Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Permiso de conducir

Tres jóvenes de 18 años cuentan su experiencia para sacarse el carné de conducir

Niegan que en su entorno se haya perdido la ilusión por sacárselo, pero admiten conflictos para administrar el tiempo

Ampliar Carolina Aguado, Ángela Manrique y Alison Cristina Tipantasig esperan obtener el carné antes de acabar el verano
Carolina Aguado, Ángela Manrique y Alison Cristina Tipantasig esperan obtener el carné antes de acabar el veranoJesús M Garzaron
Actualizado el 19/08/2022 a las 09:09
Puede que sean la excepción que confirma la regla, pero Alison Cristina Tipantasig Caiza, Ángela Manrique Pérez y Carolina Aguado de la Fuente tienen en común, además de tener 18 años, un mismo entusiasmo por obtener el carné de conducir cuanto antes. En contra de lo que se sostiene respecto al desinterés de las nuevas generaciones por el vehículo particular, estas tres jóvenes insisten en que la gente de su edad está deseando poder coger el coche para ganar independencia tanto de cara al ocio como para cuando toque labrarse un futuro profesional.
Entre los motivos que encuentran para explicar los datos que hablan de un menor número de aspirantes con 18 años, esgrimen que las largas listas de espera para examinarse que a muchos les quitan las ganas. También admiten que el verano se queda corto para encajarlo con los planes con la cuadrilla y las vacaciones con la familia. “Todo el mundo tiene mucha ilusión, pero si no se apunta tanta gente es porque sabes que te va a costar un montón de tiempo sacártelo. Hay que estar pendiente de cuándo te dan fecha para hacer el examen y la gente prefiere dejarlo para cuando esté más liberada”, cuenta Carolina Aguado, que alcanzó la mayoría de edad en agosto del año pasado.
Alison Cristina Tipantasig, que cumplió los 18 en diciembre, asegura que, entre sus amigos, todos están en vías de sacarse el carné. Ella misma se animó siguiendo el consejo de una prima suya un poco mayor que ella: “De cara a trabajar, te da más posibilidades”. Se apuntó a la autoescuela en abril y confía en obtener el carné antes de terminar el verano. Para pagar los algo más de 700 euros que prevé desembolsar, Alison Cristina cuenta con la ayuda económica de sus padres. Y una vez esté aprobada, prevé hacer un uso “equilibrado” del coche, combinándolo con la Villavesa, tanto por conciencia ecológica como por el precio de la gasolina.
CONCIENCIA ECOLÓGICA
En el caso de Carolina Aguado, empezó con el teórico en octubre y logró aprobarlo en abril. Ahora está con las clases prácticas para empezar el próximo curso con el carné en el bolsillo. Tiene ganas de dejar atrás la etapa de estar pendiente del reloj para no perder el autobús, además de para desplazarse a aquellos sitios “a los que no se puede llegar con la Villavesa”. Como solo le queda el práctico, considera que tendrá margen para hacer una escapada con las amigas además de las vacaciones con la familia. “Es bueno sacarse el carné por cualquier necesidad que se pueda tener en el futuro, pero es verdad que hay que intentar reducir su uso para contaminar lo menos posible. Si hay transporte público alternativo, es mejor dejar aparcado el coche”, afirma.
Ángela Manrique tuvo un intento frustrado por aprobar el carné en verano del año pasado. Así se lo propuso nada más cumplir los 18 años, en julio del año pasado, pero tuvo que posponerlo al empezar la universidad. “Me cogí la covid y mi madre me dijo que aprovechara para hacer un intensivo online. Pero luego no sentí la necesidad de tenerlo inmediatamente porque vivo junto a la universidad”, explica. Pero este verano se ha propuesto conseguirlo “del tirón”, tanto el teórico como el práctico. Descarta tirar de coche para salir de fiesta, pero le hace ilusión poder viajar y “ser más independiente” de sus padres.
Entre sus amistades, que comparte con su amiga Carolina Aguado, “hay de todo”. A la mayoría “le hace ilusión” obtener el carné, pero otros lo quieren por pura necesidad al vivir lejos de la universidad y quienes lo quieren simplemente por tenerlo en el currículo. Reconoce que seguirá “tirando mucho de transporte público” incluso cuando pueda conducir porque “sale mejor de precio”. No obstante, también le gustaría “dejar de depender”, cuando pueda, de los horarios de la Villavesa.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora