Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

audiencia

El príncipe Felipe recibe al chocolatero navarro Jesús Subiza

Ampliar El príncipe Felipe recibe al chocolatero navarro Jesús Subiza
El príncipe Felipe recibe al chocolatero navarro Jesús Subiza
  • EFE. Pamplona
Actualizado el 09/01/2013 a las 16:59
El Príncipe de Asturias recibió este miércoles en audiencia a los galardonados en la XI edición de los premios "Autónomo del Año", entre ellos el chocolatero navarro Jesús Subiza, de 90 años, quien se ha llevado el reconocimiento a la Trayectoria Profesional. 

El nonagenario, que sigue al frente de su tienda "Chocolates Subiza" de Pamplona, fundada por su bisabuelo en 1841, ha viajado a Madrid acompañado de una hija.

La recepción de Don Felipe ha sido a los galardonados en la XI edición de los premios "Autónomo del Año", una iniciativa con la cual la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) reconoce anualmente la labor de personas, medios de comunicación, instituciones y empresas en favor de los autónomos.

La entidad pretende poner de relieve "el trabajo bien hecho" y destacar "ejemplos a seguir que ayuden a dignificar la figura del microempresario", animando además a la sociedad a apoyar a los autónomos como "principal elemento del tejido productivo del país".

En el caso de Subiza, la designación como Premio Autónomo del Año 2012 a la Mejor Trayectoria Profesional fue hecha pública el pasado mes de noviembre en atención a "su perseverancia, perfección, tesón y gusto por el trabajo bien hecho".

Jesús Subiza es para el jurado de los premios un autónomo tenaz, ejemplo que puede "servir de faro" para el resto de los más de tres millones de autónomos que hay en España y para todos los que quieren iniciar un negocio.

A sus 90 años, sigue abriendo cada mañana "su afamada tienda de la calle Amaya en Pamplona", un ejemplo de "perseverancia, perfección, tesón, gusto por el trabajo bien hecho y ejemplo de todos aquellos que quieren iniciar un negocio, eso es lo que representa Jesús Subiza, destacó en un comunicado ATA.

Chocolates Subiza nació en 1841, fundada por el bisabuelo de Jesús Subiza en la localidad navarra de Erro, y, desde entonces, el negocio de fabricar y vender chocolate fue continuado de padres a hijos superando guerras, gobiernos, crisis económicas y el impacto de las grandes superficies.

La calidad artesanal y la tradición le han hecho famoso y, algo más, Jesús Subiza es el chocolatero más antiguo de Europa, según el comunicado de ATA, que recuerda que hasta Ernest Hemingway "no pudo resistirse a la tentación de probar" una de las 5.000 tabletas que fabrica cada día y que distribuye dentro y fuera de España.

Este galardón forma parte de la XI Edición de los Premios Autónomo del Año, que entrega la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA para poner de relieve la labor de personas, instituciones, medios de comunicación y empresas a favor de este colectivo.

Se trata de reconocer el trabajo bien hecho y destacar ejemplos a seguir que ayuden a dignificar la figura del microempresario y animen a la sociedad, según la federación, a continuar apoyando al principal elemento del tejido productivo del país que son los autónomos.

Los galardones al Autónomo del Año se entregaron el 21 de noviembre en Madrid, donde además de Subiza fueron reconocidos el Programa Emprendedores 2020, con el Premio Autónomo del Año 2012; la Secretaria de Estado de Comercio, como Mejor Iniciativa Institucional; la Asociación Auto-Taxi de Madrid, por Fomento del Asociacionismo; y la publicación "Emprendedores & Empleo", a la Mejor labor periodística.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE