Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Food truck

Y el café llegó a Sarriguren gracias a Lucía Jiménez

Fue así, en lo cotidiano. Su hermana, empleada en la Ciudad de la Innovación, se lamentaba de no poder tomar un buen café a media mañana. Lucía recogió el testigo y hoy regenta una food truck

Ampliar Y el café llegó a Sarriguren
Y el café llegó a Sarriguren
Actualizado el 17/03/2021 a las 15:15
A la Ciudad de la Innovación le faltaba el café. Y no es que lo afirmen estas líneas, sino que la realidad evidencia una hipótesis más que comprobada. Y sino que se lo pregunten a Lucía Jiménez, tafallesa que ha decidido ponerle remedio gracias a una food truck que ha instalado de manera permanente a las puertas de las compañías que componen este espacio tecnológico. Hablamos de Acciona, Siemens-Gamesa, Ingeteam, Cener...
Todo comenzó gracias a su hermana María. Empleada en Gamesa, llevaba tiempo comentando que a la zona le faltaba algo, que con la máquina de café de la empresa no era suficiente. Y tanto, tanto se repitió la observación que las palabras se materializaron. “Siempre he sido muy cafetera, pero no me había planteado esto hasta ahora”, explica desde su nuevo negocio, abierto hace apenas unos días.
Tiempo más que suficiente para que muchos trabajadores hayan optado por intercambiar el descanso dentro de los edificios por aire libre y un café. Pero no solamente eso, sino que Lucía ofrece bollería, tostadas dulces o saladas, pan tumaca, pinchos variados y hasta hamburguesas o bocadillos. Incluso se ha sumado a la moda del encargo. “Hay gente que sale de trabajar y necesita ir a por sus hijos o al pueblo, y así recoge la comida en el momento”, cuenta esta emprendedora.
TODOS A UNA
Pero como todo en esta vida, las cosas necesitan su tiempo. “En octubre de 2019 nos pusimos a mirar para ver qué teníamos que hacer para poner todo en marcha, trámites con el Ayuntamiento...”, rememora. Paso a paso hasta febrero para rematar los permisos. Y, con todo a las puertas, llegó la pandemia. “¡Menudo momento!”, bromea.
Por esto mismo, Lucía agradece sobremanera todas las muestras de cariño, sugerencias, aportaciones... “La artista Leire Martínez, que es de mi cuadrilla, nos creó el diseño; la imprenta Goldaracena nos asesoró desde el principio; y hasta un amigo me regaló la cafetera”. Y así, con las barras por barnizar y el datáfono en camino, Lucía sigue el horario de los trabajadores de este enclave de Sarriguren. De siete y media incluso a cuatro de la tarde. “Me voy amoldando”, dice.
A goteo, la clientela va disfrutando del café. La fila se acumula y Lucía no pierde la sonrisa. “He venido para quedarme”, ríe.
volver arriba

Activar Notificaciones