Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Turismo

Alojamientos llenos en Semana Santa en Navarra, pero menor gasto en bares: "Nos apretamos el cinturón para no subir los precios"

Después de dos años de restricciones y cierres, la ocupación volvió niveles de 2019

Ampliar Turistas en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona el pasado lunes
Turistas en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona el pasado lunesJosé Antonio Goñi
Publicado el 22/04/2022 a las 06:00
La primera Semana Santa sin restricciones después de dos años con los hoteles, casas rurales, bares y restaurantes cerrados o con limitaciones ha comenzado a asemejarse a la vida antes de la pandemia. Aunque no del todo. Mientras los hoteles, casas rurales, campings y resto de alojamientos muestran de forma abierta y rotunda su satisfacción por el elevado nivel de ocupación, la hostelería de calle (bares, cafetería y restaurantes) habla de un buen balance, pero de manera más moderada, con más matices.
Exponen que es cierto que los ciudadanos están con ganas de salir y que ha habido más gente por las calles, especialmente en zonas turísticas de las ciudades, pero desde la Asociación de la pequeña empresa de hostelería de Navarra (Anapeh) se apunta a que el ticket medio ha bajado. “Se ha gastado menos”, dicen n alusión a establecimientos hosteleros que no disponen terraza o no ubicados en zonas turísticas. Así, en un buen número de bares y restaurantes no se habría alcanzado la facturación de 2019, según Anapeh. Esta situación, en un contexto de inflación disparada, hace que preocupe la rentabilidad del sector.
2021, UNA OCUPACIÓN DEL 45%
“En enero, todavía con la sexta ola, estábamos temblando. En marzo empezaron a llegar reservas para Semana Santa y nos dio un soplo de esperanza”, cuenta la presidenta de la Asociación de Hoteles de Pamplona y Comarca, Sara Martínez Sánchez.
La ocupación de los 26 hoteles (1.771 habitaciones ) ha sido del 95% del jueves al domingo, incluidos, “aunque el viernes y el sábado fue del 100%”. “El lunes no lo contamos porque no es fiesta en toda España, pero estuvo al 70%”.
La portavoz de los hoteles recuerda que en 2020 la Semana Santa coincidió con el confinamiento y que el año pasado, la ocupación hotelera en la capital navarra estuvo a medio gas, al 45%. En esta ocasión, sin embargo, se han recuperado los niveles de 2019, cuando la ocupación se situó en el 98% y el precio medio de habitación fue de 86 euros. “El precio medio de este año todavía no lo tenemos pero es previsible que supere al de 2019”, comenta.
Las previsiones para mayo son también positivas, con una ocupación media ya en este momento del 80% para todo el mes gracias a los congresos y eventos. “Estamos contentos pero no vamos a echar las campañas al aire que la coyuntura económica es la que es y lo que hemos vivido es como para ser prudentes”, añade.
PUNTERA EN TURISMO RURAL
Además de conocer el recorrido del encierro, los pinchos en los bares o la catedral, muchos turistas han aprovechado esta Semana Santa para conocer espacios naturales como Bertiz y Bardenas, así como otras zonas rurales de Navarra. Según el Gobierno de Navarra, el turismo rural ha tenido una respuesta excelente con un 87% de ocupación. Este dato sitúa a la Comunidad foral como en el primer puesto de la lista nacional con 17 puntos porcentuales por encima de la media (70%), seguida por Extremadura y La Rioja.
El 52% de los visitantes lo hicieron en familia, el 36,6% en pareja y el 11,3% con amigos. “En cuanto a su procedencia, el 64,8% son catalanes, y les siguen los vascos, madrileños, valencianos, ingleses, riojanos, franceses y andaluces”, apunta el Ejecutivo, que subraya que las reservas “se han duplicado con respecto al pasado año, en el que la ocupación en Semana Santa fue del 49%”. En este sentido, el Gobierno indica que las cifras incluso superan los niveles prepandemia en un 1% por encima de los de 2019, año en el que Navarra también lideró el ranking de ocupación con el 86% de alojamientos rurales al completo.

Ana Beriain: “Nos apretamos el cinturón para no subir”

“En alojamientos se han alcanzado cifras de 2019”. Con estas palabras valora la presidenta de la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra (AEHN), Ana Beriáin, el balance de la pasada Semana Santa, la primera sin restricciones desde hace dos años. “Los hoteles de Pamplona han estado a un 98%. En campings ha sido del 100% en bungalows y del 75 al 80% en parcelas. En turismo rural se ha rondado el 98%”, detalla la directiva.
POCO TURISMO INTERNACIONAL
En cuanto al balance en la hostelería, Beriáin utiliza el término de “desigual”. “En las zonas de turismo rural se ha trabajado bien. En Pamplona, la zonas turísticas, como la parte vieja y I Ensanche, bien. Y el resto, las que dependen más de los navarros, peor porque han salido fuera”, apunta Beriáin. Desde su asociación se considera que turismo internacional” no acaba de llegar”. “El 99% es turismo nacional”, indica. La directiva señala que los gastos “se han multiplicado por dos “, que “ha subido todo muchísimo” y que “no se ha podido repercutir en el precio porque habría que subir muchísimo los precios y la mayor parte de los hosteleros lo que ha hecho es subir un poco, pero en ningún caso toda la subida. Estamos ahí, aguantando el tirón, aprentándonos el cinturón”. Beriáin, que no considera que haya contención del gasto por parte de clientes, apunta que las previsiones para Sanfermines son buenas. “Los alojamientos para los primero días ya están llenos en Pamplona”.
volver arriba

Activar Notificaciones