Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Historia

La tumba navarra del piloto inglés de la II Guerra Mundial

Los países de la Commonwealth (Reino Unido y aliados) tienen 1.700.000 de sus muertos en las dos guerras mundiales repartidos en 23.000 cementerios por todo el mundo. Sólo uno de esos cementerios se encuentra en Navarra (Peña), y sólo uno de sus muertos se encuentra en él

Ampliar Despoblado de Peña, cerca de Javier, abandonado en la década de los 50 del pasado siglo
Despoblado de Peña, cerca de Javier, abandonado en la década de los 50 del pasado sigloArchivo
Actualizado el 16/05/2022 a las 23:27
El 11 de noviembre de 1943, un avión tipo 'Mosquito' (DH.98) despegó de Inglaterra con la misión de fotografiar objetivos militares en el sur de Francia, entonces -en plena II Guerra Mundial- ocupada por los alemanes. Las baterías antiaéreas enemigas lo divisaron y le alcanzaron con su fuego. A pesar de los daños sufridos, los dos tripulantes del avión consiguieron guiar el aparato al otro lado de los Pirineos, con la intención de saltar en paracaídas sobre el territorio neutral español y evitar así ser apresados por los alemanes. El copiloto, A. M. Crow,  lo consiguió, cayendo cerca de Sos del Rey Católico -fallecería un año después, bombardeando Berlín-. El otro, el piloto, se estrelló en el Monte de Peña, cerca de un pueblecito hoy despoblado en la muga de Navarra.
El día del accidente se celebraban en Peña las fiestas en honor al patrón, San Martín de Tours. Los vecinos salían de misa cuando vieron caer el avión sobre un monte llamado Verduces. Corrieron hacia allá y, cuando llegaron, la Guardia Civil de Cáseda ya estaba apagando el incendio provocado por el impacto. El piloto, Donald Cecil Broadbent Walker, había fallecido.
Los vecinos de Peña enterraron a D. C. B. Walker en una austera tumba coronada por una cruz, que el propio hermano del aviador de la RAF (Real Fuera Aérea Británica), John David Walker, visitó en 1951. Curiosamente, el alguacil de Sangüesa Francisco Armendáriz fue el único que pudo servirle de intérprete, anécdota que tiempo después recordaba con orgullo su hijo, Jesús Armendáriz Chavarren 'El lego'.
Al año siguiente, aquella cruz original se sustituyó por la lápida que sigue en pie hoy en día y que todos los 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, recibe la visita de montañeros de Sangüesa que acuden al lugar para rendirle homenaje al piloto. 
Tumba del capitán D.C.B. Walker
Tumba del capitán D.C.B. WalkerJialxv/Wikipedia
VISITA OFICIAL DEL AGREGADO DE LA EMBAJADA
El 6 de abril de 1968, el teniente coronel John Slessor, agregado aéreo en la Embajada de Gran Bretaña en Madrid, viajó hasta Peña, ya deshabitado, y ascendió hasta la tumba. Le acompañaron miembros del Club Montañero de Sangüesa y del Club Deportivo Navarra.
Diario de Navarra se hizo eco de aquel homenaje, que en 2018, al cumplirse el 50 aniversario, volvió a aparecer reflejado en la sección Diario del recuerdo
John Slessor, militar británico que viajó a Navarra para homenajear a un piloto británico fallecido en Peña durante la Segunda Guerra Mundial
John Slessor, militar británico que viajó a Navarra para homenajear a un piloto británico fallecido en Peña durante la Segunda Guerra MundialArchivo

GALERÍA DE FOTOS DEL DESPOBLADO DE PEÑA

volver arriba

Activar Notificaciones