Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

TSJN

Las víctimas del juicio por homofobia en un restaurante de Pamplona: "Fue un bufet libre de insultos"

Este viernes se ha celebrado en la Audiencia de Navarra el juicio contra dos jóvenes acusadas de insultar y denigrar a una pareja de homosexuales en un restaurante

Ampliar Las víctimas del juicio por homofobia en un restaurante de Pamplona:
Descripción de la imagen
Actualizado el 08/10/2022 a las 10:07
La actitud de dos mujeres en un asador de Zizur Mayor fue tan “horrorosa” con una pareja de hombres, a los que lanzaron continuos insultos homófobos mientras comían, que entre 30 y 40 clientes se marcharon dejando su nombre y teléfono por si algún día las víctimas los necesitaban como testigos a su favor. Algunos de ellos acudieron este viernes al juicio, en el que la fiscal reclamó 2 años de cárcel para cada una por un delito de odio. Una acusada no quiso declarar y la que lo hizo negó insultos: dijo que utilizaban “marica” como sinónimo de “tío”, según la jerga colombiana.
La versión de los denunciantes fue muy distinta. Contaron que el día de Reyes del año pasado acudieron a comer al restaurante en el segundo turno (eran tiempos de covid) y se sentaron al lado de una mesa “muy alborotada”, donde estaban de sobremesa las dos acusadas y el exnovio de una de ellas. En un momento dado, un hombre se levantó y besó a su novio, lo que fue advertido por las acusadas. “Mira, se están besando, son maricones”, gritaron. Decidieron “pasar” de ellas, pero como seguían molestando con su volumen, uno de ellos se dio la vuelta y le pidió “educadamente” si podían bajar el tono. Y ellas, relató el denunciante, respondieron así: “Nos va a mandar callar un gordo de mierda, y encima maricón”. Ellos decidieron seguir a lo suyo, pero los insultos fueron a más: “Fue como un bufet libre de ataques e insultos a mi sexualidad, un espectáculo con público. Seguían con sus risas, con sus cánticos de “maricones”, gritos... Se levanto y les dijo que su condición sexual no era de su incumbencia y que eran “unas homófobas”. Y lo hizo con tal educación que todo el comedor rompió en aplausos a su favor y en abucheos contra las acusadas. Pero ellas seguían con los insultos (“gordo”, “putos maricones, españoles teníais que ser”, “no tenemos la culpa de que seáis homosexuales”...) hasta tal punto de que uno rompió a llorar. “Nunca me había pasado algo así. En la calle me da igual, pero en un restaurante, delante de todo el mundo, cómo se jactaban con los insultos mientras brindaban y lo celebraban.”. Su pareja corroboró la versión. “Nos humillaron delante de todos”.
Una acusada negó las acusaciones. Reconoció que estaban “un poco tomadas” y que uno de los denunciantes les gritó: “¿Os podéis callar la puta boca?” Entonces, añadió, empezaron a discutir. Negó que se refirieran a su condición sexual. “El exnovio de mi amiga es colombiano (ellas son de Ucrania y Paraguay) y entre nosotros decíamos ‘marica’, que en Colombia es una expresión como “tío” o “joder”, pero era en nuestra mesa, era una conversación privada”, dijo, lo que fue escuchado por uno de los denunciantes, que se levantó y se lo reprochó. “Pero nunca me referí a su físico ni a su condición sexual. Todo se sacó de contexto. Vi que había llegado muy lejos y fui a pedirles disculpas, pero estaban superenfadados y no las aceptaron”.
La encargada del restaurante respaldó a las víctimas, a las que no conocía: “Fueron muy educados. Pero la actitud de ellas fue horrorosa, un escándalo, insultos... En 35 años no he visto nada igual”. El personal les llamó la atención varias veces, hasta que avisaron a Policía Foral. Cuando ya se marchaban las acusadas, una se volvió para comprar su tercera botella de Moet Chandon para llevársela. “No se iban muy disgustadas...”
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora