Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ola de calor

Los instaladores navarros de aire acondicionado no dan abasto

Las olas de calor vividas en Navarra son un vaticinio de un problema duradero y, ante eso, la compraventa de aire acondicionado ha aumentado en Navarra

Ampliar Un trabajador de Galván Frío Industrial instala un dispositivo de refrigeración en un establecimiento de la calle Amaya de Pamplona
Un trabajador de Galván Frío Industrial instala un dispositivo de refrigeración en un establecimiento de la calle Amaya de PamplonaGoñi
  • Miguel Cebrián
Publicado el 11/08/2022 a las 06:00
El teléfono de Rubén Jiménez Císquer no para de sonar. “En los veinte años que llevo trabajando en este sector no he visto nada parecido”, dice. Es el dueño de una empresa de instalación de aire acondicionado.
Fundó su empresa RJ Clima SC en 2015. A día de hoy no dan abasto. “No paramos de recibir llamadas preguntando por presupuestos”, comenta. Su compañía se centra fundamentalmente en la instalación de aire acondicionado en negocios. No obstante, debido a la creciente subida de las temperaturas durante estos últimos meses, también han recibido un gran número de llamadas de parte de particulares. “Jamás había recibido tanta demanda”, constata Rubén. Cuando echa la vista atrás, recuerda otras olas de calor ocurridas en Navarra, pero según él; ninguna llega a este nivel. “Me acuerdo que entre 2014 y 2015 hubo una gran ola de calor que trajo una fuerte demanda, pero no es nada si la comparas con esta”, explica el empresario. También recibió un gran número de llamadas durante los inicios de la pandemia, que coincidieron cuando la gente no podía salir de sus casas. Dejando a un lado los beneficios económicos que puede generar este aumento de la demanda, el empresario es consciente de la grave situación climática que se está viviendo. “Es un hecho más que evidente que el cambio climático está aquí. Debemos darnos cuenta todos de una vez que nos estamos cargando el planeta”, alerta.
Juan López Mejía trabaja en Frilotec, una compañía que provee de aire acondicionado a grandes edificios. Debido a eso no para de viajar a Madrid, aunque él está afincado en Pamplona. También ha notado el aumento de la demanda. “Ha sido algo explosivo.”, asegura. Lleva 17 años en este negocio y, como Jiménez, nunca había visto nada similar. “Actualmente estamos desbordados. No paran de llamarnos preguntando por los presupuestos disponibles”, comenta. Hasta tal punto llega su saturación que se ha planteado no ir a instalar. Esto no perjudica en gran medida a su negocio ya que se centra fundamentalmente en la instalación de aire en ámbitos industriales. Él también es plenamente consciente de la situación climática. “Esto no son cuatro días de calor. Esto va a durar bastante”, asegura.
EL VASO, MEDIO LLENO
Santiago Galván es el dueño de la compañía de instalación de dispositivos de refrigeración Galván Frío Industrial, en la que, a día de hoy, trabajan 16 empleados. Lleva más de 26 años en el sector y, para él, este aumento de la demanda no ha sido de la noche a la mañana, sino que ha ido in crescendo con el paso de los años. No obstante, donde él notó un mayor crecimiento de la demanda fue el año pasado. “En 2021 nuestras ventas aumentaron entre un 15 y un 20 por ciento. No obstante, este 2022 el crecimiento ha sido entre el 7 y el 10 por ciento”, asegura el empresario.
La compañía de Galván se divide en dos grandes sectores: el de climatización y el de refrigeración de procesos industriales. En el primero, se centra en la instalación de dispositivos de refrigeración a sectores comerciales. “Aunque también instalamos aire a familias e individuos”, matiza. Por otro lado, en la refrigeración de procesos industriales, la compañía de Galván se centra en ámbitos más enfocados a la industria. Durante estos años, el aumento de la demanda se ha centrado fundamentalmente en el de climatización. “En los últimos 3 o 4 años ha sido bastante significativo este crecimiento”, declara. “Antiguamente, la climatización estaba sobre todo destinada a empresas. Sin embargo, este año ha aumentado el número de particulares llamando por presupuestos”, confirma.
Para Galván, la instalación de aire acondicionado ha pasado de ser considerado un lujo a una necesidad. “La gente cree que, en un futuro, prácticamente todo el mundo tendrá un dispositivo de refrigeración en casa. Sin embargo, esto no ocurrirá en un futuro lejano: esto está pasando ya”, declara. No obstante, aunque esta situación pueda parecer lucrativa para Galván y el resto de compañías dedicadas a este sector, la implantación de nuevas medidas para paliar el cambio climático pueden afectar negativamente a su negocio. “Si la temperatura máxima a la que se puede poner un aire acondicionado es a 27 grados, tampoco hará mucha falta o no se demandarán dispositivos tan efectivos”, razona el empresario.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE