no poder afrontar algunos proyectos.
“Vamos capeando el temporal como podemos. Necesitamos ya ese ingreso como el aire que respiramos”, indicaba Ignacio Barber, alcalde de Eslava (106 habitantes). “Podemos quedarnos sin liquidez ya en cualquier momento. Sube la luz, el precio de todo... Estamos sufriendo”, añadía el primer edil, confirmando que “por el momento” sí han podido abonar las nóminas.
En Lantz (151 habitantes), su alcaldesa, Isabel Baleztena, refería que “tras dos años de contención económica por la covid” el consistorio dispone de remanente de tesorería para afrontar este espacio de tiempo hasta recibir el pago del Fondo de Transferencias Corrientes. “Pero tiene que llegar ya. Para los ayuntamientos pequeños es un ingreso básico. Aquí, con los impuestos municipales que hay, no llegas”.
Algo peor es la situación en Abaurrea Baja (29 habitantes), donde su alcaldesa, Rosario Salón, reconocía que están “totalmente agobiados” en cuestión económica. “Hemos podido ir pagando lo que tocaba, pero no tenemos ‘cash’ en estos momentos, estamos a cero. Como para meternos en algún proyecto... El dinero tiene que llegar ya”, sentenciaba.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora