Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

Las quejas de una vecina de Pamplona por la bajera que elabora cerveza bajo su casa

Dice que la elaboración de cerveza en una bajera en su edificio le provoca molestias en casa, por olores, polvo y calor. El consistorio lo inspecciona con nulo resultado y la vecina sigue en sus trece

Ampliar Cuando la cerveza huele 'mal'
Cuando la cerveza huele 'mal'
Actualizado el 20/03/2021 a las 08:47
Se ha convertido en la excusa perfecta. Salir a disfrutar de una cerveza en compañía de amigos o parejas acarrea un elenco de beneficios a nivel social y emocional que nunca están de más. Y menos, mucho menos, en tiempos de pandemia, donde la interacción despreocupada se ha quedado anclada en marzo de 2020. Ahora bien, ¿qué sucede si la elaboración de esa cerveza provoca malestar? Es precisamente lo que le está sucediendo a una vecina de Pamplona.
La afectada, que reside en la cuarta planta de un edificio en cuyo bajo hay una bajera destinada a fabricación y venta de esta archiconocida bebida, denunció ante el Ayuntamiento de Pamplona que los propietarios se dedicaban a su elaboración durante la noche. Según explica, esta práctica nocturna le viene ocasionando diversas molestas que afectan a su vida diaria. “La actividad desarrollada hace que se caliente el edificio y las paredes de las viviendas; y que se filtren olores y polvo a través de los conductos de escape. Incluso se produce una nube de suciedad en el interior de la casa”, cuenta la afectada. Dada la problemática, dice, el resto de sus vecinos se han visto en la obligación de acometer obras para no tener que soportar dichas molestias. El problema es que ella carece de capacidad económica suficiente. “He hecho todo lo posible: pintar las paredes como medida de aislamiento, taponar con plástico algunas vías de escape de gases y olores...”, enumera. Sin embargo, ha sido claramente insuficiente. En una maniobra desesperada, añade, ha puesto su piso en venta, a sabiendas de que es incapaz de hacer frente a la adquisición de uno nuevo y se trata de una persona mayor.
DOS MEDICIONES
Desde el servicio de Ingeniería Ambiental municipal se constata que se realizaron varias inspecciones en la citada dirección. “No se encontraron instalaciones generadoras de los olores que la vecina denunciaba. Tampoco se percibieron olores en el momento de la inspección y el shunt del baño estaba tapado”, declaran los técnicos. En la misma línea de actuación, desde el Ayuntamiento de Pamplona se volvió a personarse en la vivienda de la afectada. En dicha inspección se constató que en el local no había equipos e instalaciones que demostrasen que se había elaborado cerveza. Asimismo, no había maquinaria que generase olores y solamente se dedicaban a la venta de cerveza y productos. Tampoco en esta ocasión se apreció en casa de la demandante olor achacable a la actividad.
Ante dichas actuaciones y no apreciando molestia ni incumplimiento, las técnicas del servicio de Ingeniería Ambiental informaron a la afectada que se procedía a la finalización de las actuaciones y archivo del expediente. Desde el Defensor del Pueblo proponen al consistorio que realice una inspección en horario nocturno, si así lo pidiese la interesada.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE