Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Irache

Las subidas del IPC y el Euríbor pueden suponer para las familias navarras un gasto extra de 2.800 euros

Los precios de productos y servicios se han encarecido en el último año un 10,8%, mientras que el Euribor cerró el mes rozando el 1%

Ampliar Con una inflación tan elevada como ahora, los intereses reales que se pagan por las hipotecas son negativos
La inflación y el IPC afectan a las hipotecasArchivo
Actualizado el 07/08/2022 a las 12:22
 La Asociación de Consumidores de Navarra Irache calcula que las subidas del Índice de Precios al Consumo (IPC) y del Euríbor pueden suponer para una familia un coste añadido al año de 2.800 euros.
Según los datos avanzados de julio por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios de productos y servicios se han encarecido en el último año un 10,8 %, mientras que el Euribor cerró el mes rozando el 1 %, cuando en julio del año pasado estaba prácticamente a -0,5%.
Así, una hipoteca de 123.000 euros, con un diferencial del 1,5 % y un plazo de amortización de 25 años, habría pagado este último año de cuota mensual 463 euros, pero si se revisase ahora, pagaría 551 euros. Por tanto, pagaría al mes 88 euros más, lo que supondría al año un encarecimiento del pago por la hipoteca de 1.056 euros. Además, se prevé una nueva subida de tipos por lo que las previsiones apuntan a que el Euribor seguirá subiendo.
Lo calcula Irache en una nota, en la que también recoge la repercusión de otros productos encarecidos, como la gasolina, cuyo precio para la sin plomo era hace un año de 1,40 euros el litro y ahora está en torno a 1,95 euros el litro. Esto hace que llenar un depósito de 50 litros nos cueste ahora 27,5 euros más. Si lo llenamos dos veces al mes, el coste en combustible al año sería 660 euros más.
Por su parte, la factura de la luz se ha encarecido en torno a un 50 % en el último año, al menos en las tarifas reguladas. Si en verano pasado una factura media podría rondar los 75 euros, ahora el coste mensual se acerca más a los 115 euros. 
Esto hace que una familia hoy pagaría en la factura eléctrica 480 euros más al año, aproximadamente.
También, los precios de los alimentos y bebidas alcohólicas habían subido, con los datos del INE del pasado junio, un 12,9 % en el último año. Una familia tipo gasta en la cesta de la compra 4.806 euros al año. Si aplicamos la subida de los precios, hoy gastaría 619 euros más.
Frente a esta situación, Irache considera que las administraciones "deben adoptar medidas para que no sean los consumidores los únicos que tengan que cargar con las consecuencias de la coyuntura económica y geopolítica y sufrir el alza de los precios".
De hecho, asegura que hay datos macroeconómicos que "indican un mayor margen de las autoridades públicas para intervenir en favor de los ciudadanos", como una mayor recaudación el pasado año.
Con todo ello, Irache anuncia que se va a dirigir a la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, para solicitarle que dé prioridad a analizar y solucionar las consecuencias que la actual inflación tiene en los consumidores.
"Es una cuestión de máxima importancia que afecta a miles de personas en nuestra comunidad y que requiere medidas ágiles y efectivas que ayuden a los ciudadanos de a pie y a la economía navarra", zanja.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE