Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Seguridad

Movilización interna en Policía Foral en protesta por las condiciones laborales

Exigen medidas “urgentes” ante la falta de desarrollo de la Ley de Policías de Navarra y la falta de personal que se suple con ‘llamamientos forzosos’

Ampliar Cordón de policías forales en los momentos previos a uno de los encierros de los pasados Sanfermines pamploneses
Cordón de policías forales en los momentos previos a uno de los encierros de los pasados Sanfermines pamplonesesj.c.cordovilla
Actualizado el 29/09/2022 a las 16:31
El malestar interno en buena parte de la Policía Foral por las condiciones laborales y falta de personal en el cuerpo va cristalizando en nuevas movilizaciones. A la denuncia pública que la semana pasada aglutinó a todos los agentes del área de Seguridad Ciudadana de Pamplona y Tudela se han sumado en los siguientes días todas las comisarías territoriales (Estella, Tafalla, Elizondo, Alsasua y Sangüesa), así como la División de Intervención. En total, unos 300 agentes. A partir de la semana que viene, además, se anuncian concentraciones frente al Parlamento de Navarra.
Las reivindicaciones vienen de lejos y en este caso, principalmente, se refieren a la falta de desarrollo de la Ley de Policías de Navarra (cuyos reglamentos de jornadas y retribuciones debían haberse aprobado para 2019) y al déficit de personal que obliga a los agentes a acudir a su puesto en su tiempo libre para cubrir necesidades, algo que se ha intensificado este verano. Pero si en los últimos tiempos las reivindicaciones contra el departamento de Interior el Gobierno de Navarra y la jefatura del cuerpo habían procedido de sindicatos y la comisión de personal, la movilización interna que eclosionó la semana pasada cuenta con un elemento diferenciador: ha sido impulsada por los propios agentes. Lo hicieron con un comunicado público respaldado por el Área de Seguridad Ciudadana, que incluía una docena de peticiones urgentes y un plante para acudir a los llamamientos voluntarios por falta de personal, denunciando ‘llamamientos forzosos’ por necesidades de servicio. Ese mismo día, una vez hecho público el comunicado, los sindicatos APF, CSIF/SPF y CCOO mostraron su respaldo.
“Esto no es algo nuevo, ni una ‘pataleta’, sino la acumulación de muchos años vendiéndonos humo, aprovechándose de la buena voluntad de los agentes, de su tiempo libre, de una plantilla mermada de efectivos e interinidades que se perpetúan en el tiempo. Estamos hartos”, concluía el manifiesto, en el que también se denunciaban el recurso de los ‘llamamientos forzosos’ como respuesta a las movilizaciones.
Esta semana, en un nuevo escrito respaldado por los agentes movilizados, y al que se invita a sumarse al resto de unidades, se anuncian nuevas medidas ante la respuesta que han ofrecido desde la Jefatura de la Policía Foral, a la que invitan a reunirse con los responsables del departamento de Interior, no con los agentes que están detrás de las movilizaciones. Entre los nuevos pasos, anuncian que se va a solicitar “por escrito” que se justifique cada llamamiento forzoso que se realice, solicitarán que no se realicen estas prácticas por conciliación familiar, denunciarán cada llamamiento forzoso injustificado y anuncian movilizaciones para todos los jueves a partir de la semana que viene.
Desde Prevención Tudela, en los últimos días también se ha expresado públicamente el malestar ante la situación. “Ya han tocado fondo”, concluían, para denunciar el caso sufrido por un compañero de la unidad. Según exponían en su comunicado, a un agente le exigieron explicaciones cuando se opuso a acudir a un ‘llamamiento forzoso’ en su tiempo libre por tener que estar al cuidado de sus hijos. Cuando respondió que no tenía que dar explicaciones de lo que hacía en su tiempo libre, expresa el comunicado de la unidad, le respondieron que si no se retractaba y acudía se iniciaría un proceso sancionador, siempre según el comunicado.
Desde el seno del Cuerpo autonómico hablan de un “hartazgo” por una situación que achacan a la “inacción” del departamento de Interior. Los agentes de Policía Foral denuncian tener unas condiciones laborales, especialmente retributivas, “peores que las de Guardia Civil, Policía Nacional y algunas policías locales”, cuando, según exponen, también prestan servicios que ayuntamientos no en cubiertos con sus propias policías. Como principal solución a la falta de personal y la “sobrecarga de trabajo” apunta a la creación de una bolsa de horas (cinco días más de trabajo al año por agente con una compensación económica), prevista en la Ley de Policías pero no desarrollada.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora