Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Salud

Salud no ofrece ninguna nueva medida para combatir las listas de espera

La consejera Induráin basa el plan de choque en las peonadas, y asegura que la espera media para una primera consulta ha bajado este año de 113 días a 101

Ampliar La consejera de Salud, Santos Induráin, ayer, en la comisión de Salud del Parlamento foral
La consejera de Salud, Santos Induráin, ayer, en la comisión de Salud del Parlamento foraljesús Garzarón
Actualizado el 28/09/2022 a las 08:03
Salud está “intensificando” la actividad en jornadas extraordinarias, las denostadas peonadas en otros tiempos u horas extras, para reducir las listas de espera sanitarias. Y afirma que sus efectos se notarán “en breve plazo”, según indicó la consejera de Salud. Induráin acudió al Parlamento, a instancias de I-E, para explicar “las medidas para revertir el aumento” de las listas de espera.
Los datos son “elevados”, afirmó Induráin al referirse a los 61.105 pacientes que aguardan una primera consulta y los 7.334 que esperan una intervención quirúrgica. Con todo, las medidas que desglosó la consejera para paliar esta situación fueron consideradas “poco concretas” o “parciales” por grupos como I-E y Geroa Bai, socio de gobierno. Desde Navarra Suma, Cristina Ibarrola apuntó que el plan de reducción de listas “no lo conoce nadie en Salud”.
Y es que Induráin se refirió a aspectos como aumentar la actividad en horario ordinario, sin citar en qué medida ni qué supone, así como la “priorización” clínica y funcional de los pacientes, es decir examinar para qué esperan y por qué con objeto de atender lo más importante y urgente. A ello sumó seguir con el trabajo del ‘volante de derivación’, que ayudaría a priorizar a los pacientes, y la creación de cinco grupos de trabajo (en otorrino, oftalmología, cardiología, trauma, rehabilitación y raquis) para establecer estos criterios de priorización de pacientes pero cuya primera fase de trabajo no se espera hasta final de noviembre.
Potenciar el rol de Enfermería, extender la fisioterapia desde Atención Primaria en Tudela o “pactos de gestión” con equipos fueron otras medidas solo citadas por la consejera. Por ello, la realización de los llamados PLES (Plan de Listas de Espera), con horas extras, en las especialidades con más lista de espera se configuró como una de las medidas más concretas. Cardiología, trauma, rehabilitación, oftalmología, oncología radioterápica, cirugía general, urología, geriatría, digestivo y otorrino son algunas de las especialidades sometidas a estos planes.
DOS DE CADA TRES, SIN CITA PARA CONSULTA
La consejera de Salud apostó en su análisis de las listas de espera por “rebajar el tono dialéctivo”. Y apuntó que espera recuperar la tendencia a una reducción en las cifras para final de año.
A su juicio, el indicador de los ‘tiempos de espera’ debe completar las “macrocifras” de pacientes en lista. Y, concretamente, apuntó que entre principios de 2022 y final de agosto la espera media para primeras consultas ha bajado de 113 días a 101. A este dato sumó que uno de cada tres pacientes ya tienen una fecha para consulta, cuando el año pasado se cerró con un 23% de pacientes con cita, uno de cada cuatro.
Además, la espera media prospectiva, es decir el tiempo que una persona debería espera para ser atendido con el ritmo de actividad que tiene el sistema sanitario, es de 76 días en agosto, los mismos que en diciembre pasado. “Dicho de otra forma más global, puede que haya más gente esperando pero esperarán menos para ser atendidos según esta proyección”, dijo.
Y en intervenciones quirúrgicas resaltó que el porcentaje de los 7.334 pacientes en lista que están fuera del tiempo máximo de espera que marca la Ley de Garantías (120 días o 180 según la operación) ha descendido de un 15% a un 12% de enero a agosto. “Nuestros quirófanos han mantenido un notable nivel rendimiento”, aseguró.
DEL ENVEJECIMIENTO AL DÉFICIT DE PROFESIONALES
Induráin señaló aspectos que impactan en las listas de espera como el verano, ya que los profesionales cogen vacaciones; el déficit de profesionales, el envejecimiento de la población y la pandemia. Las personas con derecho a atención, dijo, se han incrementado en 25.394 hasta llegar a 653.395. Según dijo, no son “excusas”, como tampoco la pandemia, pero si son apreciaciones que hay que poner encima de la mesa. Ante esta situación, el reto es pasar del “modo contención” al “modo reducción” dando “soluciones reales a los afectados a lo largo de los próximos meses”.
Todo, añadió, sin olvidar que el Servicio Navarro de Salud ha protegido los procesos y atenciones urgentes y no demorables, como son las relativas a oncología con los circuitos rápidos de cáncer de colon, mama y pulmón. “El sistema público de salud ha atendido, atiende atenderá lo más urgente e importante”.

NA+ dice que las quejas por listas suben un 21% y le pide “que se vaya”

Inaceptables. Los grupos políticos no dudaron en reprender a la consejera de Salud por los datos de las listas de espera y le instaron a “ponerse las pilas”. Así lo hizo Marisa de Simón (I-E), que había solicitado la comparecencia, y desde Bildu le animaron a “tomar cartas en el asunto”. Navarra Suma pidió directamente a la consejera que dimita. “Váyase si no sabe resolver los problemas”, le dijo Cristina Ibarrola. “Los datos son lamentables y le toca rendir cuentas”, añadió.
Incluso Geroa Bai, socio de gobierno, mostró su preocupación. “No podemos obviar las demandas sin resolver que no están siendo atendidas en tiempos aceptables”, apuntó Ana Ansa. Y Patricia Fanlo (PSN) no tuvo más remedio que admitir que las listas de espera “no son las más aceptables, ni deseables”. Con todo, consideró que se está atendiendo a la población. “Por eso crecen las listas de espera”, dijo.
UN PLAN DE ACCIÓN
De Simón (I-E) achacó a la consejera que las propuestas para bajar listas no eran “tan concretas como esperaba” y en la nueva situación postcovid destacó que hay “lagunas” de eficiencia y eficacia “más que evidentes que ningún gobierno se atreve a abordar”. “¿Hace falta cerrar los quirófanos en verano?, ¿Hace falta tanta productividad?”, preguntó.
Ibarrola (NA+) apuntó que las quejas por las listas de espera han crecido un 21%. Criticó a Induráin por buscar excusas y por citar un plan que “no conoce nadie, ni en Salud”. “Artundo ya dijo hace un año que iban a priorizar”, añadió. Una critica a Artundo que compartió Txomin González (Bildu) para quien es preciso pensar cómo rentabilizar las infraestructuras sanitarias. “Hay que dar un paso más”, dijo. Para ello, pidió un esfuerzo inversor.
Ante esta situación, Ansa (Geroa Bai) afirmó que se necesita un “enfoque global. Y ya”, enfatizó. “Más allá de estas mejoras a corto plazo hay que tener una mirada más larga”. Y pidió un plan integral para mejorar la eficiencia del sistema en un marco de cambio demográfico, más allá de los “planes parciales” y por especialidades que presentó la consejera.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora